Carlos Gómez los quiere a tope desde el primer partido

UDM 11-09-2020 - UD Melilla

  • El preparador físico azulino asume, eso sí, que el parón de cinco meses condiciona la vuelta al trabajo

Cuando casi se cumple una semana desde que la Unión Deportivo Melilla arrancó la pretemporada, hablamos con el preparador físico del club, Carlos Gómez, para conocer de primera mano cómo han llegado los jugadores a estos primeros entrenamientos y como se ha planificado esta pretemporada.

El preparador físico azulino reconoce que le ha sorprendido el buen estado físico en la que han llegado la totalidad de los jugadores: “Me ha sorprendido bastante el buen estado en el que ha llegado los jugadores y se nota que han realizado un trabajo previo. Han sabido planificar este complejo periodo que hemos pasado de pandemia. Esperaba que llegarán algo más limitados o menos adaptados al trabajo, pero me ha gustado mucho lo que he visto en estos primeros días”.

Carlos Gómez asegura que el trabajo en estos momentos se enfoca, en el plano físico, en un trabajo preventivo y de vuelta al trabajo, tras más de cinco meses de parón por el coronavirus: “Han sido cinco meses prácticamente parados, algo que obviamente condiciona el trabajo. A esto tenemos que sumar la tardanza con la que hemos conocido cuando iba a comenzar la competición, lo que nos ha limitado en cierta manera. Al final nos vamos adaptando y es lo que estamos intentando hacer estas primeras semanas con los futbolistas con mucho trabajo preventivo, para evitar lesiones en este periodo de pretemporada, donde siempre se suele introducir mucha más carga de trabajo”.

“Es por lo que más nos estamos preocupando. Utilizamos monitorización de la frecuencia cardiaca y dispositivos para controlar la carga externa. También estamos muy atentos a la fatiga que pueda presentar el jugador. Siempre tratando de ajustar todo para no ocurra ninguna adversidad”, añade.

El nuevo modelo de competición será otro de los aspectos que se han tenido en cuenta a la hora de planificar este trabajo de pretemporada: “Esta temporada es atípica por todos los condicionantes que implica el sistema de competición y por el coronavirus. La intención es empezar con el equipo fuerte desde la primera jornada e intentar conseguir desde el principio esa dinámica ganadora”.

Todo esto, asegura Carlos Gómez, lleva a que todo el trabajo se centre básicamente en microciclos y no en un trabajo a largo plazo: “Es muy complicado planificar físicamente. A todos los problemas de lesiones que surgen siempre durante una temporada, ahora tenemos que incluir posibles parones por la pandemia. Al final no puedes periodicidad a largo plazo y acabamos trabajando microciclos”.

Para concluir, y sobre lo que más la ha sorprendido en estos primeros entrenamientos, Gómez no duda en señalar las ganas de todos los jugadores: “Me está gustando mucho todo lo que respiro dentro del grupo. Lo que llevo trabajando con ellos se ve que son todos jugadores con hambre. Creo que es una temporada de hacer un buen año, ser felices y disfrutar”.

Carlos Gómez los quiere a tope desde el primer partido

  • El preparador físico azulino asume, eso sí, que el parón de cinco meses condiciona la vuelta al trabajo

Cuando casi se cumple una semana desde que la Unión Deportivo Melilla arrancó la pretemporada, hablamos con el preparador físico del club, Carlos Gómez, para conocer de primera mano cómo han llegado los jugadores a estos primeros entrenamientos y como se ha planificado esta pretemporada.

El preparador físico azulino reconoce que le ha sorprendido el buen estado físico en la que han llegado la totalidad de los jugadores: “Me ha sorprendido bastante el buen estado en el que ha llegado los jugadores y se nota que han realizado un trabajo previo. Han sabido planificar este complejo periodo que hemos pasado de pandemia. Esperaba que llegarán algo más limitados o menos adaptados al trabajo, pero me ha gustado mucho lo que he visto en estos primeros días”.

Carlos Gómez asegura que el trabajo en estos momentos se enfoca, en el plano físico, en un trabajo preventivo y de vuelta al trabajo, tras más de cinco meses de parón por el coronavirus: “Han sido cinco meses prácticamente parados, algo que obviamente condiciona el trabajo. A esto tenemos que sumar la tardanza con la que hemos conocido cuando iba a comenzar la competición, lo que nos ha limitado en cierta manera. Al final nos vamos adaptando y es lo que estamos intentando hacer estas primeras semanas con los futbolistas con mucho trabajo preventivo, para evitar lesiones en este periodo de pretemporada, donde siempre se suele introducir mucha más carga de trabajo”.

“Es por lo que más nos estamos preocupando. Utilizamos monitorización de la frecuencia cardiaca y dispositivos para controlar la carga externa. También estamos muy atentos a la fatiga que pueda presentar el jugador. Siempre tratando de ajustar todo para no ocurra ninguna adversidad”, añade.

El nuevo modelo de competición será otro de los aspectos que se han tenido en cuenta a la hora de planificar este trabajo de pretemporada: “Esta temporada es atípica por todos los condicionantes que implica el sistema de competición y por el coronavirus. La intención es empezar con el equipo fuerte desde la primera jornada e intentar conseguir desde el principio esa dinámica ganadora”.

Todo esto, asegura Carlos Gómez, lleva a que todo el trabajo se centre básicamente en microciclos y no en un trabajo a largo plazo: “Es muy complicado planificar físicamente. A todos los problemas de lesiones que surgen siempre durante una temporada, ahora tenemos que incluir posibles parones por la pandemia. Al final no puedes periodicidad a largo plazo y acabamos trabajando microciclos”.

Para concluir, y sobre lo que más la ha sorprendido en estos primeros entrenamientos, Gómez no duda en señalar las ganas de todos los jugadores: “Me está gustando mucho todo lo que respiro dentro del grupo. Lo que llevo trabajando con ellos se ve que son todos jugadores con hambre. Creo que es una temporada de hacer un buen año, ser felices y disfrutar”.