Segundo partido consecutivo con aroma a playoff

UDM 09-03-2019 - UD Melilla

  • La U.D. Melilla, cuarta, intentará asaltar la cancha del UCAM, segundo clasificado a cinco puntos de los azulinos

  • Carrión viaja con todos sus jugadores excepto Jilmar (sancionado) y Jordi Ortega (lesionado)

Mañana vuelve a haber partidazo en el Grupo IV. La U.D. Melilla visita al Universidad Católica de Murcia de Pedro Munitis, segundo clasificado del Grupo IV, en un duelo apasionante y trascendental entre dos de las mejores escuadras de la liga. En su segundo partido consecutivo con aroma a playoff. Los de Luis Miguel Carrión pretenden recortar distancias con los universitarios, segundos en la tabla (actualmente a cinco puntos), y para ello intentarán saltar sin complejos a un campo de los que gustan a todos, la mítica Condomina.

Los azulinos se encontrarán con un UCAM especialmente tocado por las bajas, pero con piezas suficientes en su plantilla como para sacar un equipo de garantías. Aparte de las consabidas ausencias por lesión de Luis Fernández y Germán, los murcianos tendrán que gestionar las bajas de Kilian, Isi Ros y Cristian Britos por sanción. Las únicas ausencias unionistas, las de Jilmar (sanción) y Jordi Ortega, que volverá “en breve” según las palabras de su entrenador.

Uno de los objetivos de los melillenses para el encuentro será poder lograr el golaveraje entre ambos, actualmente empatado tras el 2-2 de la ida. En dicha cita, muy disputada y atractiva para el espectador, los de Munitis pasaron por encima de los norteafricanos en la primera mitad (0-2), aunque la segunda fue de los de Carrión, que empataron el partido e incluso tuvieron opciones de adjudicárselo. El ariete Manu Onwu, que metió un gol en dicho enfrentamiento, es la principal referencia arriba, con siete tantos, de un plantel con mucha pólvora confeccionado para volver cuanto antes a la Liga 1|2|3.

La cita debe servir a ambas escuadras para alejar fantasmas pasados y afrontar los últimos diez partidos de la temporada con las mejores perspectivas posibles. Los locales, que han ganado sus tres últimos enfrentamientos ante Jumilla, Almería ‘B’ y Atlético Malagueño, habían perdido sus dos anteriores antes frente a dos rivales directos, Cartagena y Recreativo, y pretenden dar un golpe en la mesa en casa ante otro de los pretendientes.

La U.D. Melilla ha viajado a tierras murcianas para todo lo contrario. Después de asumir una dolorosa y evitable remontada en casa ante el líder de la competición, los azulinos pretenden demostrar que tienen carácter y calidad de sobra para seguir peleando con los mejores. La historia se escribe en las grandes citas y mañana, aunque queden 30 puntos por jugarse y no ha de ser definitoria de nada, sí que –emocionalmente hablando- será muy importante. El duelo será dirigido por González Francés, del Colegio Canario.

Segundo partido consecutivo con aroma a playoff

  • La U.D. Melilla, cuarta, intentará asaltar la cancha del UCAM, segundo clasificado a cinco puntos de los azulinos

  • Carrión viaja con todos sus jugadores excepto Jilmar (sancionado) y Jordi Ortega (lesionado)

Mañana vuelve a haber partidazo en el Grupo IV. La U.D. Melilla visita al Universidad Católica de Murcia de Pedro Munitis, segundo clasificado del Grupo IV, en un duelo apasionante y trascendental entre dos de las mejores escuadras de la liga. En su segundo partido consecutivo con aroma a playoff. Los de Luis Miguel Carrión pretenden recortar distancias con los universitarios, segundos en la tabla (actualmente a cinco puntos), y para ello intentarán saltar sin complejos a un campo de los que gustan a todos, la mítica Condomina.

Los azulinos se encontrarán con un UCAM especialmente tocado por las bajas, pero con piezas suficientes en su plantilla como para sacar un equipo de garantías. Aparte de las consabidas ausencias por lesión de Luis Fernández y Germán, los murcianos tendrán que gestionar las bajas de Kilian, Isi Ros y Cristian Britos por sanción. Las únicas ausencias unionistas, las de Jilmar (sanción) y Jordi Ortega, que volverá “en breve” según las palabras de su entrenador.

Uno de los objetivos de los melillenses para el encuentro será poder lograr el golaveraje entre ambos, actualmente empatado tras el 2-2 de la ida. En dicha cita, muy disputada y atractiva para el espectador, los de Munitis pasaron por encima de los norteafricanos en la primera mitad (0-2), aunque la segunda fue de los de Carrión, que empataron el partido e incluso tuvieron opciones de adjudicárselo. El ariete Manu Onwu, que metió un gol en dicho enfrentamiento, es la principal referencia arriba, con siete tantos, de un plantel con mucha pólvora confeccionado para volver cuanto antes a la Liga 1|2|3.

La cita debe servir a ambas escuadras para alejar fantasmas pasados y afrontar los últimos diez partidos de la temporada con las mejores perspectivas posibles. Los locales, que han ganado sus tres últimos enfrentamientos ante Jumilla, Almería ‘B’ y Atlético Malagueño, habían perdido sus dos anteriores antes frente a dos rivales directos, Cartagena y Recreativo, y pretenden dar un golpe en la mesa en casa ante otro de los pretendientes.

La U.D. Melilla ha viajado a tierras murcianas para todo lo contrario. Después de asumir una dolorosa y evitable remontada en casa ante el líder de la competición, los azulinos pretenden demostrar que tienen carácter y calidad de sobra para seguir peleando con los mejores. La historia se escribe en las grandes citas y mañana, aunque queden 30 puntos por jugarse y no ha de ser definitoria de nada, sí que –emocionalmente hablando- será muy importante. El duelo será dirigido por González Francés, del Colegio Canario.