Alcoba viaja a Valladolid con optimismo

I.S.V./CMB 14-05-2019 - Melilla Baloncesto

  • El técnico cree que su equipo tiene mucho que ganar si el rival está “por debajo de los setenta puntos”

  • El vestuario del Melilla Baloncesto afronta el tercer partido de la serie con “buenas sensaciones”

El jueves Melilla Baloncesto y Carramimbre Valladolid disputan el tercer partido de la serie. Con el 1-1 en el marcador, los pucelanos cuentan ahora con el factor cancha a su favor. Los dos próximos envites serán ante su público, pero en el seno azulino se siguen viendo con opciones de victoria y esta mañana así lo ha escenificado Alejandro Alcoba, pero reconociendo las dificultades de un rival que ya les ganó el primer partido en el Javier Imbroda.

“Las sensaciones son buenas -argumenta el entrenador melillense-, aunque está claro que nos hubiera gustado ganar los dos partidos, pero el sábado vimos a un Melilla Baloncesto compacto, con las ideas más claras y no dejando que Valladolid estuviese cómodo”.

El viento de la grada estará ahora a favor de los de Pisuerga, habrá presión ambiental, pero esto no parece preocupar en exceso a Alcoba. “Sabemos lo que nos espera allí. Ellos ponen un ritmo y agresividad muy alta, son muy duros en el campo y no se rinden en ningún momento. A todo esto, le acompañará un gran ambiente y para el que tenemos que estar preparados”.

Preparación que tiene un espejo en el que mirarse, los dos últimos partidos jugados en terreno melillense. Hay que aprender de los errores, que han sido bastantes, y sacar punta a las virtudes, que también las ha habido. “Es verdad que en liga ganamos, pero eso ya es pasado y ahora tenemos que pensar en cómo han transcurrido estos dos partidos para aprender de los errores y ser conscientes de que no podemos dejar que estén cómodos en ningún momento”.

Lo que está claro, al menos así lo manifiesta Alejandro Alcoba, es que el duelo se puede decidir por detalles, que la igualdad va a ser la tónica y que parte del éxito azulino pasará por dejar a Valladolid en una anotación baja. “Espero un partido igualado y creo que, si somos capaces de dejarles por debajo de los setenta puntos, estaremos en el camino de conseguir la victoria. Además, estoy convencido de que será un partido duro, tanto a nivel físico como táctico”, apunta el técnico.

Esa dureza que señala se palpará en el juego interior. Si Melilla domina bajo el aro, tendrá también mucho terreno ganado. “Una de las claves va a ser cuánto tiempo vamos a poder tener a Dos Anjos o Balaban en pista. No cuando este Adboubacar, si no cuando jueguen con los dos interiores abiertos, ya que tenemos claro que nuestros pívots no son buenos defensores en campo abierto. Cuanto más tiempo seamos capaces de que nuestros ‘cincos’ estén en pista, mucho mejor”.

Por último, agradece la adaptación del recién llegado, un Gjuroski al que, evidentemente, le hubiera gustado rodar más. “Me hubiese gustado tener alguna sesión más de trabajo para meter a Stojan en dinámica, pero es un chico listo y va cogiendo las cosas rápido. Y para ajustar algunas cosas más en defensa y en ataque que nos hicieran ser un poco más competitivos”, sentencia Alcoba.

El equipo parte a Valladolid a primera hora de este miércoles

Para afrontar estos dos encuentros en tierras vallisoletanas, el Decano partirá este miércoles a las 8:30 horas en vuelo regular hasta Madrid. Una vez aterrizados en el aeropuerto Adolfo Suarez, y tras recoger el equipaje, el equipo se subirá en un autobús para recorrer los 195 kilómetros que separan la capital de España de Valladolid. Un vez allí, la plantilla y cuerpo técnico quedarán concentrados en el hotel Sercotel Felipe IV de Valladolid.

Por la tarde, el equipo tiene previsto realizar un entrenamiento en polideportivo Pisuerga, en lo que será la primera toma de contacto de los azulinos con el escenario de estos dos próximos encuentros. Ya en la mañana del jueves, el equipo tendrá la habitual sesión de tiro del día de partido, prevista para las 12:00 horas, y cuya duración será aproximadamente de una hora. Desde su conclusión y hasta una y media antes del comienzo del encuentro, previsto para las 21:00 horas, el Decano quedará concentrado en el hotel.

El viernes por la mañana Alejandro Alcoba y los suyos volverán a ejercitarse para preparar el cuarto partido de la serie que se disputará el sábado a las 19:00 horas.

La vuelta del equipo se producirá en la mañana del domingo 19 de mayo, con llegada prevista a nuestra ciudad entorno a las 13:00 horas en vuelo procedente de Madrid.

