Diego Ortega se muestra intratable con la navegación y Juanmi Fidel ya escala posiciones

MED 08-01-2020 - Más Deportes

  • El copiloto del equipo Hibor Raid está en tercera posición en la general tras tres etapas disputadas

  • Tras perder dos horas por una avería, Juanmi Fidel remontó posiciones con una conducción agresiva y arriesgada

La presencia de los pilotos melillenses en el Dakar 2020 está notándose en cada etapa. Entre ellos hay que destacar la participación de Diego Ortega y Juanmi Fidel, que en sus respectivas categorías están siendo protagonistas en la prueba más dura del motor.

Por un lado, Diego Ortega, copiloto de José Antonio Hinojo en el equipo Hibor Raid, se está mostrando intratable en estos tres primeros días de Dakar al realizar una navegación impecable con el Canam situándose en el top 3 de su categoría de buguies SSV. Un año caracterizado por la entrega del roadbook (libro de ruta) 15 minutos antes de empezar la especial en algunas etapas, lo que le da más importancia al copiloto. Esto supuso que en la etapa 2 finalizaran en segunda posición, y en la etapa tres acabaran en un quinto puesto que los colocan terceros en la general, a escasos 01:40 del americano Casey Currie, primer clasificado.

El 'roadbook', esa palabra tan característica del Dakar que designa al libro de ruta que marca el camino de cada etapa, será un elemento aún más importante ya que los copilotos lo recibirán por la mañana, sin tiempo apenas ni para revisarlo.

Escalando posiciones

Por su parte, Juan Miguel Fidel, del equipo FNSPeed Team, tenía una clara estrategia, no dar gas desde el primer día y así conocer el vehículo, a su nuevo copiloto, ver sensaciones y sentirse cómodo para llegar más adelante a las dunas y atacar dejando atrás estos días de piedra, pista dura y mucho polvo. La mala suerte llegó en la etapa 2 al arrancar el soporte de la tiranta trasera de su Can am por un fallo de fabricación, pero se ingenió, junto con su copiloto argentino Pato Silva, la manera de amarrar eslingas y poder avanzar muy despacio hasta llegar a meta evitando la descalificación perdiendo dos horas. Ya en la etapa 3, con el vehículo reparado, tenían órdenes de equipo; atacar y arriesgar. Y así cumplió Juanmi, saliendo en última posición por su avería, remontó posiciones del puesto 37 entrando el 15 en una etapa peligrosa de mucho polvo y piedra, colocándose en el puesto 22 de la general.

Hay que decir que Juan Miguel tuvo el gran gesto deportivo de parar al ver al piloto español Gerard Farres con problemas de neumáticos en la pista, y le prestó una de sus ruedas para que pudiera acabar, y lo hizo en primera posición. Por la noche Gerard fue a buscarlo en la asistencia para agradecerle lo que hizo de manera desinteresada.

Diego Ortega se muestra intratable con la navegación y Juanmi Fidel ya escala posiciones

  • El copiloto del equipo Hibor Raid está en tercera posición en la general tras tres etapas disputadas

  • Tras perder dos horas por una avería, Juanmi Fidel remontó posiciones con una conducción agresiva y arriesgada

La presencia de los pilotos melillenses en el Dakar 2020 está notándose en cada etapa. Entre ellos hay que destacar la participación de Diego Ortega y Juanmi Fidel, que en sus respectivas categorías están siendo protagonistas en la prueba más dura del motor.

Por un lado, Diego Ortega, copiloto de José Antonio Hinojo en el equipo Hibor Raid, se está mostrando intratable en estos tres primeros días de Dakar al realizar una navegación impecable con el Canam situándose en el top 3 de su categoría de buguies SSV. Un año caracterizado por la entrega del roadbook (libro de ruta) 15 minutos antes de empezar la especial en algunas etapas, lo que le da más importancia al copiloto. Esto supuso que en la etapa 2 finalizaran en segunda posición, y en la etapa tres acabaran en un quinto puesto que los colocan terceros en la general, a escasos 01:40 del americano Casey Currie, primer clasificado.

El 'roadbook', esa palabra tan característica del Dakar que designa al libro de ruta que marca el camino de cada etapa, será un elemento aún más importante ya que los copilotos lo recibirán por la mañana, sin tiempo apenas ni para revisarlo.

Escalando posiciones

Por su parte, Juan Miguel Fidel, del equipo FNSPeed Team, tenía una clara estrategia, no dar gas desde el primer día y así conocer el vehículo, a su nuevo copiloto, ver sensaciones y sentirse cómodo para llegar más adelante a las dunas y atacar dejando atrás estos días de piedra, pista dura y mucho polvo. La mala suerte llegó en la etapa 2 al arrancar el soporte de la tiranta trasera de su Can am por un fallo de fabricación, pero se ingenió, junto con su copiloto argentino Pato Silva, la manera de amarrar eslingas y poder avanzar muy despacio hasta llegar a meta evitando la descalificación perdiendo dos horas. Ya en la etapa 3, con el vehículo reparado, tenían órdenes de equipo; atacar y arriesgar. Y así cumplió Juanmi, saliendo en última posición por su avería, remontó posiciones del puesto 37 entrando el 15 en una etapa peligrosa de mucho polvo y piedra, colocándose en el puesto 22 de la general.

Hay que decir que Juan Miguel tuvo el gran gesto deportivo de parar al ver al piloto español Gerard Farres con problemas de neumáticos en la pista, y le prestó una de sus ruedas para que pudiera acabar, y lo hizo en primera posición. Por la noche Gerard fue a buscarlo en la asistencia para agradecerle lo que hizo de manera desinteresada.