“Solo nos vale la victoria para tener el factor cancha”

MED/CMB 01-05-2019 - Melilla Baloncesto

  • Juan Rubio señala que el duelo ante Ourense “va a ser un partido duro, tal y como lo han sido los cinco últimos que hemos disputados, que han sido todo finales para nosotros”

  • El alero murciano está a disposición de Alejandro Alcoba para este importante partido tras superar sus problemas musculares

El Melilla Baloncesto se juega este viernes la posibilidad de contar con el factor cancha en la primera eliminatoria de playoff. Algo que pasa irremediablemente por vencer en la última jornada a Río Ourense Termal. Un partido decisivo del que ha hablado uno de los jugadores de la escuadra azulina, Juan Rubio.

El alero murciano ha señalado que afrontan el encuentro con optimismo ante un equipo muy competitivo. Además, Rubio ha explicado que ya se encuentra totalmente recuperado de sus problemas musculares y está a disposición de Alejandro Alcoba para este importante partido.

“Tal y como está la competición, entre los que se quieren salvar o consolidar el Playoffs, es muy difícil. Al final lo hemos conseguido, en una pista tan complicada como la de Palencia, y nos hemos quitado ya un peso de encima”, ha manifestado Rubio en el inicio de sus declaraciones y a tenor de la última victoria.

El alero quiere dar valor a lo conseguido y por ello ha añadido que “es una de las ligas LEB Oro más competitivas de los últimos años y ha sido una labor muy difícil consolidar estar una temporada más en la postemporada”.

De todas formas, aún les queda una bola por jugar, la del viernes ante Ourense, y con un objetivo aún por alcanzar, el factor cancha. “Solo nos vale la victoria para tener el factor cancha. Vamos a salir con todo lo que tenemos porque para nosotros conseguir el factor cancha nos serviría para encarar con buenas sensaciones los Playoffs”. Y es ante un rival directo en un gran momento de forma, de manera que no es baladí afirmar que el Melilla Baloncesto está ante una nueva final. “Va a ser un partido duro, tal y como lo han sido los cinco últimos que hemos disputados, que han sido todo finales para nosotros. Este si cabe tiene más importancia, pero lo afrontamos con tranquilidad y buenas sensaciones. Esperemos cuajar un partido de cuarenta minutos y lograr la victoria”.

A la hora de analizar al rival, Rubio ha puesto sobre la mesa la importancia de tres de sus jugadores, sin olvidar que lo importante es el bloque que ha conjuntado Gonzalo García de Vitoria. “Aparte de grandes jugadores como Rozitis, Zamora o Vidal entre otros, Ourense es un equipo que trabaja muy bien y tienen las ideas muy claras. Cada jugador de esa plantilla aporta su granito de arena, lo que les convierte en un equipo muy competitivo y difícil de batir”, ha descrito.

No ha querido, eso sí, hacer pronósticos sobre quién podría ser el rival del playoff: “Nosotros no hacemos cábalas, simplemente pensamos en afrontar el partido de la mejor manera posible y coger sensaciones para encajar los playoffs de la mejor manera posible, ya que están a la vuelta de la esquina”. ¿Hay presión en el vestuario? Esta ha sido su respuesta: “Si la presión nos afecta de una manera positiva, pues bienvenido sea porque los playoffs van a ser muy difíciles”.

Por último, ha lanzado un mensaje de tranquilidad sobre su estado físico tras la lesión musculares que le ha tenido en el dique seco varios encuentros. “Me encuentro muy bien. El cuerpo médico, los fisios y el preparador físico han hecho un trabajo muy bueno y me siento bien. Estoy muy contento y espero poco a poco coger sensaciones”.

“Solo nos vale la victoria para tener el factor cancha”

  • Juan Rubio señala que el duelo ante Ourense “va a ser un partido duro, tal y como lo han sido los cinco últimos que hemos disputados, que han sido todo finales para nosotros”

  • El alero murciano está a disposición de Alejandro Alcoba para este importante partido tras superar sus problemas musculares

El Melilla Baloncesto se juega este viernes la posibilidad de contar con el factor cancha en la primera eliminatoria de playoff. Algo que pasa irremediablemente por vencer en la última jornada a Río Ourense Termal. Un partido decisivo del que ha hablado uno de los jugadores de la escuadra azulina, Juan Rubio.

El alero murciano ha señalado que afrontan el encuentro con optimismo ante un equipo muy competitivo. Además, Rubio ha explicado que ya se encuentra totalmente recuperado de sus problemas musculares y está a disposición de Alejandro Alcoba para este importante partido.

“Tal y como está la competición, entre los que se quieren salvar o consolidar el Playoffs, es muy difícil. Al final lo hemos conseguido, en una pista tan complicada como la de Palencia, y nos hemos quitado ya un peso de encima”, ha manifestado Rubio en el inicio de sus declaraciones y a tenor de la última victoria.

El alero quiere dar valor a lo conseguido y por ello ha añadido que “es una de las ligas LEB Oro más competitivas de los últimos años y ha sido una labor muy difícil consolidar estar una temporada más en la postemporada”.

De todas formas, aún les queda una bola por jugar, la del viernes ante Ourense, y con un objetivo aún por alcanzar, el factor cancha. “Solo nos vale la victoria para tener el factor cancha. Vamos a salir con todo lo que tenemos porque para nosotros conseguir el factor cancha nos serviría para encarar con buenas sensaciones los Playoffs”. Y es ante un rival directo en un gran momento de forma, de manera que no es baladí afirmar que el Melilla Baloncesto está ante una nueva final. “Va a ser un partido duro, tal y como lo han sido los cinco últimos que hemos disputados, que han sido todo finales para nosotros. Este si cabe tiene más importancia, pero lo afrontamos con tranquilidad y buenas sensaciones. Esperemos cuajar un partido de cuarenta minutos y lograr la victoria”.

A la hora de analizar al rival, Rubio ha puesto sobre la mesa la importancia de tres de sus jugadores, sin olvidar que lo importante es el bloque que ha conjuntado Gonzalo García de Vitoria. “Aparte de grandes jugadores como Rozitis, Zamora o Vidal entre otros, Ourense es un equipo que trabaja muy bien y tienen las ideas muy claras. Cada jugador de esa plantilla aporta su granito de arena, lo que les convierte en un equipo muy competitivo y difícil de batir”, ha descrito.

No ha querido, eso sí, hacer pronósticos sobre quién podría ser el rival del playoff: “Nosotros no hacemos cábalas, simplemente pensamos en afrontar el partido de la mejor manera posible y coger sensaciones para encajar los playoffs de la mejor manera posible, ya que están a la vuelta de la esquina”. ¿Hay presión en el vestuario? Esta ha sido su respuesta: “Si la presión nos afecta de una manera positiva, pues bienvenido sea porque los playoffs van a ser muy difíciles”.

Por último, ha lanzado un mensaje de tranquilidad sobre su estado físico tras la lesión musculares que le ha tenido en el dique seco varios encuentros. “Me encuentro muy bien. El cuerpo médico, los fisios y el preparador físico han hecho un trabajo muy bueno y me siento bien. Estoy muy contento y espero poco a poco coger sensaciones”.