Alcoba viaja a Valladolid con optimismo

  • El técnico cree que su equipo tiene mucho que ganar si el rival está “por debajo de los setenta puntos”

  • El vestuario del Melilla Baloncesto afronta el tercer partido de la serie con “buenas sensaciones”

El jueves Melilla Baloncesto y Carramimbre Valladolid disputan el tercer partido de la serie. Con el 1-1 en el marcador, los pucelanos cuentan ahora con el factor cancha a su favor. Los dos próximos envites serán ante su público, pero en el seno azulino se siguen viendo con opciones de victoria y esta mañana así lo ha escenificado Alejandro Alcoba, pero reconociendo las dificultades de un rival que ya les ganó el primer partido en el Javier Imbroda.

“Las sensaciones son buenas -argumenta el entrenador melillense-, aunque está claro que nos hubiera gustado ganar los dos partidos, pero el sábado vimos a un Melilla Baloncesto compacto, con las ideas más claras y no dejando que Valladolid estuviese cómodo”.

El viento de la grada estará ahora a favor de los de Pisuerga, habrá presión ambiental, pero esto no parece preocupar en exceso a Alcoba. “Sabemos lo que nos espera allí. Ellos ponen un ritmo y agresividad muy alta, son muy duros en el campo y no se rinden en ningún momento. A todo esto, le acompañará un gran ambiente y para el que tenemos que estar preparados”.

Preparación que tiene un espejo en el que mirarse, los dos últimos partidos jugados en terreno melillense. Hay que aprender de los errores, que han sido bastantes, y sacar punta a las virtudes, que también las ha habido. “Es verdad que en liga ganamos, pero eso ya es pasado y ahora tenemos que pensar en cómo han transcurrido estos dos partidos para aprender de los errores y ser conscientes de que no podemos dejar que estén cómodos en ningún momento”.

Lo que está claro, al menos así lo manifiesta Alejandro Alcoba, es que el duelo se puede decidir por detalles, que la igualdad va a ser la tónica y que parte del éxito azulino pasará por dejar a Valladolid en una anotación baja. “Espero un partido igualado y creo que, si somos capaces de dejarles por debajo de los setenta puntos, estaremos en el camino de conseguir la victoria. Además, estoy convencido de que será un partido duro, tanto a nivel físico como táctico”, apunta el técnico.

Esa dureza que señala se palpará en el juego interior. Si Melilla domina bajo el aro, tendrá también mucho terreno ganado. “Una de las claves va a ser cuánto tiempo vamos a poder tener a Dos Anjos o Balaban en pista. No cuando este Adboubacar, si no cuando jueguen con los dos interiores abiertos, ya que tenemos claro que nuestros pívots no son buenos defensores en campo abierto. Cuanto más tiempo seamos capaces de que nuestros ‘cincos’ estén en pista, mucho mejor”.

Por último, agradece la adaptación del recién llegado, un Gjuroski al que, evidentemente, le hubiera gustado rodar más. “Me hubiese gustado tener alguna sesión más de trabajo para meter a Stojan en dinámica, pero es un chico listo y va cogiendo las cosas rápido. Y para ajustar algunas cosas más en defensa y en ataque que nos hicieran ser un poco más competitivos”, sentencia Alcoba.

El equipo parte a Valladolid a primera hora de este miércoles

Para afrontar estos dos encuentros en tierras vallisoletanas, el Decano partirá este miércoles a las 8:30 horas en vuelo regular hasta Madrid. Una vez aterrizados en el aeropuerto Adolfo Suarez, y tras recoger el equipaje, el equipo se subirá en un autobús para recorrer los 195 kilómetros que separan la capital de España de Valladolid. Un vez allí, la plantilla y cuerpo técnico quedarán concentrados en el hotel Sercotel Felipe IV de Valladolid.

Por la tarde, el equipo tiene previsto realizar un entrenamiento en polideportivo Pisuerga, en lo que será la primera toma de contacto de los azulinos con el escenario de estos dos próximos encuentros. Ya en la mañana del jueves, el equipo tendrá la habitual sesión de tiro del día de partido, prevista para las 12:00 horas, y cuya duración será aproximadamente de una hora. Desde su conclusión y hasta una y media antes del comienzo del encuentro, previsto para las 21:00 horas, el Decano quedará concentrado en el hotel.

El viernes por la mañana Alejandro Alcoba y los suyos volverán a ejercitarse para preparar el cuarto partido de la serie que se disputará el sábado a las 19:00 horas.

La vuelta del equipo se producirá en la mañana del domingo 19 de mayo, con llegada prevista a nuestra ciudad entorno a las 13:00 horas en vuelo procedente de Madrid.