Alcoba busca la victoria y recobrar la confianza

CMB 17-10-2019 - Melilla Baloncesto

  • Ballespín es la única baja del Melilla Baloncesto para recibir a Cáceres Patrimonio de la Humanidad

El Melilla Baloncesto recibe mañana viernes a las 20:15 horas en el pabellón Javier Imbroda al Cáceres Patrimonio de la Humanidad, uno de los equipos con mejor dinámica en este inicio de campeonato. Sobre este encuentro ha hablado el técnico azulino en sala de prensa y ha dejado de manifiesto que el equipo necesita vencer.

“Por la dinámica del equipo y por cómo han ido estas últimas semanas, lo principal es ganar. Necesitamos conseguir una victoria y darnos un baño de confianza para ver que todo el trabajo que estamos realizando tiene un sentido”. Sentido que el vestuario necesita para dejar atrás esta irregularidad inicial. “Hemos sido muy irregulares en los dos últimos partidos. Somos un equipo de rachas y no podemos permitirnos eso y tenemos que trabajar para no permitirnos eso. Cuantos menos fallos no forzados en ataque y en defensa más cerca estaremos de la victoria”, ha reconocido Alcoba.

A la hora de hablar sobre el rival, ha valorado el buen plantel con el que cuenta Cáceres. “Tienen muy buen equipo que gira sobre un gran jugador como es Ricardo Uriz, quien está demostrando su mejor baloncesto en Cáceres. Además, está rodeado por muy buenos jugadores como Parejo, Rakocevic o Ventura y luego Joshep o Kuiper que están realizando un gran trabajo en la pintura. Un equipo compensado y bien montado”.

A las buenas mimbres de los extremeños se suma su buen arranque de campaña. “Dadas las circunstancias, la liga está empezando y ahora mismo, por presupuesto, Cáceres y Melilla no están en la misma liga y creo que nosotros estamos uno o dos pasos por encima. Esa es la realidad, si bien, ellos por juego y resultados están ocupando una posición en la zona noble”.

El técnico azulino también ha tenido tiempo de analizar de manera más detallada el juego cacereño, señalando, por ejemplo, lo que supone su juego exterior: “Su fortaleza está en el juego exterior. Hay que parar el juego de bloqueo directo de Uriz y a sus tiradores. No podemos permitir que tiren liberados desde el exterior y obligarlos a que vayan a jugar a otro sitio, donde está más incomodos”. Sin olvidar, eso sí, lo que llega por dentro: “Tenemos ventaja en el juego interior, donde podemos ser superiores. Físicamente también somos superiores, y nuestra dinámica de juego hace que tengamos más armas que ellos para llevarnos el partido. El problema es que sus armas están afiladas y a las nuestras nos está costando tenerlas a punto”.

Ese afinamiento, por ejemplo, llega por la lenta adaptación de las dos últimas incorporaciones. “La llegada de Luke y Sidibé, que deberían ser un añadido más al equipo, nos ha parado. La semana, en cuanto dinámica, está siendo algo tediosa. Todo va a llevar un proceso de aclimatación más lento del que nos gustaría, pero tenemos que adaptarnos a ello”.

En cuanto a la enfermería, Alcoba tan solo tendrá un ausente. “La única baja es la de Ballespín, que ya ha comenzado con su recuperación y esperamos que en menos de un mes esté ya con nosotros trabajando y ayudándonos”.

Alcoba busca la victoria y recobrar la confianza

  • Ballespín es la única baja del Melilla Baloncesto para recibir a Cáceres Patrimonio de la Humanidad

El Melilla Baloncesto recibe mañana viernes a las 20:15 horas en el pabellón Javier Imbroda al Cáceres Patrimonio de la Humanidad, uno de los equipos con mejor dinámica en este inicio de campeonato. Sobre este encuentro ha hablado el técnico azulino en sala de prensa y ha dejado de manifiesto que el equipo necesita vencer.

“Por la dinámica del equipo y por cómo han ido estas últimas semanas, lo principal es ganar. Necesitamos conseguir una victoria y darnos un baño de confianza para ver que todo el trabajo que estamos realizando tiene un sentido”. Sentido que el vestuario necesita para dejar atrás esta irregularidad inicial. “Hemos sido muy irregulares en los dos últimos partidos. Somos un equipo de rachas y no podemos permitirnos eso y tenemos que trabajar para no permitirnos eso. Cuantos menos fallos no forzados en ataque y en defensa más cerca estaremos de la victoria”, ha reconocido Alcoba.

A la hora de hablar sobre el rival, ha valorado el buen plantel con el que cuenta Cáceres. “Tienen muy buen equipo que gira sobre un gran jugador como es Ricardo Uriz, quien está demostrando su mejor baloncesto en Cáceres. Además, está rodeado por muy buenos jugadores como Parejo, Rakocevic o Ventura y luego Joshep o Kuiper que están realizando un gran trabajo en la pintura. Un equipo compensado y bien montado”.

A las buenas mimbres de los extremeños se suma su buen arranque de campaña. “Dadas las circunstancias, la liga está empezando y ahora mismo, por presupuesto, Cáceres y Melilla no están en la misma liga y creo que nosotros estamos uno o dos pasos por encima. Esa es la realidad, si bien, ellos por juego y resultados están ocupando una posición en la zona noble”.

El técnico azulino también ha tenido tiempo de analizar de manera más detallada el juego cacereño, señalando, por ejemplo, lo que supone su juego exterior: “Su fortaleza está en el juego exterior. Hay que parar el juego de bloqueo directo de Uriz y a sus tiradores. No podemos permitir que tiren liberados desde el exterior y obligarlos a que vayan a jugar a otro sitio, donde está más incomodos”. Sin olvidar, eso sí, lo que llega por dentro: “Tenemos ventaja en el juego interior, donde podemos ser superiores. Físicamente también somos superiores, y nuestra dinámica de juego hace que tengamos más armas que ellos para llevarnos el partido. El problema es que sus armas están afiladas y a las nuestras nos está costando tenerlas a punto”.

Ese afinamiento, por ejemplo, llega por la lenta adaptación de las dos últimas incorporaciones. “La llegada de Luke y Sidibé, que deberían ser un añadido más al equipo, nos ha parado. La semana, en cuanto dinámica, está siendo algo tediosa. Todo va a llevar un proceso de aclimatación más lento del que nos gustaría, pero tenemos que adaptarnos a ello”.

En cuanto a la enfermería, Alcoba tan solo tendrá un ausente. “La única baja es la de Ballespín, que ya ha comenzado con su recuperación y esperamos que en menos de un mes esté ya con nosotros trabajando y ayudándonos”.