Antonio Rubinos analiza las características del arbitraje en el siglo XXI

RFMF 07-11-2019 - Fútbol

  • Una ponencia impulsada por la RFMF a los árbitros, entrenadores, delegados y jugadores

El pasado martes se celebró, en el salón de actos de la RFMF, una nueva ponencia para los amantes del fútbol melillense, en la que Antonio Rubinos Pérez compartió una grata tarde hablando sobre el arbitraje del siglo XXI.

Los asistentes fueron, en su mayoría, los colegiados pertenecientes al Comité Técnico Melillense de Árbitros de Fútbol, aunque también acudieron a la cita entrenadores, delegados, jugadores y representantes federativos.

El ponente es el adjunto a la presidencia del Comité Técnico de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol y también el encargado del Programa de talentos y mentores de dicho comité.

Rubinos Pérez comenzaba su intervención explicando que la figura del árbitro del siglo XXI no consiste únicamente en aprenderse las reglas de juego, sino que, hay que estar bien preparado en cuatro facetas: la técnica, la táctica, la preparación física y la preparación psicológica.

Durante la ponencia, el ex-árbitro internacional trató de motivar a los jóvenes colegiados allí presentes a trabajar duro para seguir mejorando y poder llegar algún día a la élite, mostrando diferentes herramientas de ayuda para mejorar las diferentes facetas citadas anteriormente.

El ponente destacó que el árbitro del siglo XXI tiene que cumplir una serie de características: “Tiene que ser humilde, tener pasión, ser autocrítico, tener capacidad de adaptación al cambio, ser consistente y, sobre todo, que sus decisiones sean predecibles”.

Uno de los consejos que Rubinos Pérez quiso dar a los presentes fue que durante los partidos los árbitros tienen que comunicarse con los jugadores para intentar prevenir, que siempre es mejor que sancionar directamente.

Antonio Rubinos analiza las características del arbitraje en el siglo XXI

  • Una ponencia impulsada por la RFMF a los árbitros, entrenadores, delegados y jugadores

El pasado martes se celebró, en el salón de actos de la RFMF, una nueva ponencia para los amantes del fútbol melillense, en la que Antonio Rubinos Pérez compartió una grata tarde hablando sobre el arbitraje del siglo XXI.

Los asistentes fueron, en su mayoría, los colegiados pertenecientes al Comité Técnico Melillense de Árbitros de Fútbol, aunque también acudieron a la cita entrenadores, delegados, jugadores y representantes federativos.

El ponente es el adjunto a la presidencia del Comité Técnico de Árbitros de la Real Federación Española de Fútbol y también el encargado del Programa de talentos y mentores de dicho comité.

Rubinos Pérez comenzaba su intervención explicando que la figura del árbitro del siglo XXI no consiste únicamente en aprenderse las reglas de juego, sino que, hay que estar bien preparado en cuatro facetas: la técnica, la táctica, la preparación física y la preparación psicológica.

Durante la ponencia, el ex-árbitro internacional trató de motivar a los jóvenes colegiados allí presentes a trabajar duro para seguir mejorando y poder llegar algún día a la élite, mostrando diferentes herramientas de ayuda para mejorar las diferentes facetas citadas anteriormente.

El ponente destacó que el árbitro del siglo XXI tiene que cumplir una serie de características: “Tiene que ser humilde, tener pasión, ser autocrítico, tener capacidad de adaptación al cambio, ser consistente y, sobre todo, que sus decisiones sean predecibles”.

Uno de los consejos que Rubinos Pérez quiso dar a los presentes fue que durante los partidos los árbitros tienen que comunicarse con los jugadores para intentar prevenir, que siempre es mejor que sancionar directamente.