Salim Abdelkader analiza la temporada tras lograr la permanencia

CVM 01-04-2019 - Voleibol

  • Reconoce que durante la temporada ha echado en falta a jugadores “con más coraje

El Club Voleibol Melilla consiguió la permanencia en la última jornada de la Superliga Masculina, tras vencer al Barça Voleibol en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz por 3-1 (25-18, 21-25, 25-23 y 25-17).

Salim Abdelkader, entrenador del conjunto melillense, se mostró muy satisfecho por la consecución de la permanencia, pero aseguró que la temporada ha sido complicada, “ya que hemos sufrido bastante para mantener la categoría”.

A este respecto, indicó que la lesión de Mario Ferrera “ha trastocado mucho la recepción” de su equipo en las últimas jornadas, “ya que, si no recibimos, no tenemos opciones de jugar bien el set, aunque tampoco terminamos de estar cómodos en la colocación, pero en la última jornada nos la hemos jugado con Hiago como director del juego, que le ha dado otro aire al equipo y ha cambiado todo positivamente”.

Además, destacó que en esta última jornada “he podido contar con el líbero Paco Alcober, que junto a Mario Ferrera son dos de los mejores receptores de la Liga”. Con ellos, “hemos tenido más control de la recepción, ayudan a Najari Fernandes que no es un receptor nato y ya tienes más ataque en el equipo”, resaltó como aspectos claves del buen partido de sus jugadores ante el Barça Voleibol para mantener la categoría”.

“En esta última jornada ha funcionado eso, mientras que en Soria fue a ratos. Cuando la recepción no funciona, el equipo siente impotencia y se rinde muy pronto. Es verdad que el equipo ha tirado partidos que no debía y otros que ha sacado adelante con mucha casta”, resaltó Salim Abdelkader sobre el buen partido de su equipo ante el cuadro catalán.

También reconoció que durante la temporada ha echado en falta a jugadores “con más coraje”, pero “hemos tenido otro tipo de jugadores, más pasivos y tranquilos, que hay que saber llevarlos”.

De igual modo, aseguró que el fichaje de Noé de Mena, en las tres últimas jornadas, ha servido para dar tranquilidad y experiencia a su equipo. “Noé de Mena no es un jugador que te vaya a dar puntos, pero sí mucha tranquilidad y experiencia en los momentos difíciles, en los que ha sabido calmar el juego del equipo”.

No obstante, expresó su satisfacción porque afortunadamente el equipo consiguió la victoria para seguir, un año más, en la Superliga. “En esta última jornada, las cosas han salido bien, durante la semana se entrenó muy bien y estaba convencido de que se iba a jugar bastante bien, a sabiendas de que el Barça venía a hacer cosas grandes, pero afortunadamente todo nos ha salido muy bien. Ninguno de nosotros quería llegar a esta situación y lo he dicho diez mil veces, que hemos tenido muchas oportunidades y las hemos desaprovechado, pero somos los que hemos terminado más contentos en esta última jornada de la competición”.

Salim Abdelkader dijo estar convencido que su equipo ganaría el partido, tras las “buenas sensaciones de los jugadores” en los entrenamientos de la semana pasada, y les informó, con datos, de que el Barça Voleibol “cometía más errores que nosotros, aunque es un equipo que nunca se rinde y siempre pelea hasta el final, como se ha podido comprobar”.

Por otro lado, reconoció que su plantilla “no es muy fuerte en el aspecto psicológico y tienes que estar muy encima de los jugadores, pero si jugamos bien podemos competir contra cualquiera”, aunque también cree que “hemos tenido mala suerte durante la temporada y además hemos tenido momentos de mucho estrés, en los que estábamos obligados a sacar un partido adelante para poder salvarnos, ya que sabíamos que el Barça había realizado una inversión fuerte en la segunda vuelta y en cualquier momento podía superarnos en la clasificación, pero hemos tenido la suerte de llegar a la última jornada empatado a puntos con el cuadro catalán y jugárnosla en nuestra cancha”.

Sin embargo, confía en que lo sucedido sirva de experiencia “de cara a hacer mejor las cosas para organizar la próxima temporada mejor”, aunque cree también que el Club Voleibol Melilla está en desventaja con el resto de equipos con respecto al dinero que se pierde con los desplazamientos. “Es mucho lo que hemos aprendido esta temporada, pero hay que ser realistas. En el tema económico estamos al mismo nivel que los equipos de la zona media hacia abajo, pero nosotros gastamos cuatro veces más en desplazamientos que el resto de equipos. En igualdad de condiciones podíamos haber fichado a dos de los mejores jugadores de la Liga y había clubes que estaban deseando que el Barça lograba la permanencia, pues el desplazamiento a Melilla es caro. Además, no hemos tenido suerte con los fichajes cuando ha sido la temporada que más hemos invertido en la confección de la plantilla, pero las cosas muchas veces no salen como piensas”, concluyó Salim Abdelkader.

