Phillip Hartwich lo tiene claro, el partido se decidirá bajo los aros

CMB 16-10-2019 - Melilla Baloncesto

  • El alemán ha comparecido hoy para analizar el partido del viernes ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad

Este viernes, a partir de las 20.15 horas, el Melilla Baloncesto regresa al Pabellón Javier Imbroda. Lo hace para medirse al Cáceres Patrimonio de la Humanidad y con la obligación de ganar para olvidar los dos últimos tropiezos. Sobre el rival extremeño ha hablado hoy en sala de prensa Phillip Hartwich. El teutón está convencido que será un partido muy duro, a tenor de lo visto en el partido de pretemporada. Además, también ha reconocido que al equipo todavía le queda un poco para estar complemente acoplado.

Las derrotas, eso sí, no han hecho mella en el grupo. “Estamos bien. Sabemos que tenemos mucho trabajo por hacer, pero la temporada es larga. No hemos tenido mucho tiempo para trabajar juntos, pero realmente vemos que tenemos potencial y tenemos que continuar y seguir mejorando como equipo y estar más unidos”, declara el alemán.

De cara al viernes, vaticina un partido duro: “Siento que va a ser un partido duro. Ya el partido en pretemporada en Cáceres fue una batalla y en liga siempre se amplifica esto. Va a ser una batalla en los aros, también tienen buenos tiradores y bases. En general va a ser un partido duro”.

Para inclinar la balanza del lado azulino, Hartwich marca unas pautas: “Va a ser importante parar a sus tiradores, pero también con muchos tiros hay muchos rebotes ofensivos y tenemos que estar seguros de asegurar el rebote tan bien como parar a sus tiradores”. Y espera que en esta ocasión el hecho de jugar como local sea una ventaja. “Obviamente en el primer partido en casa no salió como planeamos. No tuvimos ningún partido en casa durante pretemporada, así que queremos conseguir la primera victoria”.

“Solo hemos estado el equipo al completo una semana y media, quizás dos ahora”, responde cuando se le pregunta sobre la exigida mejoría del grupo. “Aún es pronto, pero ya estamos haciendo buen trabajo. Simplemente necesitamos más trabajo, jugar juntos y a final de semana nos encontraremos”. Y en el plano más personal explica: “Me siento bien. Siento que encontré ya mi rol y que mis compañeros hacen un gran trabajo y me dan canastas fáciles. Se han podido ver en algunos videos con alley oops, que siempre se agradecen y son puntos fáciles para mí. Ayudar al equipo así para mí es perfecto”.

Phillip Hartwich lo tiene claro, el partido se decidirá bajo los aros

  • El alemán ha comparecido hoy para analizar el partido del viernes ante Cáceres Patrimonio de la Humanidad

Este viernes, a partir de las 20.15 horas, el Melilla Baloncesto regresa al Pabellón Javier Imbroda. Lo hace para medirse al Cáceres Patrimonio de la Humanidad y con la obligación de ganar para olvidar los dos últimos tropiezos. Sobre el rival extremeño ha hablado hoy en sala de prensa Phillip Hartwich. El teutón está convencido que será un partido muy duro, a tenor de lo visto en el partido de pretemporada. Además, también ha reconocido que al equipo todavía le queda un poco para estar complemente acoplado.

Las derrotas, eso sí, no han hecho mella en el grupo. “Estamos bien. Sabemos que tenemos mucho trabajo por hacer, pero la temporada es larga. No hemos tenido mucho tiempo para trabajar juntos, pero realmente vemos que tenemos potencial y tenemos que continuar y seguir mejorando como equipo y estar más unidos”, declara el alemán.

De cara al viernes, vaticina un partido duro: “Siento que va a ser un partido duro. Ya el partido en pretemporada en Cáceres fue una batalla y en liga siempre se amplifica esto. Va a ser una batalla en los aros, también tienen buenos tiradores y bases. En general va a ser un partido duro”.

Para inclinar la balanza del lado azulino, Hartwich marca unas pautas: “Va a ser importante parar a sus tiradores, pero también con muchos tiros hay muchos rebotes ofensivos y tenemos que estar seguros de asegurar el rebote tan bien como parar a sus tiradores”. Y espera que en esta ocasión el hecho de jugar como local sea una ventaja. “Obviamente en el primer partido en casa no salió como planeamos. No tuvimos ningún partido en casa durante pretemporada, así que queremos conseguir la primera victoria”.

“Solo hemos estado el equipo al completo una semana y media, quizás dos ahora”, responde cuando se le pregunta sobre la exigida mejoría del grupo. “Aún es pronto, pero ya estamos haciendo buen trabajo. Simplemente necesitamos más trabajo, jugar juntos y a final de semana nos encontraremos”. Y en el plano más personal explica: “Me siento bien. Siento que encontré ya mi rol y que mis compañeros hacen un gran trabajo y me dan canastas fáciles. Se han podido ver en algunos videos con alley oops, que siempre se agradecen y son puntos fáciles para mí. Ayudar al equipo así para mí es perfecto”.