Ayman, Fran Bueno y Ricardo ponen en valor su crecimiento durante la pretemporada

UDM 12-08-2019 - UD Melilla

  • Los tres canteranos ensalzan el hecho de trabajar a nivel profesional y las mejoras que gracias a ello están experimentando en su juego

La Unión Deportiva Melilla finalizaba ayer su stage peninsular. Hoy lunes el equipo está disfrutando de un merecido día de descanso y mañana martes se volverá al trabajo en doble sesión. Empezará la cuenta atrás para el debut liguero ante el filial del Getafe. Atrás quedan muchos días de entrenamiento, de trabajo de altísimo nivel durante el stage en Marbella Football Center. El balance para cuerpo técnico y plantilla es positivo, y en ello inciden los tres canteranos desplazados a la Península. Ayman, Fran Bueno y Ricardo ponen en valor su mejora durante estos días.

“Esta pretemporada me está sirviendo mucho para mejorar”, declara el guardameta. “El equipo está dando un buen nivel y personalmente estoy mejorando muchísimo con la ayuda de mis compañeros, de los veteranos, Ruano, Mahanan, Pepe… me están ayudando muchísimo. También con el trabajo específico de porteros de Moha me está ayudando muchísimo. Creo que en esta pretemporada he notado un cambio de mejora a nivel físico y en trabajo de portería. El míster también nos da la confianza que nos tiene quedar”, remarca Ayman cuando se le pide una valoración.

Añade que “el balance es muy bueno. El equipo está dando muy buen nivel, contra el Málaga dio un buen nivel, en los entrenos damos el máximo, mucha intensidad, nos divertimos entrenando, que es lo más importante. Y, al fin y al cabo, estamos haciendo buena pretemporada”.

Fran Bueno también subraya esos avances globales. “Estos días de pretemporada sirven para ir cogiendo nuestras mejores sensaciones, hacer piña, que es fundamental porque al final vamos a estar 9-10 meses, esperemos que sea hasta finales de junio, todos juntos para luchar por el ascenso. Y lo importante al final es tener la mejor convivencia posible y es lo que más buscamos aquí. También buscamos nuestra manera de jugar, que va a ser la que nos determine a final de año nuestro rendimiento”.

En el plano personal el lateral tenía trabajo extra para el stage marbellí, debía acortar camino y acercarse al nivel de sus compañeros tras arrancar la pretemporada una semana más tarde. Y lo ha conseguido. “Después de haber estado una semana parado, me noto con mejores sensaciones. Es verdad que los primeros días me costó un poco más entrar en la dinámica del equipo, porque me sacaban 10-12 entrenamientos, pero me he adaptado bien al equipo, haciendo mis sesiones de gimnasio para ir lo mejor posible”, declara Fran Bueno.

El tercer canterano desplazado a Marbella ha sido Ricardo de Miguel, que afirma que el stage para él ha sido un aprendizaje constante. “Esta es la primera pretemporada que hago en un club profesional y me sirve para crecer como persona y como jugador. Aprendiendo de todo lo que dice el míster, tanto la presión, también mejorando los pases, los controles… y todo vale para crecer como jugador”, expone.

Incluso va más allá, reconoce que la pretemporada está superando sus expectativas: “Es más de lo que yo podría imaginar, la verdad. Nunca me había imaginado poder entrenar a este nivel y con jugadores con tanta calidad y sobre todo el nivel tan alto que nos ofrecen los jugadores. Así que de lujo”.

Ayman, Fran Bueno y Ricardo ponen en valor su crecimiento durante la pretemporada

  • Los tres canteranos ensalzan el hecho de trabajar a nivel profesional y las mejoras que gracias a ello están experimentando en su juego

La Unión Deportiva Melilla finalizaba ayer su stage peninsular. Hoy lunes el equipo está disfrutando de un merecido día de descanso y mañana martes se volverá al trabajo en doble sesión. Empezará la cuenta atrás para el debut liguero ante el filial del Getafe. Atrás quedan muchos días de entrenamiento, de trabajo de altísimo nivel durante el stage en Marbella Football Center. El balance para cuerpo técnico y plantilla es positivo, y en ello inciden los tres canteranos desplazados a la Península. Ayman, Fran Bueno y Ricardo ponen en valor su mejora durante estos días.

“Esta pretemporada me está sirviendo mucho para mejorar”, declara el guardameta. “El equipo está dando un buen nivel y personalmente estoy mejorando muchísimo con la ayuda de mis compañeros, de los veteranos, Ruano, Mahanan, Pepe… me están ayudando muchísimo. También con el trabajo específico de porteros de Moha me está ayudando muchísimo. Creo que en esta pretemporada he notado un cambio de mejora a nivel físico y en trabajo de portería. El míster también nos da la confianza que nos tiene quedar”, remarca Ayman cuando se le pide una valoración.

Añade que “el balance es muy bueno. El equipo está dando muy buen nivel, contra el Málaga dio un buen nivel, en los entrenos damos el máximo, mucha intensidad, nos divertimos entrenando, que es lo más importante. Y, al fin y al cabo, estamos haciendo buena pretemporada”.

Fran Bueno también subraya esos avances globales. “Estos días de pretemporada sirven para ir cogiendo nuestras mejores sensaciones, hacer piña, que es fundamental porque al final vamos a estar 9-10 meses, esperemos que sea hasta finales de junio, todos juntos para luchar por el ascenso. Y lo importante al final es tener la mejor convivencia posible y es lo que más buscamos aquí. También buscamos nuestra manera de jugar, que va a ser la que nos determine a final de año nuestro rendimiento”.

En el plano personal el lateral tenía trabajo extra para el stage marbellí, debía acortar camino y acercarse al nivel de sus compañeros tras arrancar la pretemporada una semana más tarde. Y lo ha conseguido. “Después de haber estado una semana parado, me noto con mejores sensaciones. Es verdad que los primeros días me costó un poco más entrar en la dinámica del equipo, porque me sacaban 10-12 entrenamientos, pero me he adaptado bien al equipo, haciendo mis sesiones de gimnasio para ir lo mejor posible”, declara Fran Bueno.

El tercer canterano desplazado a Marbella ha sido Ricardo de Miguel, que afirma que el stage para él ha sido un aprendizaje constante. “Esta es la primera pretemporada que hago en un club profesional y me sirve para crecer como persona y como jugador. Aprendiendo de todo lo que dice el míster, tanto la presión, también mejorando los pases, los controles… y todo vale para crecer como jugador”, expone.

Incluso va más allá, reconoce que la pretemporada está superando sus expectativas: “Es más de lo que yo podría imaginar, la verdad. Nunca me había imaginado poder entrenar a este nivel y con jugadores con tanta calidad y sobre todo el nivel tan alto que nos ofrecen los jugadores. Así que de lujo”.