Dani Barrio: “O salimos al 120% o nos llevaremos un chasco el domingo”

UDM 28-03-2019 - UD Melilla

  • Advierte el meta que “dependen de ellos mismos” y pide intensidad ante un Malagueño que está perdiendo “por detalles”

  • Ambicioso, apunta que en los ocho partidos que quedan por disputarse los azulinos “tienen que aspirar a todo”

Recién finalizada la sesión de esta mañana en el estadio uno de los capitanes de la U.D. Melilla, Dani Barrio, ha pasado por rueda de prensa. Su intervención ha sido breve pero directa. El meta, que entraba a la rueda de prensa aún con la camiseta manchada de tierra, sabe que este domingo tendrán que llenarse una vez más de barro. Al menos si pretenden superar a un Atlético Malagueño del que, a pesar de llegar en una situación delicada, el arquero gijonés no se fía un pelo.

Ha apuntado el gijonés que sería un error estar pensando “en dos, tres semanas vista” y no en el partido ante el filial, ya que “las cosas cambian mucho de una semana a otra”. “Teníamos muchos derrotistas hace un mes, pero parece que el barco está ahora un poco más lleno –ha expresado el portero-, así que vamos a intentar ganar el domingo, hacernos más fuertes en casa y seguir para arriba”.

El meta, eso sí, no quiere relajaciones en la caseta. Se muestra optimista y confiado en las capacidades de su equipo, pero sabe que viene lo más complicado y definitorio y tendrán que dejarse todo:

“Estamos a ocho partidos del final, en una buena situación, pero todavía no se ha hecho nada. Nos queda lo más importante. Cierto es que ahora estamos a tiro del liderato y que cualquier pinchazo de ellos (en forma de derrota y victoria nuestra) nos pone por delante. Quedan 24 puntos en los que tenemos que aspirar a todo, pero también puede pasar de todo”.

Y es que el papel de los equipos de abajo comienza a ser muy relevante –y traicionero- a estas alturas de la competición: “He venido observando que si nosotros pinchamos con los de abajo es un fracaso; Cartagena empata con el Villanovense, UCAM con el Sanluqueño y es algo normal, ya que todos los equipos salen a competir. Creo que hay que medir las cosas con más objetividad, tanto para un equipo como para otro, y el partido del Malagueño será difícil como todos”.

Apunta Barrio, además, que el club malacitano “está haciendo buenos partidos y perdiendo por detalles”, que ha habido jornadas “en las que han merecido ganar y no lo han hecho”. “O salimos al 120% o nos llevaremos un chasco el domingo –ha avisado-. Depende de nosotros el ir a muerte y sacar los tres puntos, tenemos que dar intensidad y ritmo. Sería muy bueno adelantarnos en el marcador. Como les demos alas se nos volverá en contra el partido, y luego es difícil darle la vuelta”.

Sobre la afición, el meta ha preferido no hacer más llamamientos que los que el propio club está haciendo, pero ha destacado el gran apoyo del pequeño grupo de fieles que nunca les falla, con especial mención para los aficionados de la Peña Nacho Aznar, a los que considera “los aficionados de verdad” y no “los que vinieron a ver el Real Madrid”. Los futbolistas, algo resignados ya con este tema, sólo se centran “en el fútbol”, o al menos eso ha comentado Dani Barrio para terminar.

Dani Barrio: “O salimos al 120% o nos llevaremos un chasco el domingo”

  • Advierte el meta que “dependen de ellos mismos” y pide intensidad ante un Malagueño que está perdiendo “por detalles”

  • Ambicioso, apunta que en los ocho partidos que quedan por disputarse los azulinos “tienen que aspirar a todo”

Recién finalizada la sesión de esta mañana en el estadio uno de los capitanes de la U.D. Melilla, Dani Barrio, ha pasado por rueda de prensa. Su intervención ha sido breve pero directa. El meta, que entraba a la rueda de prensa aún con la camiseta manchada de tierra, sabe que este domingo tendrán que llenarse una vez más de barro. Al menos si pretenden superar a un Atlético Malagueño del que, a pesar de llegar en una situación delicada, el arquero gijonés no se fía un pelo.

Ha apuntado el gijonés que sería un error estar pensando “en dos, tres semanas vista” y no en el partido ante el filial, ya que “las cosas cambian mucho de una semana a otra”. “Teníamos muchos derrotistas hace un mes, pero parece que el barco está ahora un poco más lleno –ha expresado el portero-, así que vamos a intentar ganar el domingo, hacernos más fuertes en casa y seguir para arriba”.

El meta, eso sí, no quiere relajaciones en la caseta. Se muestra optimista y confiado en las capacidades de su equipo, pero sabe que viene lo más complicado y definitorio y tendrán que dejarse todo:

“Estamos a ocho partidos del final, en una buena situación, pero todavía no se ha hecho nada. Nos queda lo más importante. Cierto es que ahora estamos a tiro del liderato y que cualquier pinchazo de ellos (en forma de derrota y victoria nuestra) nos pone por delante. Quedan 24 puntos en los que tenemos que aspirar a todo, pero también puede pasar de todo”.

Y es que el papel de los equipos de abajo comienza a ser muy relevante –y traicionero- a estas alturas de la competición: “He venido observando que si nosotros pinchamos con los de abajo es un fracaso; Cartagena empata con el Villanovense, UCAM con el Sanluqueño y es algo normal, ya que todos los equipos salen a competir. Creo que hay que medir las cosas con más objetividad, tanto para un equipo como para otro, y el partido del Malagueño será difícil como todos”.

Apunta Barrio, además, que el club malacitano “está haciendo buenos partidos y perdiendo por detalles”, que ha habido jornadas “en las que han merecido ganar y no lo han hecho”. “O salimos al 120% o nos llevaremos un chasco el domingo –ha avisado-. Depende de nosotros el ir a muerte y sacar los tres puntos, tenemos que dar intensidad y ritmo. Sería muy bueno adelantarnos en el marcador. Como les demos alas se nos volverá en contra el partido, y luego es difícil darle la vuelta”.

Sobre la afición, el meta ha preferido no hacer más llamamientos que los que el propio club está haciendo, pero ha destacado el gran apoyo del pequeño grupo de fieles que nunca les falla, con especial mención para los aficionados de la Peña Nacho Aznar, a los que considera “los aficionados de verdad” y no “los que vinieron a ver el Real Madrid”. Los futbolistas, algo resignados ya con este tema, sólo se centran “en el fútbol”, o al menos eso ha comentado Dani Barrio para terminar.