El Club Voleibol Melilla viaja con el objetivo de estrenar su casillero de victorias

CVM 16-11-2019 - Voleibol

  • Los de Salim Abdelkader se desplazan a Lugo para medirse a Arenal Emevé

El Club Voleibol Melilla afronta el choque de este sábado, en tierras lucenses, con la necesidad de sumar su primera victoria del campeonato, después de haber cedido cinco derrotas consecutivas que le han situado como colista de la Superliga Masculina. Los melillenses rendirán visita al Arenal Emevé, séptimo clasificado, en partido correspondiente a la sexta jornada, que se disputará en el Pabellón Municipal de Deportes de Lugo (17’30 horas), con arbitraje de los madrileños Carlos Portugal Fuertes y Rafael González Tabares.

Los melillenses siguen sin poder contar con los servicios del central Mohamed En Nakhai. La entidad que preside Abdel-IlakMohamed Mimon no ha recibido aún el transfer de la Federación Internacional, ya que su club de origen en Marruecos alega que el jugador tiene contrato en vigor.

De este modo, la convocatoria es la formada por Francisco Fernández, Faisal Mohamed, Mikael Tahiri, Marlon Palharini, Gustavo Nogueira, El Mahdi, Alison Bastos, Carlos Dos Santos, Francisco AlcoberHamza Ouyachi e Ilias Azmi.

Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, afirmó que el choque ante el cuadro lucense se presenta bastante complicado por la solidez del rival, aunque sus jugadores lo afrontan con la máxima ambición de intentar ganar para comenzar a remontar el vuelo. “Muchos de los equipos que han jugado ante el Arenal Emevé lo han subestimado porque es un recién ascendido y prácticamente no se ha reforzado, aunque cuando militaba en la Sperliga-2 ya contaba con jugadores que tenían bastante experiencia, como Víctor Bouza y José María Giménez. Es un equipo muy peleón y compacto, que está conformado desde hace varias temporadas y está jugando a un buen nivel, pero nosotros no estamos para subestimar a nadie, sino para intentar hacer nuestro mejor partido y conseguir la victoria”.

Por otro lado, aseguró que lo único que necesita su equipo es ganar el primer partido para cambiar la dinámica negativa. “No es cuestión de crear juego, pero está clarísimo que en el bloqueo y en la defensa tenemos que dar más. El bloqueo nos afecta porque va condicionado por la falta de un central más, y en el voleibol la defensa influye bastante la actitud, que muchas veces afecta al nerviosismo, porque la cabeza del jugador no esté centrada”.

No obstante, “hay que intentar cambiar un poco la mentalidad, así que vamos a intentar que con trabajo podamos tener un poquito de estabilidad en el juego y coger confianza, aunque estoy convencido que, si conseguimos la victoria, el equipo va a cambiar para bien”.

El Club Voleibol Melilla viaja con el objetivo de estrenar su casillero de victorias

  • Los de Salim Abdelkader se desplazan a Lugo para medirse a Arenal Emevé

El Club Voleibol Melilla afronta el choque de este sábado, en tierras lucenses, con la necesidad de sumar su primera victoria del campeonato, después de haber cedido cinco derrotas consecutivas que le han situado como colista de la Superliga Masculina. Los melillenses rendirán visita al Arenal Emevé, séptimo clasificado, en partido correspondiente a la sexta jornada, que se disputará en el Pabellón Municipal de Deportes de Lugo (17’30 horas), con arbitraje de los madrileños Carlos Portugal Fuertes y Rafael González Tabares.

Los melillenses siguen sin poder contar con los servicios del central Mohamed En Nakhai. La entidad que preside Abdel-IlakMohamed Mimon no ha recibido aún el transfer de la Federación Internacional, ya que su club de origen en Marruecos alega que el jugador tiene contrato en vigor.

De este modo, la convocatoria es la formada por Francisco Fernández, Faisal Mohamed, Mikael Tahiri, Marlon Palharini, Gustavo Nogueira, El Mahdi, Alison Bastos, Carlos Dos Santos, Francisco AlcoberHamza Ouyachi e Ilias Azmi.

Salim Abdelkader, entrenador del Club Voleibol Melilla, afirmó que el choque ante el cuadro lucense se presenta bastante complicado por la solidez del rival, aunque sus jugadores lo afrontan con la máxima ambición de intentar ganar para comenzar a remontar el vuelo. “Muchos de los equipos que han jugado ante el Arenal Emevé lo han subestimado porque es un recién ascendido y prácticamente no se ha reforzado, aunque cuando militaba en la Sperliga-2 ya contaba con jugadores que tenían bastante experiencia, como Víctor Bouza y José María Giménez. Es un equipo muy peleón y compacto, que está conformado desde hace varias temporadas y está jugando a un buen nivel, pero nosotros no estamos para subestimar a nadie, sino para intentar hacer nuestro mejor partido y conseguir la victoria”.

Por otro lado, aseguró que lo único que necesita su equipo es ganar el primer partido para cambiar la dinámica negativa. “No es cuestión de crear juego, pero está clarísimo que en el bloqueo y en la defensa tenemos que dar más. El bloqueo nos afecta porque va condicionado por la falta de un central más, y en el voleibol la defensa influye bastante la actitud, que muchas veces afecta al nerviosismo, porque la cabeza del jugador no esté centrada”.

No obstante, “hay que intentar cambiar un poco la mentalidad, así que vamos a intentar que con trabajo podamos tener un poquito de estabilidad en el juego y coger confianza, aunque estoy convencido que, si conseguimos la victoria, el equipo va a cambiar para bien”.