El CV Melilla tendrá que ganar a Barça Voleibol para salvar la categoría

CVM 24-03-2019 - Voleibol

  • Ayer encajó su quinta derrota consecutiva tras caer ante Río Duero Soria por 3-0

El Club Voleibol Melilla cayó derrotado ayer sábado, por quinta jornada consecutiva, en la cancha del Río Duero Soria por 3-0 (25-21, 25-20 y 25-19) y se jugará la segunda plaza del descenso el próximo sábado en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz, en la última jornada, ante el Barça Voleibol, que perdió ante el líder C.V. Teruel (1-3). El perdedor de este encuentro acompañará al ya descendido Intasa San Sadurniño a la Superliga-2.

Por su parte, el equipo soriano, con su victoria ante el plantel que dirige Salim Abdelkader, logra de forma matemática la permanencia, mientras que melillenses y barceloneses afrontarán una última jornada agónica, en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda, por seguir en la máxima categoría del voleibol español.

Los errores iniciales del Club Voleibol Melilla los aprovechó el Río Duero Soria para adquirir una clara ventaja de 6 puntos (15-9). No obstante, los de Salim Abdelkader mejoraron, pese a sus problemas en la recepción, y lograron ajustar el marcador en 21-18, pero la diferencia de tres goles la aprovechó el equipo castellano-leonés para cerrar el parcial en 25-21.

En la segunda manga, la igualdad se prolongó hasta mediado el juego, pero de nuevo los errores en ataque condenaron al conjunto melillense, que se estrelló una y otra vez ante el buen bloqueo visitante. Además, los de Manuel Sevillano fueron contundentes en ataques para imponerse por un claro 25-20.

El guión de los dos anteriores parciales se repitió en el tercero, con un Club Voleibol Melilla que cometió bastantes errores y al que la ansiedad -por lo mucho que se jugaba- le pasó factura ante un rival que dominó la situación, haciendo bastante daño desde los nueve metros y en ataque para asegurarse la victoria (25-19) y la permanencia.

El CV Melilla tendrá que ganar a Barça Voleibol para salvar la categoría

  • Ayer encajó su quinta derrota consecutiva tras caer ante Río Duero Soria por 3-0

El Club Voleibol Melilla cayó derrotado ayer sábado, por quinta jornada consecutiva, en la cancha del Río Duero Soria por 3-0 (25-21, 25-20 y 25-19) y se jugará la segunda plaza del descenso el próximo sábado en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda Ortiz, en la última jornada, ante el Barça Voleibol, que perdió ante el líder C.V. Teruel (1-3). El perdedor de este encuentro acompañará al ya descendido Intasa San Sadurniño a la Superliga-2.

Por su parte, el equipo soriano, con su victoria ante el plantel que dirige Salim Abdelkader, logra de forma matemática la permanencia, mientras que melillenses y barceloneses afrontarán una última jornada agónica, en el Pabellón de Deportes Javier Imbroda, por seguir en la máxima categoría del voleibol español.

Los errores iniciales del Club Voleibol Melilla los aprovechó el Río Duero Soria para adquirir una clara ventaja de 6 puntos (15-9). No obstante, los de Salim Abdelkader mejoraron, pese a sus problemas en la recepción, y lograron ajustar el marcador en 21-18, pero la diferencia de tres goles la aprovechó el equipo castellano-leonés para cerrar el parcial en 25-21.

En la segunda manga, la igualdad se prolongó hasta mediado el juego, pero de nuevo los errores en ataque condenaron al conjunto melillense, que se estrelló una y otra vez ante el buen bloqueo visitante. Además, los de Manuel Sevillano fueron contundentes en ataques para imponerse por un claro 25-20.

El guión de los dos anteriores parciales se repitió en el tercero, con un Club Voleibol Melilla que cometió bastantes errores y al que la ansiedad -por lo mucho que se jugaba- le pasó factura ante un rival que dominó la situación, haciendo bastante daño desde los nueve metros y en ataque para asegurarse la victoria (25-19) y la permanencia.