Alcoba se pone más exigente

MED/CMB 13-02-2020 - Melilla Baloncesto

  • Quiere que ante Covirán Granada su equipo mejore en ataque y domine el rebote en defensa

Mañana viernes el Melilla Baloncesto recibe en el Pabellón Javier Imbroda Ortiz la visita del Covirán Granada. Alejandro Alcoba ha comparecido en sala de prensa para hablar de este encuentro que ha calificado como muy importante para recuperar las sensaciones tras el partido de Cáceres. Además, Alcoba ha destacado la importancia que tendrá mejorar en ataque y en defensa controlar el rebote ante los granadinos.

El técnico ha reconocido que llevan haciendo autocrítica desde el traspiés del viernes pasado y toca resarcirse. “Ha sido una semana complicada porque veníamos de una derrota en Cáceres, donde no hicimos muchas cosas bien. Las buenas sensaciones de la racha positiva ya han pasado y tenemos que centrarnos en que de los últimos tres partidos hemos perdido dos. Aun así, tenemos que tener claro que estamos en una buena situación y de momento estamos cumpliendo con los objetivos, pero ya no podemos permitirnos más errores. El partido de mañana ante Granada es muy importante para nosotros para seguir enganchados a la parte alta de la clasificación”.

Alcoba sube el nivel de exigencia y comienza pidiendo más en ataque: “Hay una cosa que tenemos que mejorar sí o sí que es el ataque, especialmente en lo referente a la toma de decisiones. En defensa seguimos estando al mismo buen nivel de los últimos tres meses, pero sí que ofensivamente tenemos que mejorar”.

En su boca pone la palabra reencuentro, quiere que sus jugadores se vuelvan a identificar con su juego habitual. “La semana que viene tenemos un parón y queremos irnos con tranquilidad a esos cuatro o cinco días que vamos a tener libre. Queremos reencontrarnos con nosotros mismos, con nuestro juego y que todo el mundo disfrute en la pista”.

Todo esto, evidentemente, lo señala sin olvidar el respeto al rival, que también juega y muy bien cuando encuentra la regularidad. “Respetamos mucho a Granada y sabemos de su potencial y más ahora con la llegada de Riley, pero somos conscientes de que si hacemos un buen trabajo podemos ganarles”, subraya Alcoba. Pero prosigue detallando que “es verdad que se esperaba que Granada estuviese más arriba de lo que está ahora, pero tienen argumentos suficientes. Es cierto que están teniendo problemas fuera de casa, pero esperemos beneficiarnos de ellos, aunque es cierto que las estadísticas están para romperse”.

Es aquí donde empieza a enumerar los problemas que puede generar el rival: “Defensivamente son un equipo muy duro, que no te deja jugar con facilidad. En ataque no juega a un gran ritmo y prefieren hacerlo en situaciones de cinco contra cinco donde tienen jugadores determinantes en el bloqueo directo como Pérez, Kapelan o Riley. Por dentro tienen una rotación de cinco pívots muy potente para jugar al poste bajo o cargar el rebote ofensivo”.

Y apostilla: “Un aspecto fundamente en el partido va a ser el rebote, porque si él nosotros no podemos correr, no podemos tener segundas o terceras oportunidades cuando no tenemos buenos porcentajes. Espero que estemos al nivel de antes del partido de Cáceres”.

Alcoba se pone más exigente

  • Quiere que ante Covirán Granada su equipo mejore en ataque y domine el rebote en defensa

Mañana viernes el Melilla Baloncesto recibe en el Pabellón Javier Imbroda Ortiz la visita del Covirán Granada. Alejandro Alcoba ha comparecido en sala de prensa para hablar de este encuentro que ha calificado como muy importante para recuperar las sensaciones tras el partido de Cáceres. Además, Alcoba ha destacado la importancia que tendrá mejorar en ataque y en defensa controlar el rebote ante los granadinos.

El técnico ha reconocido que llevan haciendo autocrítica desde el traspiés del viernes pasado y toca resarcirse. “Ha sido una semana complicada porque veníamos de una derrota en Cáceres, donde no hicimos muchas cosas bien. Las buenas sensaciones de la racha positiva ya han pasado y tenemos que centrarnos en que de los últimos tres partidos hemos perdido dos. Aun así, tenemos que tener claro que estamos en una buena situación y de momento estamos cumpliendo con los objetivos, pero ya no podemos permitirnos más errores. El partido de mañana ante Granada es muy importante para nosotros para seguir enganchados a la parte alta de la clasificación”.

Alcoba sube el nivel de exigencia y comienza pidiendo más en ataque: “Hay una cosa que tenemos que mejorar sí o sí que es el ataque, especialmente en lo referente a la toma de decisiones. En defensa seguimos estando al mismo buen nivel de los últimos tres meses, pero sí que ofensivamente tenemos que mejorar”.

En su boca pone la palabra reencuentro, quiere que sus jugadores se vuelvan a identificar con su juego habitual. “La semana que viene tenemos un parón y queremos irnos con tranquilidad a esos cuatro o cinco días que vamos a tener libre. Queremos reencontrarnos con nosotros mismos, con nuestro juego y que todo el mundo disfrute en la pista”.

Todo esto, evidentemente, lo señala sin olvidar el respeto al rival, que también juega y muy bien cuando encuentra la regularidad. “Respetamos mucho a Granada y sabemos de su potencial y más ahora con la llegada de Riley, pero somos conscientes de que si hacemos un buen trabajo podemos ganarles”, subraya Alcoba. Pero prosigue detallando que “es verdad que se esperaba que Granada estuviese más arriba de lo que está ahora, pero tienen argumentos suficientes. Es cierto que están teniendo problemas fuera de casa, pero esperemos beneficiarnos de ellos, aunque es cierto que las estadísticas están para romperse”.

Es aquí donde empieza a enumerar los problemas que puede generar el rival: “Defensivamente son un equipo muy duro, que no te deja jugar con facilidad. En ataque no juega a un gran ritmo y prefieren hacerlo en situaciones de cinco contra cinco donde tienen jugadores determinantes en el bloqueo directo como Pérez, Kapelan o Riley. Por dentro tienen una rotación de cinco pívots muy potente para jugar al poste bajo o cargar el rebote ofensivo”.

Y apostilla: “Un aspecto fundamente en el partido va a ser el rebote, porque si él nosotros no podemos correr, no podemos tener segundas o terceras oportunidades cuando no tenemos buenos porcentajes. Espero que estemos al nivel de antes del partido de Cáceres”.