El Vecindario desactiva la trampa melillense

CVM/Vecindario 01-03-2020 - Voleibol

Los canarios se adjudican su cuarta victoria consecutiva a costa del C.V. Melilla

ACE

Los grancanarios logran su 2ª victoria histórica en casa ante un CV Melilla que peleó lo indecible pero que nada pudo hacer para contrarrestar la eficacia en defensa y en ataque de los hombres de Sánchez Jover (3-1).

Grancanarios y melillenses se enfrentaban en un partido marcado por los diferentes objetivos de ambos contendientes, con los locales peleando por alcanzar la 4ª plaza y los visitantes deseosos de aguar la fiesta al Vecindario y maquillar su temporada con una victoria de prestigio a domicilio.

Melilla vende cara su piel en un primer asalto igualado

El partido arrancaba con el Vecindario dando la alternativa a Matías Ocampo en la dirección, con Manu Carvalho formando pareja con Moisés como central y Masso estrenando titularidad, en una oportunidad de Sánchez Jover a los menos habituales en un primer set en el que la igualdad y las alternancias en el marcador impedían dominar a ninguno de los dos equipos el ritmo del choque que cruzaba el ecuador del primer asalto con un 12 iguales.

Vecindario aprovechaba los errores del Melilla para abrir una pequeña brecha de 3 puntos que obligaba a Abdelkader a detener el crono en busca de soluciones que evitasen el despegue en el marcador de los canarios.

La reacción visitante no se hacía esperar, corrigiendo los errores propios para equilibrar el marcador con un 17 iguales que hacía justicia a lo visto hasta el momento sobre el parqué de Santa Lucía.

La mejoría del Melilla obligaba a Sánchez Jover a tomar cartas en el asunto agotando un tiempo muerto con 18-19 en el luminoso, para retomar el mando del set en la recta final, metiendo la directa para cerrar el primer asalto con un 25-23 tras un golpeo imparable de Moisés Cézar, imponiendo su ley en la red.

Vecindario no encuentra su mejor versión y cae en el segundo set

Melilla volvía a adjudicarse el primer punto en el segundo set, pero el Vecindario reaccionaba de inmediato volviendo el partido a entrar en una fase de igualdad y de alternancias en el marcador, sin un dominador  claro del partido.

Vecindario atravesaba por un pequeño bache en su juego y los visitantes aprovechaban para poner tierra de por medio en el marcador llegando al ecuador del segundo asalto, obligando a Sánchez Jover a consumir un tiempo muerto en busca de soluciones con un inquietante 7-12 en el marcador.

Los locales no terminaban de encontrar su mejor juego y los de Abdelkader jugaban con la tranquilidad del que no se juega nada y la de tener el marcador claramente a favor, obligando a Sánchez Jover a buscar soluciones en un nuevo tiempo muerto con 13-18 en el marcador.

La confianza de Melilla crecía durante el set ante un Vecindario que no terminaba de encontrar la solidez necesaria para remontar el marcador adverso, claudicando por un claro 20-25 que devolvía las tablas al marcador (1-1).

Vecindario recupera sensaciones y se impone con claridad en el tercer asalto

Marcelo Hister con un violento remate en la red inauguraba el tercer asalto que servía a los de Sánchez Jover para tomar la primera ventaja que crecería hasta los 4 puntos en los primeros compases del set (6-2).

Melilla no se descomponía y tiraba de pico y pala para recortar el colchón de puntos de los grancanarios que mantenían su eficacia en ataque obligando a Abdelkader a detener el tiempo con 13-9 en el marcador, para evitar ceder por la vía rápida el tercer set.

La receta del técnico melillense no surtía el efecto deseado y Vecindario sacaba a la luz su mejor voleibol para elevar su renta hasta los 8 puntos, obligando a los visitantes a consumir un nuevo tiempo muerto para cortar la buena racha de los locales (18-10).

La reacción de los melillenses esta vez sí que surtía efecto, endosando a su rival un parcial de 0-4 que les acercaba peligrosamente en el marcador, obligando a Sánchez Jover a detener el juego sensiblemente enfadado con los últimos juegos disputados, recuperando los canarios las buenas sensaciones en la recta final del asalto.

Melilla se resistía pero Vecindario no soltaba a su presa y Luca Biliato se encargaba de cerrar el tercer asalto con un remate imparable que les daba a los grancanarios la victoria parcial en el set por 25-21, recuperando el mando general en el partido (2-1).

Vecindario no da opciones al Melilla y suma su 4ª victoria consecutiva

Un triple bloqueo de los grancanarios les permitía empezar comandando el cuarto set ante un Melilla con la soga al cuello que necesitaba sumar un nuevo triunfo parcial para forzar el tie-break y no decir adiós al partido.

Melilla intentaba contrarrestar el buen juego canario en defensa y en ataque pero sin lograr acercarse en el marcador a un Vecindario necesitado de puntos y que sin hacer su mejor partido de la temporada le bastaba para mantener una cómoda ventaja de 3 puntos en el ecuador del asalto (12-9).

Los de Abdelkader no entregaban la cuchara llegando a colocar el 12 iguales que no tardarían en romper nuevamente los locales, para volver a distanciarse en el marcador obligando al Melilla a solicitar un tiempo muerto con 15-12 en el marcador.

El Melilla veía como el Vecindario volvía a alejarse en el electrónico y solicitaba un tiempo muerto con 19-15 para intentar cortar la buena dinámica de los canarios que mantenían el control total hasta el momento decisivo del set.

Los de Sánchez Jover no soltaban el pie del acelerador y su rival veía evaporarse sus opciones de remontada con cada bola en juego, recayendo la victoria final en el set en el bando canario (25-17), para terminar adjudicándose el partido por 3-1, logrando su 4º triunfo consecutivo.

