La UD Melilla pierde y acaba tercera

UDM 19-05-2019 - UD Melilla

La fortuna juega en contra de los azulinos ante el Ibiza, no lograron materializar ninguna de sus múltiples ocasiones

Los unionistas mañana conocerán a su rival en primera ronda de playoffs: Atlético de Madrid B, Mirandés o Villarreal B

La Unión Deportiva Melilla 2018/19 entrará finalmente como tercera de grupo al sorteo de los playoff que se celebrará mañana, a las 16:30 horas, en los salones de la Federación. Los unionistas acaban la campaña con una injusta derrota, pero esta no ensombrece el excepcional rendimiento del equipo a lo largo de la temporada. El conjunto azulino es uno de los dieciséis clubes llamados a pelear por la promoción de categoría, y eso ha de ser motivo de orgullo y celebración en una ciudad no muy acostumbrada a ello. Los jugadores, ya pasado el mal trago, se han comenzado a conjurar en el vestuario nada más acabar el choque: este es el último partido que podía perderse. A Melilla le toca ascender.

El partido que clausuraba la temporada regular se ha vivido en la ciudad autónoma con muchísima pasión. La grada, con un número de espectadores similar al del choque frente al Badajoz, ha estado animando durante prácticamente todo el partido.

La U.D. Melilla tenía claro que el único resultado posible era la victoria, y comenzó a intentar anotar su primer tanto desde prácticamente el primer minuto del choque. Moha, que hoy sustituía al lesionado Óscar García en el puesto de nuevo, gozó de varias ocasiones buscando muy bien los espacios a las espaldas de los centrales, pero el meta celeste, muy atento, desbarató todas ellas. También el mano a mano de Igor Martínez en el minuto 35’. A pesar del empuje local, el resultado al descanso seguía marcando 0-0, aunque Dani Barrio tuvo que intervenir en un par de ocasiones para malograr dos aisladas intentonas del conjunto entrenado por Pablo Alfaro.

Por lo visto de ambos equipos, sin embargo, parecía cuestión de tiempo que los de Luis Miguel Carrión se adelantasen en el electrónico. En la primera jugada de la segunda mitad Moha Traoré y Menudo triangulaban con maestría, pero tras el taconazo del atacante –y en el uno contra uno- el sevillano mandaba el balón al palo. Apenas dos minutos más tarde, y tras un buen contragolpe melillense, el disparo del ‘diez’ azulino era repelido por Lucas Anacker en la misma línea de gol. El dominio era insistente y las oportunidades no paraban de llegar, pero hoy no quería entrar la dichosa pelotita.

Una y otra vez llegaba la U.D. Melilla con peligro al área rival, pero una tras otra iban desaprovechándose todas las ocasiones, para desesperación local. Ya en el descuento, con el equipo roto y lanzado a por el empate, Serra aprovechó un contragolpe para batir a un Dani Barrio vendido. Duro castigo para un plantel que peleó hasta el último minuto.

Eso sí, cuando lo has dado todo hasta el final, cuando has exhibido –probablemente- el mejor fútbol de todos los pretendientes al trono, cuando la primera plaza ha sido tuya más tiempo tuya que de cualquier otro rival… no hay tercer puesto malo. Y menos cuando tu objetivo principal era este mismo, clasificarte para la promoción de ascenso.

La tabla clasificatoria, acabada la temporada regular, deja al Recreativo de Huelva como justo ganador del campeonato, pero muchos piensan que –por juego- el mejor equipo del Grupo IV ha sido la U.D. Melilla de Luis Carrión. A estos sólo queda demostrarles que, ya sea por el camino corto o por el largo, la escuadra norteafricana está llamada a hacer historia. Ahora sólo queda que, llegado lo realmente decisivo, la comunión de equipo y afición sea inquebrantable.

La UD Melilla pierde y acaba tercera

La fortuna juega en contra de los azulinos ante el Ibiza, no lograron materializar ninguna de sus múltiples ocasiones

Los unionistas mañana conocerán a su rival en primera ronda de playoffs: Atlético de Madrid B, Mirandés o Villarreal B

La Unión Deportiva Melilla 2018/19 entrará finalmente como tercera de grupo al sorteo de los playoff que se celebrará mañana, a las 16:30 horas, en los salones de la Federación. Los unionistas acaban la campaña con una injusta derrota, pero esta no ensombrece el excepcional rendimiento del equipo a lo largo de la temporada. El conjunto azulino es uno de los dieciséis clubes llamados a pelear por la promoción de categoría, y eso ha de ser motivo de orgullo y celebración en una ciudad no muy acostumbrada a ello. Los jugadores, ya pasado el mal trago, se han comenzado a conjurar en el vestuario nada más acabar el choque: este es el último partido que podía perderse. A Melilla le toca ascender.

El partido que clausuraba la temporada regular se ha vivido en la ciudad autónoma con muchísima pasión. La grada, con un número de espectadores similar al del choque frente al Badajoz, ha estado animando durante prácticamente todo el partido.

La U.D. Melilla tenía claro que el único resultado posible era la victoria, y comenzó a intentar anotar su primer tanto desde prácticamente el primer minuto del choque. Moha, que hoy sustituía al lesionado Óscar García en el puesto de nuevo, gozó de varias ocasiones buscando muy bien los espacios a las espaldas de los centrales, pero el meta celeste, muy atento, desbarató todas ellas. También el mano a mano de Igor Martínez en el minuto 35’. A pesar del empuje local, el resultado al descanso seguía marcando 0-0, aunque Dani Barrio tuvo que intervenir en un par de ocasiones para malograr dos aisladas intentonas del conjunto entrenado por Pablo Alfaro.

Por lo visto de ambos equipos, sin embargo, parecía cuestión de tiempo que los de Luis Miguel Carrión se adelantasen en el electrónico. En la primera jugada de la segunda mitad Moha Traoré y Menudo triangulaban con maestría, pero tras el taconazo del atacante –y en el uno contra uno- el sevillano mandaba el balón al palo. Apenas dos minutos más tarde, y tras un buen contragolpe melillense, el disparo del ‘diez’ azulino era repelido por Lucas Anacker en la misma línea de gol. El dominio era insistente y las oportunidades no paraban de llegar, pero hoy no quería entrar la dichosa pelotita.

Una y otra vez llegaba la U.D. Melilla con peligro al área rival, pero una tras otra iban desaprovechándose todas las ocasiones, para desesperación local. Ya en el descuento, con el equipo roto y lanzado a por el empate, Serra aprovechó un contragolpe para batir a un Dani Barrio vendido. Duro castigo para un plantel que peleó hasta el último minuto.

Eso sí, cuando lo has dado todo hasta el final, cuando has exhibido –probablemente- el mejor fútbol de todos los pretendientes al trono, cuando la primera plaza ha sido tuya más tiempo tuya que de cualquier otro rival… no hay tercer puesto malo. Y menos cuando tu objetivo principal era este mismo, clasificarte para la promoción de ascenso.

La tabla clasificatoria, acabada la temporada regular, deja al Recreativo de Huelva como justo ganador del campeonato, pero muchos piensan que –por juego- el mejor equipo del Grupo IV ha sido la U.D. Melilla de Luis Carrión. A estos sólo queda demostrarles que, ya sea por el camino corto o por el largo, la escuadra norteafricana está llamada a hacer historia. Ahora sólo queda que, llegado lo realmente decisivo, la comunión de equipo y afición sea inquebrantable.