“Si queremos vencer a Bilbao, vamos a tener que ganar el partido dos o tres veces”

MED/CMB 30-05-2019 - Melilla Baloncesto

  • Alejandro Alcoba asume la enorme dificultad que plantea el rival, pero ve a su equipo con opciones

El técnico del Club Melilla Baloncesto ha comparecido por última vez esta temporada en la sala de prensa del Pabellón Javier Imbroda Ortiz. Este fin de semana el Decano disputa la Final Four de ascenso a la Liga Endesa, una cita a la que, ha asegurado, llegan con muchas ganas. El rival en semifinales será Bilbao Basket, un equipo complicado y que jugará con el factor cancha a su favor, si bien para Alcoba el equipo tendrá sus opciones y deben aprovecharlas.

El cuadro azulino lleva diez días de entrenamientos con un único objetivo, espera que ha servido para trabajar bien el partido, pero que se ha hecho larga, según reconoce el propio Alcoba. “Llegamos con muchas ganas, aunque es cierto que la semana se ha hecho un poco larga, porque a estas alturas de temporada contar con diez días para preparar un partido está bien porque puedes recuperar jugadores y preparar cosas, pero se hace un poco largo”.

Los últimos días, además, no han sido buenos en cuanto a lesiones, con dos jugadores, Franch y Marín, entre algodones. “Mentalmente estamos preparados y con muchas ganas. Físicamente podríamos estar un poco mejor, pero espero que Franch y Marín se vayan recuperando en estos dos días que faltan para llegar en las mejores condiciones al partido”. Los dos bases, asume Alcoba, llegarán muy justos. “Franch no ha trabajado durante la semana, ha estado al margen con el preparador físico, y Marín el lunes tuvo unas molestias y no pudo seguir. Así que ambos van a llegar muy justo para el partido”, explica el coach.

Con todo, está optimista y considera que su equipo tiene bastantes opciones de triunfo. “En un campo con diez mil personas en contra y ante el equipo favorito tenemos las opciones que tenemos. Vamos a intentar aprovecharlas, porque estoy convencido de que vamos a tener nuestro momento de partido. Lo que tengo claro es que, si queremos ganar a Bilbao, vamos a tener que ganar el partido dos o tres veces”.

“Si queremos ganar tenemos que controlar el rebote defensivo -señala cuando se le pregunta por las claves-. Es lo primordial. Si no le damos segundas opciones, Bilbao pierde muchos puntos. Otro aspecto importante va a ser controlar el juego de bloqueo directo de sus bases, ya que desde ahí generan mucho juego. Si conseguimos dominar estos dos aspectos, vamos a ser capaces de correr y hacer el juego directo que nos conviene”.

También ha hablado del ritmo que espera en la semifinal: “Creo que el partido se va a parecer más al partido de la segunda vuelta al que de la primera. Estoy convencido de que las defensas se van a imponer a los ataques. Van a jugar un papel fundamental las situaciones de bloqueo directo y la de los últimos segundos. El que sea capaz de imponer el ritmo tendrá muchas papeletas para ganar el partido”.

“Se lo he dicho a los jugadores, no queremos que el partido sea una partida de parchís, donde dependiendo del azar igual sacas un cinco o un seis, queremos que sea una partida de ajedrez, con todo muy bien estudiado. Para esto nos hemos preparados durante diez días y espero que salga lo mejor posible”, añade.

En los últimos cuatro años, esta es la tercera vez que el Decano está en la lucha final por el ascenso, ya lo consiguió en la primera y Alcoba cree que la ciudad y el equipo ya se lo merece. “Estar en la Final Four no es trabajo de Alejandro Alcoba solamente, es también del club, cuerpo técnico y jugadores. En los últimos cuatro años hemos jugado dos finales y esta Final Four para ascender a la ACB. Creo que por trabajo y merecimiento va siendo hora de que se abra la puerta de la máxima categoría, porque Melilla se merece estar en ACB”.