Salim Abdelkader analiza la temporada tras lograr la permanencia

  • Reconoce que durante la temporada ha echado en falta a jugadores “con más coraje

El Club Voleibol Melilla consiguió la permanencia en la última jornada de la Superliga Masculina, tras vencer al Barça Voleibol en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz por 3-1 (25-18, 21-25, 25-23 y 25-17).

Salim Abdelkader, entrenador del conjunto melillense, se mostró muy satisfecho por la consecución de la permanencia, pero aseguró que la temporada ha sido complicada, “ya que hemos sufrido bastante para mantener la categoría”.

A este respecto, indicó que la lesión de Mario Ferrera “ha trastocado mucho la recepción” de su equipo en las últimas jornadas, “ya que, si no recibimos, no tenemos opciones de jugar bien el set, aunque tampoco terminamos de estar cómodos en la colocación, pero en la última jornada nos la hemos jugado con Hiago como director del juego, que le ha dado otro aire al equipo y ha cambiado todo positivamente”.

Además, destacó que en esta última jornada “he podido contar con el líbero Paco Alcober, que junto a Mario Ferrera son dos de los mejores receptores de la Liga”. Con ellos, “hemos tenido más control de la recepción, ayudan a Najari Fernandes que no es un receptor nato y ya tienes más ataque en el equipo”, resaltó como aspectos claves del buen partido de sus jugadores ante el Barça Voleibol para mantener la categoría”.

“En esta última jornada ha funcionado eso, mientras que en Soria fue a ratos. Cuando la recepción no funciona, el equipo siente impotencia y se rinde muy pronto. Es verdad que el equipo ha tirado partidos que no debía y otros que ha sacado adelante con mucha casta”, resaltó Salim Abdelkader sobre el buen partido de su equipo ante el cuadro catalán.

También reconoció que durante la temporada ha echado en falta a jugadores “con más coraje”, pero “hemos tenido otro tipo de jugadores, más pasivos y tranquilos, que hay que saber llevarlos”.

De igual modo, aseguró que el fichaje de Noé de Mena, en las tres últimas jornadas, ha servido para dar tranquilidad y experiencia a su equipo. “Noé de Mena no es un jugador que te vaya a dar puntos, pero sí mucha tranquilidad y experiencia en los momentos difíciles, en los que ha sabido calmar el juego del equipo”.

No obstante, expresó su satisfacción porque afortunadamente el equipo consiguió la victoria para seguir, un año más, en la Superliga. “En esta última jornada, las cosas han salido bien, durante la semana se entrenó muy bien y estaba convencido de que se iba a jugar bastante bien, a sabiendas de que el Barça venía a hacer cosas grandes, pero afortunadamente todo nos ha salido muy bien. Ninguno de nosotros quería llegar a esta situación y lo he dicho diez mil veces, que hemos tenido muchas oportunidades y las hemos desaprovechado, pero somos los que hemos terminado más contentos en esta última jornada de la competición”.

Salim Abdelkader dijo estar convencido que su equipo ganaría el partido, tras las “buenas sensaciones de los jugadores” en los entrenamientos de la semana pasada, y les informó, con datos, de que el Barça Voleibol “cometía más errores que nosotros, aunque es un equipo que nunca se rinde y siempre pelea hasta el final, como se ha podido comprobar”.

Por otro lado, reconoció que su plantilla “no es muy fuerte en el aspecto psicológico y tienes que estar muy encima de los jugadores, pero si jugamos bien podemos competir contra cualquiera”, aunque también cree que “hemos tenido mala suerte durante la temporada y además hemos tenido momentos de mucho estrés, en los que estábamos obligados a sacar un partido adelante para poder salvarnos, ya que sabíamos que el Barça había realizado una inversión fuerte en la segunda vuelta y en cualquier momento podía superarnos en la clasificación, pero hemos tenido la suerte de llegar a la última jornada empatado a puntos con el cuadro catalán y jugárnosla en nuestra cancha”.

Sin embargo, confía en que lo sucedido sirva de experiencia “de cara a hacer mejor las cosas para organizar la próxima temporada mejor”, aunque cree también que el Club Voleibol Melilla está en desventaja con el resto de equipos con respecto al dinero que se pierde con los desplazamientos. “Es mucho lo que hemos aprendido esta temporada, pero hay que ser realistas. En el tema económico estamos al mismo nivel que los equipos de la zona media hacia abajo, pero nosotros gastamos cuatro veces más en desplazamientos que el resto de equipos. En igualdad de condiciones podíamos haber fichado a dos de los mejores jugadores de la Liga y había clubes que estaban deseando que el Barça lograba la permanencia, pues el desplazamiento a Melilla es caro. Además, no hemos tenido suerte con los fichajes cuando ha sido la temporada que más hemos invertido en la confección de la plantilla, pero las cosas muchas veces no salen como piensas”, concluyó Salim Abdelkader.