Mikołaj Witliński, centrado en la canasta

CMB 05-09-2019 - Melilla Baloncesto

  • El polaco deja de manifiesto que “tan importante son los entrenamientos como la unión del grupo”

El Club Melilla Baloncesto llega a su tercera semana de pretemporada, que concluirá este sábado con un encuentro amistoso ante el CAM Enrique Soler. Un test que el jugador polaco del Decano Mikołaj Witliński asegura están esperando con ganas, tras unas intensas sesiones de trabajo. Además, el ala pívot azulino también habla de sus sensaciones en esta pretemporada, su adaptación y del estilo de juego que va a caracterizar a los melillense este año.

“Estamos trabajando duro y tenemos muchos entrenamientos físicos con Pau, de verdad encantado. También estamos trabajando duro en la pista con dos sesiones por día. Es un momento duro del año, pero tendremos nuestra recompensa en el futuro”, ha manifestado al departamento de Prensa del club.

También ha subrayado su total adaptación al entorno. “Me gusta la ciudad, muy cómoda y bonita. El clima, los entrenamientos, todo en el club es correcto. Esto hace que tenga la sensación de poder centrarme solo en el baloncesto”.

Adaptación a la que están ayudando mucho sus compañeros, según refrenda Witliński. “Todo el mundo es nuevo en el equipo. Solo Javi, nuestro capitán, y Caleb repiten del año pasado. Tenemos buena química en el equipo, quedamos muchas veces o hacemos cenas de equipo. Nos sentimos bien todo el grupo y esto es realmente importante para el futuro en la competición, porque tan importante son los entrenamientos como la unión del grupo, así que para mí es perfecto”.

En lo que respecta al juego, el ala pívot insiste en las ganas de competir que hay en el vestuario, aunque sea en un amistoso. “Tengo muchas ganas de que lleguen ya los primeros partidos. Llevamos trabajando duro durante tres semanas sin ningún amistoso y tengo ganas de jugar ya uno para conocernos en la pista los unos a los otros y ver qué podemos hacer sobre la cancha”.

Por último, también ofrece su visión sobre el baloncesto que se verá esta temporada en el Javier Imbroda. “Realmente me gusta el estilo de juego del entrenador. Tenemos muchos movimientos en ataque donde el balón pasa por todos y creo que es importante para mí y para el equipo, ya que todos nos sentimos importantes, desde el base hasta el pívot. En defensa estamos muy duros y agresivos, debe ser nuestro sello”.

Mikołaj Witliński, centrado en la canasta

  • El polaco deja de manifiesto que “tan importante son los entrenamientos como la unión del grupo”

El Club Melilla Baloncesto llega a su tercera semana de pretemporada, que concluirá este sábado con un encuentro amistoso ante el CAM Enrique Soler. Un test que el jugador polaco del Decano Mikołaj Witliński asegura están esperando con ganas, tras unas intensas sesiones de trabajo. Además, el ala pívot azulino también habla de sus sensaciones en esta pretemporada, su adaptación y del estilo de juego que va a caracterizar a los melillense este año.

“Estamos trabajando duro y tenemos muchos entrenamientos físicos con Pau, de verdad encantado. También estamos trabajando duro en la pista con dos sesiones por día. Es un momento duro del año, pero tendremos nuestra recompensa en el futuro”, ha manifestado al departamento de Prensa del club.

También ha subrayado su total adaptación al entorno. “Me gusta la ciudad, muy cómoda y bonita. El clima, los entrenamientos, todo en el club es correcto. Esto hace que tenga la sensación de poder centrarme solo en el baloncesto”.

Adaptación a la que están ayudando mucho sus compañeros, según refrenda Witliński. “Todo el mundo es nuevo en el equipo. Solo Javi, nuestro capitán, y Caleb repiten del año pasado. Tenemos buena química en el equipo, quedamos muchas veces o hacemos cenas de equipo. Nos sentimos bien todo el grupo y esto es realmente importante para el futuro en la competición, porque tan importante son los entrenamientos como la unión del grupo, así que para mí es perfecto”.

En lo que respecta al juego, el ala pívot insiste en las ganas de competir que hay en el vestuario, aunque sea en un amistoso. “Tengo muchas ganas de que lleguen ya los primeros partidos. Llevamos trabajando duro durante tres semanas sin ningún amistoso y tengo ganas de jugar ya uno para conocernos en la pista los unos a los otros y ver qué podemos hacer sobre la cancha”.

Por último, también ofrece su visión sobre el baloncesto que se verá esta temporada en el Javier Imbroda. “Realmente me gusta el estilo de juego del entrenador. Tenemos muchos movimientos en ataque donde el balón pasa por todos y creo que es importante para mí y para el equipo, ya que todos nos sentimos importantes, desde el base hasta el pívot. En defensa estamos muy duros y agresivos, debe ser nuestro sello”.