Duelo nunca visto

UDM 21-09-2019 - UD Melilla

  • Marino y U.D. Melilla se enfrentan por primera vez en su historia
  • El partido estará dirigido por el madrileño Daniel Sánchez Meneses, que nunca ha arbitrado a asturianos y melillenses

Ambas escuadras llegan al partido con el objetivo de ganar los tres puntos. Los de casa quieren salir de los puestos de descenso, ahora son cuartos por la cola con 3 puntos; mientras que los de Víctor Cea quieren empezar el despegue, están solo un punto por encima de la zona de peligro, y hay ganas de pasar página tras el doloroso tropiezo intersemanal en Vigo y, de paso, lograr sus primeros puntos lejos del Álvarez Claro.

Las sensaciones en el plantel asturiano son positivas. Después de tres derrotas consecutivas, hace una semana sumaron su primer triunfo al doblegar precisamente el Celta de Vigo B en Barreiro. Vencieron 0-2 con tantos en la prolongación obra de Iván Fernández y Álex Arias. Este último es su pichichi con tres dianas. A ello suman el retorno del capitán Guaya, que se perdió el partido en tierras gallegas.

En el Melilla la dinámica es otra. Este viernes Víctor Cea reclamaba más competitividad para evitar los errores defensivos que costaron las goleadas de Boadilla y Barreiro. La meta del club es alta y la plantilla y el cuerpo técnico no eluden ese nivel de exigencia, que pasa obligatoriamente por ganar este próximo partido y recuperar, además, buenas vibraciones con el balón. El entrenador azulino avanzaba la posibilidad de cambios en el once, pero no daba más pistas. La única llega con una modificación en esta nueva convocatoria. Con respecto al miércoles, no entra Richi y ocupa su lugar en la lista Juanan Entrena.

El de mañana es un partido inédito en dos aspectos. Ambos clubes nunca se han cruzado en décadas de historia y el árbitro, el madrileño Daniel Sánchez Meneses, nunca les ha dirigido.

Pero ahí más aspectos curiosos. Álex Fernández, ex jugador azulino y actual delegado del equipo, pisará un campo que conoce bien. Estuvo cedido en el Marino de Luanco por el Sporting de Gijón antes de dar el salto al primer equipo de Mareo. Por lo tanto, mañana se encontrará con viejos conocidos.

Gracias a ese pasado, el Club Deportivo Quirinal ha cedido al Melilla el campo donde se entrenará esta tarde, puesto que la mañana del sábado ha servido para viajar. El equipo ha tomado el vuelo de las 8.30 de la mañana con destino Madrid. Y a las 14.35 horas se ha puesto rumbo al aeropuerto del Principado de Asturias, donde aterrizarán al filo de las cuatro de la tarde para quedar concentrados en el Hotel Oca Villa de Avilés.

Mañana domingo, una vez disputado el partido, el equipo emprenderá el camino de vuelta con un vuelo previsto para las 17.40 horas rumbo a Madrid, donde pernoctará la expedición. Y será el lunes, al filo de las 12.50 horas, cuando se aterrice en Melilla.  

.

Duelo nunca visto

  • Marino y U.D. Melilla se enfrentan por primera vez en su historia
  • El partido estará dirigido por el madrileño Daniel Sánchez Meneses, que nunca ha arbitrado a asturianos y melillenses

El Estadio Municipal de Miramar acogerá este domingo, a partir de las doce del mediodía, el encuentro entre Marino de Luanco y Unión Deportiva Melilla, correspondiente a la jornada 5 del Grupo I de Segunda División B. Los asturianos, dirigidos por el ex internacional Oli, se presentan a la cita con la novedad de Guaya, mientras que en la lista azulina destaca la inclusión de Juanan Entrena.

Ambas escuadras llegan al partido con el objetivo de ganar los tres puntos. Los de casa quieren salir de los puestos de descenso, ahora son cuartos por la cola con 3 puntos; mientras que los de Víctor Cea quieren empezar el despegue, están solo un punto por encima de la zona de peligro, y hay ganas de pasar página tras el doloroso tropiezo intersemanal en Vigo y, de paso, lograr sus primeros puntos lejos del Álvarez Claro.

Las sensaciones en el plantel asturiano son positivas. Después de tres derrotas consecutivas, hace una semana sumaron su primer triunfo al doblegar precisamente el Celta de Vigo B en Barreiro. Vencieron 0-2 con tantos en la prolongación obra de Iván Fernández y Álex Arias. Este último es su pichichi con tres dianas. A ello suman el retorno del capitán Guaya, que se perdió el partido en tierras gallegas.

En el Melilla la dinámica es otra. Este viernes Víctor Cea reclamaba más competitividad para evitar los errores defensivos que costaron las goleadas de Boadilla y Barreiro. La meta del club es alta y la plantilla y el cuerpo técnico no eluden ese nivel de exigencia, que pasa obligatoriamente por ganar este próximo partido y recuperar, además, buenas vibraciones con el balón. El entrenador azulino avanzaba la posibilidad de cambios en el once, pero no daba más pistas. La única llega con una modificación en esta nueva convocatoria. Con respecto al miércoles, no entra Richi y ocupa su lugar en la lista Juanan Entrena.

El de mañana es un partido inédito en dos aspectos. Ambos clubes nunca se han cruzado en décadas de historia y el árbitro, el madrileño Daniel Sánchez Meneses, nunca les ha dirigido.

Pero ahí más aspectos curiosos. Álex Fernández, ex jugador azulino y actual delegado del equipo, pisará un campo que conoce bien. Estuvo cedido en el Marino de Luanco por el Sporting de Gijón antes de dar el salto al primer equipo de Mareo. Por lo tanto, mañana se encontrará con viejos conocidos.

Gracias a ese pasado, el Club Deportivo Quirinal ha cedido al Melilla el campo donde se entrenará esta tarde, puesto que la mañana del sábado ha servido para viajar. El equipo ha tomado el vuelo de las 8.30 de la mañana con destino Madrid. Y a las 14.35 horas se ha puesto rumbo al aeropuerto del Principado de Asturias, donde aterrizarán al filo de las cuatro de la tarde para quedar concentrados en el Hotel Oca Villa de Avilés.

Mañana domingo, una vez disputado el partido, el equipo emprenderá el camino de vuelta con un vuelo previsto para las 17.40 horas rumbo a Madrid, donde pernoctará la expedición. Y será el lunes, al filo de las 12.50 horas, cuando se aterrice en Melilla.  

.