Josep Franch y los pequeños detalles

MED/CMB 28-05-2019 - Melilla Baloncesto

  • El base considera que pequeñas decisiones pueden decantar la balanza ante Retabet Bilbao Basket

Solo cuatro días para que el Club Melilla Baloncesto se vea las caras con Retabet Bilbao Basket en las semifinales de la Final Four de ascenso a Liga Endesa que se celebrará en Bilbao. Para hablar de esta cita histórica nadie mejor que el capitán azulino Josep Franch. El base catalán, en declaraciones a la web del club azulino, afirma que el equipo llega sin presión, pero con una gran ambición a una cita, donde los pequeños detalles serán claves para derrotar al anfitrión.

“Seguramente la temporada no ha sido como la habíamos planeado, hemos tenido muchos altos y bajos, pero el objetivo que teníamos en mente desde un principio era disputar la Final Four y lo hemos conseguido”, sentencia Franch nada más iniciar sus manifestaciones.

Esa declaración sirve para descargar al club de presión, testigo que ceden a Bilbao, por plantilla, clasificación y por ser el anfitrión de la Final Four. “Lo que está claro que la presión grande la tienen ellos. Juegan en casa, ante un pabellón lleno, y nosotros vamos sin esa presión, pero con la ambición de querer ganar”.

Cuestionado por el rival, el base asume la dificultad, pero también el reto de vencer a un equipo que este año se les ha resistido. “Va a ser un partido complicado, junto con Betis, Bilbao Basket es el único equipo al que no hemos vencido esta temporada, pero queremos saber que se sabe venciéndoles el sábado en Miribilla”.

Franch dice tener claro cómo lograr ese ansiado triunfo, hay que controlar los pequeños detalles. “Al final pequeños detalles son los que van a marcar un poco la diferencia. Controlar bien el rebote para que no puedan tener segundas opciones y subir algo más las líneas defensivas. Este año hemos demostrado que cuando defendemos bien, al final acabamos teniendo siempre opciones de victoria”.

Por último, el catalán ha lanzado un mensaje de optimismo sobre su rodilla. “La rodilla no me está respondiendo todo lo bien que me hubiera gustado esta temporada, pero es una Final Four y voy a estar a tope. Con estos días de descanso, he tenido un tratamiento diferente, para intentar llegar lo mejor posible”.

Josep Franch y los pequeños detalles

  • El base considera que pequeñas decisiones pueden decantar la balanza ante Retabet Bilbao Basket

Solo cuatro días para que el Club Melilla Baloncesto se vea las caras con Retabet Bilbao Basket en las semifinales de la Final Four de ascenso a Liga Endesa que se celebrará en Bilbao. Para hablar de esta cita histórica nadie mejor que el capitán azulino Josep Franch. El base catalán, en declaraciones a la web del club azulino, afirma que el equipo llega sin presión, pero con una gran ambición a una cita, donde los pequeños detalles serán claves para derrotar al anfitrión.

“Seguramente la temporada no ha sido como la habíamos planeado, hemos tenido muchos altos y bajos, pero el objetivo que teníamos en mente desde un principio era disputar la Final Four y lo hemos conseguido”, sentencia Franch nada más iniciar sus manifestaciones.

Esa declaración sirve para descargar al club de presión, testigo que ceden a Bilbao, por plantilla, clasificación y por ser el anfitrión de la Final Four. “Lo que está claro que la presión grande la tienen ellos. Juegan en casa, ante un pabellón lleno, y nosotros vamos sin esa presión, pero con la ambición de querer ganar”.

Cuestionado por el rival, el base asume la dificultad, pero también el reto de vencer a un equipo que este año se les ha resistido. “Va a ser un partido complicado, junto con Betis, Bilbao Basket es el único equipo al que no hemos vencido esta temporada, pero queremos saber que se sabe venciéndoles el sábado en Miribilla”.

Franch dice tener claro cómo lograr ese ansiado triunfo, hay que controlar los pequeños detalles. “Al final pequeños detalles son los que van a marcar un poco la diferencia. Controlar bien el rebote para que no puedan tener segundas opciones y subir algo más las líneas defensivas. Este año hemos demostrado que cuando defendemos bien, al final acabamos teniendo siempre opciones de victoria”.

Por último, el catalán ha lanzado un mensaje de optimismo sobre su rodilla. “La rodilla no me está respondiendo todo lo bien que me hubiera gustado esta temporada, pero es una Final Four y voy a estar a tope. Con estos días de descanso, he tenido un tratamiento diferente, para intentar llegar lo mejor posible”.