Mathieu Kamba llega derrochando ganas

CMB 13-10-2020 - Melilla Baloncesto

  • El escolta asegura que aterriza “en bastante buena forma” y con ganas de “aprenderme las jugadas, cómo juegan los demás…”

El escolta Mathieu Kamba ya está en Melilla y a disposición de Alejandro Alcoba. Tras completar su primera sesión de trabajo como azulino, ha hablado para los medios del Melilla Baloncesto explicando cómo se siente entrenando con el resto de sus compañeros.

“Me siento bien de estar en Melilla”. Son sus primeras sensaciones y añade que “ha sido un largo tiempo para venir y esperando para poder viajar, pero estoy feliz de estar aquí y ver qué puedo hacer por el equipo”.

Cuestionado por el primer entrenamiento, reconoce que “fue bastante bien. Un poco cansado de no parar durante el entreno, pero convencido con que mejorará y cada día será mejor”. Y se muestras optimista en el aspecto físico porque “llego en bastante buena forma. En Canadá los pabellones están abiertos, así que he podido trabajar. La diferencia de entrenar el cinco para cinco y que el entrenamiento individual siempre sea más suave es la gran diferencia que he notado”.

Su asignatura pendiente, así lo asumen, es la adaptación al grupo y a lo que pide el entrenador. “Es la cosa más importante. Aprenderme las jugadas, cómo juegan los demás y ver como estoy yo mismo. Así que creo que es lo más importante”.

Eso sí, quiere jugar ya. “Estoy preparado para el primer partido. He estado ya durante dos años y se cómo funciona. Conozco mi rol esta temporada y lo que puedo ayudar para ganar partidos”.

Mathieu Kamba llega derrochando ganas

  • El escolta asegura que aterriza “en bastante buena forma” y con ganas de “aprenderme las jugadas, cómo juegan los demás…”

El escolta Mathieu Kamba ya está en Melilla y a disposición de Alejandro Alcoba. Tras completar su primera sesión de trabajo como azulino, ha hablado para los medios del Melilla Baloncesto explicando cómo se siente entrenando con el resto de sus compañeros.

“Me siento bien de estar en Melilla”. Son sus primeras sensaciones y añade que “ha sido un largo tiempo para venir y esperando para poder viajar, pero estoy feliz de estar aquí y ver qué puedo hacer por el equipo”.

Cuestionado por el primer entrenamiento, reconoce que “fue bastante bien. Un poco cansado de no parar durante el entreno, pero convencido con que mejorará y cada día será mejor”. Y se muestras optimista en el aspecto físico porque “llego en bastante buena forma. En Canadá los pabellones están abiertos, así que he podido trabajar. La diferencia de entrenar el cinco para cinco y que el entrenamiento individual siempre sea más suave es la gran diferencia que he notado”.

Su asignatura pendiente, así lo asumen, es la adaptación al grupo y a lo que pide el entrenador. “Es la cosa más importante. Aprenderme las jugadas, cómo juegan los demás y ver como estoy yo mismo. Así que creo que es lo más importante”.

Eso sí, quiere jugar ya. “Estoy preparado para el primer partido. He estado ya durante dos años y se cómo funciona. Conozco mi rol esta temporada y lo que puedo ayudar para ganar partidos”.