El cadete azulino, un conjunto en crecimiento

UDM 07-02-2020 - UD Melilla

  • “Tratamos de fomentar el deporte y, sobre todo, el buen ambiente”, señala su técnico, Aitor Esqueta

En el campo Federativo de La Espiguera y en los Altos del Real, el equipo cadete de la U.D. Melilla entrena dos veces a la semana, preparando los enfrentamientos de la temporada liguera. Este barco es dirigido por Aitor Esqueta, que ha ofrecido unas declaraciones valorando a las características de su grupo de canteranos.

El técnico azulino explica “a esta edad lo que estamos intentando es, primero, transmitirle unos valores. Es decir, compañerismo, compromiso y sobre todo generar un buen ambiente de trabajo. Simplemente, tratamos de fomentar el deporte y, sobre todo, el buen ambiente”.

Aitor Esqueta valora la temporada que está haciendo su equipo como “un poquito floja”, y considera que se debe a que ha habido muchos cambios y demasiada gente nueva. “Estamos jugando con un grupo de primer año y segundo año. En esta temporada, lo que nos hemos encontrado es que a la gente de primer año le cuesta un poco coger las dinámicas”. El técnico también destaca que estas dinámicas de entrenamientos son “un poquito más elevadas que en los demás equipos. Queremos que vayan aprendiendo otros sistemas nuevos, compromiso y que aprendan lo que es el fútbol”.

Asimismo, el entrenador ha señalado que su grupo “como personas son estupendos. Con todos los niños que han venido aquí, lo que hemos hecho, aunque suene mal, es seleccionar. No cogemos ningún niño que sea problemático ni que sea conflictivo”. El azulino revela que en cada temporada se les transmite a los niños los objetivos del equipo y lo que se va a trabajar. “El niño al que le interesa seguir la dinámica del equipo, se queda. El que no, tiene las puertas abiertas para marcharse si no le gusta esta dinámica de trabajo”.

También coincidimos con Alejandro Ramos, coordinador de fútbol base del club, que ofreció a los cadetes unas lecciones extraordinarias de estrategia futbolística, explicando conceptos sobre cómo atacar y cómo defender en el campo o cómo hay que moverse con balón y sin balón.

El cadete azulino, un conjunto en crecimiento

  • “Tratamos de fomentar el deporte y, sobre todo, el buen ambiente”, señala su técnico, Aitor Esqueta

En el campo Federativo de La Espiguera y en los Altos del Real, el equipo cadete de la U.D. Melilla entrena dos veces a la semana, preparando los enfrentamientos de la temporada liguera. Este barco es dirigido por Aitor Esqueta, que ha ofrecido unas declaraciones valorando a las características de su grupo de canteranos.

El técnico azulino explica “a esta edad lo que estamos intentando es, primero, transmitirle unos valores. Es decir, compañerismo, compromiso y sobre todo generar un buen ambiente de trabajo. Simplemente, tratamos de fomentar el deporte y, sobre todo, el buen ambiente”.

Aitor Esqueta valora la temporada que está haciendo su equipo como “un poquito floja”, y considera que se debe a que ha habido muchos cambios y demasiada gente nueva. “Estamos jugando con un grupo de primer año y segundo año. En esta temporada, lo que nos hemos encontrado es que a la gente de primer año le cuesta un poco coger las dinámicas”. El técnico también destaca que estas dinámicas de entrenamientos son “un poquito más elevadas que en los demás equipos. Queremos que vayan aprendiendo otros sistemas nuevos, compromiso y que aprendan lo que es el fútbol”.

Asimismo, el entrenador ha señalado que su grupo “como personas son estupendos. Con todos los niños que han venido aquí, lo que hemos hecho, aunque suene mal, es seleccionar. No cogemos ningún niño que sea problemático ni que sea conflictivo”. El azulino revela que en cada temporada se les transmite a los niños los objetivos del equipo y lo que se va a trabajar. “El niño al que le interesa seguir la dinámica del equipo, se queda. El que no, tiene las puertas abiertas para marcharse si no le gusta esta dinámica de trabajo”.

También coincidimos con Alejandro Ramos, coordinador de fútbol base del club, que ofreció a los cadetes unas lecciones extraordinarias de estrategia futbolística, explicando conceptos sobre cómo atacar y cómo defender en el campo o cómo hay que moverse con balón y sin balón.