“Si queremos vencer a Bilbao, vamos a tener que ganar el partido dos o tres veces”

  • Alejandro Alcoba asume la enorme dificultad que plantea el rival, pero ve a su equipo con opciones

El técnico del Club Melilla Baloncesto ha comparecido por última vez esta temporada en la sala de prensa del Pabellón Javier Imbroda Ortiz. Este fin de semana el Decano disputa la Final Four de ascenso a la Liga Endesa, una cita a la que, ha asegurado, llegan con muchas ganas. El rival en semifinales será Bilbao Basket, un equipo complicado y que jugará con el factor cancha a su favor, si bien para Alcoba el equipo tendrá sus opciones y deben aprovecharlas.

El cuadro azulino lleva diez días de entrenamientos con un único objetivo, espera que ha servido para trabajar bien el partido, pero que se ha hecho larga, según reconoce el propio Alcoba. “Llegamos con muchas ganas, aunque es cierto que la semana se ha hecho un poco larga, porque a estas alturas de temporada contar con diez días para preparar un partido está bien porque puedes recuperar jugadores y preparar cosas, pero se hace un poco largo”.

Los últimos días, además, no han sido buenos en cuanto a lesiones, con dos jugadores, Franch y Marín, entre algodones. “Mentalmente estamos preparados y con muchas ganas. Físicamente podríamos estar un poco mejor, pero espero que Franch y Marín se vayan recuperando en estos dos días que faltan para llegar en las mejores condiciones al partido”. Los dos bases, asume Alcoba, llegarán muy justos. “Franch no ha trabajado durante la semana, ha estado al margen con el preparador físico, y Marín el lunes tuvo unas molestias y no pudo seguir. Así que ambos van a llegar muy justo para el partido”, explica el coach.

Con todo, está optimista y considera que su equipo tiene bastantes opciones de triunfo. “En un campo con diez mil personas en contra y ante el equipo favorito tenemos las opciones que tenemos. Vamos a intentar aprovecharlas, porque estoy convencido de que vamos a tener nuestro momento de partido. Lo que tengo claro es que, si queremos ganar a Bilbao, vamos a tener que ganar el partido dos o tres veces”.

“Si queremos ganar tenemos que controlar el rebote defensivo -señala cuando se le pregunta por las claves-. Es lo primordial. Si no le damos segundas opciones, Bilbao pierde muchos puntos. Otro aspecto importante va a ser controlar el juego de bloqueo directo de sus bases, ya que desde ahí generan mucho juego. Si conseguimos dominar estos dos aspectos, vamos a ser capaces de correr y hacer el juego directo que nos conviene”.

También ha hablado del ritmo que espera en la semifinal: “Creo que el partido se va a parecer más al partido de la segunda vuelta al que de la primera. Estoy convencido de que las defensas se van a imponer a los ataques. Van a jugar un papel fundamental las situaciones de bloqueo directo y la de los últimos segundos. El que sea capaz de imponer el ritmo tendrá muchas papeletas para ganar el partido”.

“Se lo he dicho a los jugadores, no queremos que el partido sea una partida de parchís, donde dependiendo del azar igual sacas un cinco o un seis, queremos que sea una partida de ajedrez, con todo muy bien estudiado. Para esto nos hemos preparados durante diez días y espero que salga lo mejor posible”, añade.

En los últimos cuatro años, esta es la tercera vez que el Decano está en la lucha final por el ascenso, ya lo consiguió en la primera y Alcoba cree que la ciudad y el equipo ya se lo merece. “Estar en la Final Four no es trabajo de Alejandro Alcoba solamente, es también del club, cuerpo técnico y jugadores. En los últimos cuatro años hemos jugado dos finales y esta Final Four para ascender a la ACB. Creo que por trabajo y merecimiento va siendo hora de que se abra la puerta de la máxima categoría, porque Melilla se merece estar en ACB”.