Víctor Cea quiere resarcirse en Luanco

UDM 20-09-2019 - UD Melilla

  • El técnico reclama “más carácter competitivo” para acabar con “los problemas defensivos”

  • Sobre el rival destaca que basa “parte de su juego en su solidez defensiva”, pero confía en “hacerle daño con nuestras armas”

El cuerpo técnico y los futbolistas de la Unión Deportiva Melilla son conscientes de los errores que se cometieron el miércoles en Vigo, situación que han analizado con detalle y que esperan empezar a subsanar con una victoria este domingo ante el Marino de Luanco. Víctor Cea se muestra convencido de lograr ese triunfo y sabe que para alcanzarlo su equipo tiene que ser más competitivo.

“No estamos contentos con lo hecho fuera de casa, pero el domingo tenemos la oportunidad de cambiar esa imagen”. Con estas palabras ha comenzado su intervención de los viernes ante los medios de comunicación.

Cea es consciente de las críticas que está generando el juego del equipo y las derrotas a domicilio. Lo asume, va en el cargo, porque “sabemos que estamos en un club de máxima exigencia, lo compartimos y somos los más ambiciosos”.

No quiere, además, que nadie utilice el doble viaje semanal como una excusa para explicar lo que está ocurriendo. “No vamos a ver el desplazamiento como algo negativo”. “A los tres días vamos a estar compitiendo y mostrando la imagen que queremos”, añade.

Cuestionado por la solución para revertir los resultados adversos, responde “vamos a buscar el once que más rendimiento nos vaya a dar, la convocatoria que más se acerque al partido. Vamos a valorar la fatiga y los jugadores que en mejor estado estén para hacer el partido que buscamos”.

“Tenemos muy claros los problemas defensivos, no solo lo dice el resultado, también el juego. No es admisible, necesitamos más solidez y más carácter competitivo. Se trata de competir”, responde cuando se le señalan las dos goleadas recibidas a domicilio. “La clave es tener ese carácter competitivo, ambición, atrevernos, ser atrevidos en nuestro juego (…) y eso abarca muchos aspectos y eso no lo mostramos en el último partido a la hora de tomar decisiones”, concreta.

Para cerrar este capítulo apostilla: “El equipo está dolido por haber perdido en Vigo, quería ganar, pero tiene la oportunidad de resarcirse ganando en Luanco”. Y, ante la pregunta de si habrá cambios en el once, le han cuestionado, por ejemplo, por la portería, contesta que “las decisiones no las vamos a tomar en función a un error puntual. Lo hacemos por estados de forma, tras ver el entrenamiento de hoy y mañana…”. Y suma: “la responsabilidad e los goles la asumimos todos, yo el primero como entrenador”.

Por último, da alguna pista del rival que el Melilla se encontrará el domingo, un Marino de Luanco que “basa parte de su juego en su solidez defensiva”, pero confían en “hacerle daño con nuestras armas”.

Víctor Cea quiere resarcirse en Luanco

  • El técnico reclama “más carácter competitivo” para acabar con “los problemas defensivos”

  • Sobre el rival destaca que basa “parte de su juego en su solidez defensiva”, pero confía en “hacerle daño con nuestras armas”

El cuerpo técnico y los futbolistas de la Unión Deportiva Melilla son conscientes de los errores que se cometieron el miércoles en Vigo, situación que han analizado con detalle y que esperan empezar a subsanar con una victoria este domingo ante el Marino de Luanco. Víctor Cea se muestra convencido de lograr ese triunfo y sabe que para alcanzarlo su equipo tiene que ser más competitivo.

“No estamos contentos con lo hecho fuera de casa, pero el domingo tenemos la oportunidad de cambiar esa imagen”. Con estas palabras ha comenzado su intervención de los viernes ante los medios de comunicación.

Cea es consciente de las críticas que está generando el juego del equipo y las derrotas a domicilio. Lo asume, va en el cargo, porque “sabemos que estamos en un club de máxima exigencia, lo compartimos y somos los más ambiciosos”.

No quiere, además, que nadie utilice el doble viaje semanal como una excusa para explicar lo que está ocurriendo. “No vamos a ver el desplazamiento como algo negativo”. “A los tres días vamos a estar compitiendo y mostrando la imagen que queremos”, añade.

Cuestionado por la solución para revertir los resultados adversos, responde “vamos a buscar el once que más rendimiento nos vaya a dar, la convocatoria que más se acerque al partido. Vamos a valorar la fatiga y los jugadores que en mejor estado estén para hacer el partido que buscamos”.

“Tenemos muy claros los problemas defensivos, no solo lo dice el resultado, también el juego. No es admisible, necesitamos más solidez y más carácter competitivo. Se trata de competir”, responde cuando se le señalan las dos goleadas recibidas a domicilio. “La clave es tener ese carácter competitivo, ambición, atrevernos, ser atrevidos en nuestro juego (…) y eso abarca muchos aspectos y eso no lo mostramos en el último partido a la hora de tomar decisiones”, concreta.

Para cerrar este capítulo apostilla: “El equipo está dolido por haber perdido en Vigo, quería ganar, pero tiene la oportunidad de resarcirse ganando en Luanco”. Y, ante la pregunta de si habrá cambios en el once, le han cuestionado, por ejemplo, por la portería, contesta que “las decisiones no las vamos a tomar en función a un error puntual. Lo hacemos por estados de forma, tras ver el entrenamiento de hoy y mañana…”. Y suma: “la responsabilidad e los goles la asumimos todos, yo el primero como entrenador”.

Por último, da alguna pista del rival que el Melilla se encontrará el domingo, un Marino de Luanco que “basa parte de su juego en su solidez defensiva”, pero confían en “hacerle daño con nuestras armas”.