ACE

El Vecindario desactiva la trampa melillense

Los canarios se adjudican su cuarta victoria consecutiva a costa del C.V. Melilla

Los grancanarios logran su 2ª victoria histórica en casa ante un CV Melilla que peleó lo indecible pero que nada pudo hacer para contrarrestar la eficacia en defensa y en ataque de los hombres de Sánchez Jover (3-1).

Grancanarios y melillenses se enfrentaban en un partido marcado por los diferentes objetivos de ambos contendientes, con los locales peleando por alcanzar la 4ª plaza y los visitantes deseosos de aguar la fiesta al Vecindario y maquillar su temporada con una victoria de prestigio a domicilio.

Melilla vende cara su piel en un primer asalto igualado

El partido arrancaba con el Vecindario dando la alternativa a Matías Ocampo en la dirección, con Manu Carvalho formando pareja con Moisés como central y Masso estrenando titularidad, en una oportunidad de Sánchez Jover a los menos habituales en un primer set en el que la igualdad y las alternancias en el marcador impedían dominar a ninguno de los dos equipos el ritmo del choque que cruzaba el ecuador del primer asalto con un 12 iguales.

Vecindario aprovechaba los errores del Melilla para abrir una pequeña brecha de 3 puntos que obligaba a Abdelkader a detener el crono en busca de soluciones que evitasen el despegue en el marcador de los canarios.

La reacción visitante no se hacía esperar, corrigiendo los errores propios para equilibrar el marcador con un 17 iguales que hacía justicia a lo visto hasta el momento sobre el parqué de Santa Lucía.

La mejoría del Melilla obligaba a Sánchez Jover a tomar cartas en el asunto agotando un tiempo muerto con 18-19 en el luminoso, para retomar el mando del set en la recta final, metiendo la directa para cerrar el primer asalto con un 25-23 tras un golpeo imparable de Moisés Cézar, imponiendo su ley en la red.

Vecindario no encuentra su mejor versión y cae en el segundo set

Melilla volvía a adjudicarse el primer punto en el segundo set, pero el Vecindario reaccionaba de inmediato volviendo el partido a entrar en una fase de igualdad y de alternancias en el marcador, sin un dominador  claro del partido.

Vecindario atravesaba por un pequeño bache en su juego y los visitantes aprovechaban para poner tierra de por medio en el marcador llegando al ecuador del segundo asalto, obligando a Sánchez Jover a consumir un tiempo muerto en busca de soluciones con un inquietante 7-12 en el marcador.

Los locales no terminaban de encontrar su mejor juego y los de Abdelkader jugaban con la tranquilidad del que no se juega nada y la de tener el marcador claramente a favor, obligando a Sánchez Jover a buscar soluciones en un nuevo tiempo muerto con 13-18 en el marcador.

La confianza de Melilla crecía durante el set ante un Vecindario que no terminaba de encontrar la solidez necesaria para remontar el marcador adverso, claudicando por un claro 20-25 que devolvía las tablas al marcador (1-1).

Vecindario recupera sensaciones y se impone con claridad en el tercer asalto

Marcelo Hister con un violento remate en la red inauguraba el tercer asalto que servía a los de Sánchez Jover para tomar la primera ventaja que crecería hasta los 4 puntos en los primeros compases del set (6-2).

Melilla no se descomponía y tiraba de pico y pala para recortar el colchón de puntos de los grancanarios que mantenían su eficacia en ataque obligando a Abdelkader a detener el tiempo con 13-9 en el marcador, para evitar ceder por la vía rápida el tercer set.

La receta del técnico melillense no surtía el efecto deseado y Vecindario sacaba a la luz su mejor voleibol para elevar su renta hasta los 8 puntos, obligando a los visitantes a consumir un nuevo tiempo muerto para cortar la buena racha de los locales (18-10).

La reacción de los melillenses esta vez sí que surtía efecto, endosando a su rival un parcial de 0-4 que les acercaba peligrosamente en el marcador, obligando a Sánchez Jover a detener el juego sensiblemente enfadado con los últimos juegos disputados, recuperando los canarios las buenas sensaciones en la recta final del asalto.

Melilla se resistía pero Vecindario no soltaba a su presa y Luca Biliato se encargaba de cerrar el tercer asalto con un remate imparable que les daba a los grancanarios la victoria parcial en el set por 25-21, recuperando el mando general en el partido (2-1).

Vecindario no da opciones al Melilla y suma su 4ª victoria consecutiva

Un triple bloqueo de los grancanarios les permitía empezar comandando el cuarto set ante un Melilla con la soga al cuello que necesitaba sumar un nuevo triunfo parcial para forzar el tie-break y no decir adiós al partido.

Melilla intentaba contrarrestar el buen juego canario en defensa y en ataque pero sin lograr acercarse en el marcador a un Vecindario necesitado de puntos y que sin hacer su mejor partido de la temporada le bastaba para mantener una cómoda ventaja de 3 puntos en el ecuador del asalto (12-9).

Los de Abdelkader no entregaban la cuchara llegando a colocar el 12 iguales que no tardarían en romper nuevamente los locales, para volver a distanciarse en el marcador obligando al Melilla a solicitar un tiempo muerto con 15-12 en el marcador.

El Melilla veía como el Vecindario volvía a alejarse en el electrónico y solicitaba un tiempo muerto con 19-15 para intentar cortar la buena dinámica de los canarios que mantenían el control total hasta el momento decisivo del set.

Los de Sánchez Jover no soltaban el pie del acelerador y su rival veía evaporarse sus opciones de remontada con cada bola en juego, recayendo la victoria final en el set en el bando canario (25-17), para terminar adjudicándose el partido por 3-1, logrando su 4º triunfo consecutivo.