Carrión no quiere frenar

UDM 16-03-2019 - UD Melilla

El entrenador azulino espera que su equipo sea “protagonista” con el balón ante un Jumilla “rocoso” que “defiende bien”

 

La Unión Deportiva Melilla juega esta semana en casa. Toca defender los puestos de liguilla ante un rocoso F.C. Jumilla en la vigésimo novena fecha de un campeonato que –pronto- llega a su fin. En la previa del encuentro, el técnico azulino Luis Miguel Carrión ha analizado un duelo que prevé complicado pero del que espera sacar un resultado favorable.

El barcelonés pretende que su equipo siga la línea demostrada en el último encuentro lejos de casa, el disputado en La Condomina, aunque sabe “que será algo más difícil” igualar el nivel de juego del pasado fin de semana (por aquello del escenario):

“El césped estará mal, pero espero que nos adaptemos y tratemos de hacer nuestro fútbol, que es lo que venimos trabajando desde principios de temporada. Intentaremos ser protagonistas con el balón, aunque haya diferentes formas de lograrlo, y siempre sabiendo que tendremos enfrente un rival que defiende bien y al que cuesta mucho hacerle gol”, ha explicado el técnico, que no quiere que el tema ‘campo’ sea una excusa.

Como es habitual en Carrión, no ha adelantado si hará cambios o no con respecto al once de la semana pasada. El único obligado será el de Paco Aguza, que verá el partido en la grada junto a Jordi Ortega, jugador con el que no se quiere tomar ningún tipo de riesgo en la fase final de su recuperación y que esta semana ha pasado un proceso gripal.

A preguntas de los medios, Carrión ha reconocido que espera a un Jumilla bien replegado, al que costará bastante generarle en contra, y en el que Pontes podrá optar por colocar una defensa de cinco o de cuatro, como ya ha hecho otras veces a lo largo de la temporada:

“Cada partido es una historia, el Jumilla es un equipo muy diferente al UCAM. Pueden jugar con dos esquemas distintos atrás, tendremos que adaptarnos rápidamente, intentando siempre competir mejores que ellos, jueguen mejor o peor”, ha apuntado. El técnico ha reconocido que afronta esta recta final de la liga con “optimismo  ilusión”.

El puesto actual de la escuadra demuestra que “se están haciendo las cosas bien”, que “se están ganando partidos y que siguen habiendo enfrentamientos directos de equipos que se juegan mucho por disputarse”. A pesar de ello, él se conforma con que los suyos hagan bien su trabajo de aquí al domingo a mediodía y acaben la jornada con tres puntos más. “Lo que tenemos que hacer nosotros es ganar nuestro partido”, ha apostillado.

Carrión no quiere frenar

El entrenador azulino espera que su equipo sea “protagonista” con el balón ante un Jumilla “rocoso” que “defiende bien”

 

La Unión Deportiva Melilla juega esta semana en casa. Toca defender los puestos de liguilla ante un rocoso F.C. Jumilla en la vigésimo novena fecha de un campeonato que –pronto- llega a su fin. En la previa del encuentro, el técnico azulino Luis Miguel Carrión ha analizado un duelo que prevé complicado pero del que espera sacar un resultado favorable.

El barcelonés pretende que su equipo siga la línea demostrada en el último encuentro lejos de casa, el disputado en La Condomina, aunque sabe “que será algo más difícil” igualar el nivel de juego del pasado fin de semana (por aquello del escenario):

“El césped estará mal, pero espero que nos adaptemos y tratemos de hacer nuestro fútbol, que es lo que venimos trabajando desde principios de temporada. Intentaremos ser protagonistas con el balón, aunque haya diferentes formas de lograrlo, y siempre sabiendo que tendremos enfrente un rival que defiende bien y al que cuesta mucho hacerle gol”, ha explicado el técnico, que no quiere que el tema ‘campo’ sea una excusa.

Como es habitual en Carrión, no ha adelantado si hará cambios o no con respecto al once de la semana pasada. El único obligado será el de Paco Aguza, que verá el partido en la grada junto a Jordi Ortega, jugador con el que no se quiere tomar ningún tipo de riesgo en la fase final de su recuperación y que esta semana ha pasado un proceso gripal.

A preguntas de los medios, Carrión ha reconocido que espera a un Jumilla bien replegado, al que costará bastante generarle en contra, y en el que Pontes podrá optar por colocar una defensa de cinco o de cuatro, como ya ha hecho otras veces a lo largo de la temporada:

“Cada partido es una historia, el Jumilla es un equipo muy diferente al UCAM. Pueden jugar con dos esquemas distintos atrás, tendremos que adaptarnos rápidamente, intentando siempre competir mejores que ellos, jueguen mejor o peor”, ha apuntado. El técnico ha reconocido que afronta esta recta final de la liga con “optimismo  ilusión”.

El puesto actual de la escuadra demuestra que “se están haciendo las cosas bien”, que “se están ganando partidos y que siguen habiendo enfrentamientos directos de equipos que se juegan mucho por disputarse”. A pesar de ello, él se conforma con que los suyos hagan bien su trabajo de aquí al domingo a mediodía y acaben la jornada con tres puntos más. “Lo que tenemos que hacer nosotros es ganar nuestro partido”, ha apostillado.