Dura prueba en Huesca para el Melilla Baloncesto

CMB 07-03-2019 - Melilla Baloncesto

  • Los azulinos intentarán seguir con su buena dinámica frente a un cuadro oscense que no puede despistarse

El Club Melilla Baloncesto visita este viernes (20:30 h, TVM) una cancha histórica para la entidad azulina como es el Palacio de los Deportes de Huesca para enfrentarse a Levitec Huesca y donde buscará seguir dando batalla en su pugna por la segunda plaza con Bilbao. El equipo jugará además con su equipación violeta con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Los melillense llegan a la cita oscense como el equipo con la mejor racha con seis victorias consecutivas y que le ha llevado a compartir la segunda posición de la tabla junto a Bilbao con un balance de 16 victorias y 8 derrotas. A pesar de que el equipo viva su mejor momento de la temporada, desde el vestuario azulino quieren frenar la euforia y solo piensan en seguir sumando y crecer como equipo de cara a un apasionante tramo final de temporada.

El Decano sabe que será importante, no solo ganar el choque en el Palacio de los Deportes de Huesca que supondría ganar en la pista de posible rival a final de temporada, sino intentar recuperar el basketaverage, ya que los de la Ciudad Autónoma cayeron ante Levitec Huesca por 69-79.

Para el choque de mañana, Alejandro Alcoba no podrá con Jesse Chuku. El interior británico ha vuelto a resentirse de sus molestias en la cadera y se ha quedado en la Ciudad Autónoma para trabajar en su recuperación. El resto del plantel azulino estará disponible para el técnico melillense.

Por su parte, Levitec Huesca quiere volver a ganar tras dos derrotas consecutivas que, dada la igualdad reinante esta temporada en la LEB ORO, le ha llevado a caer en estas dos jornadas hasta la novena posición, último puesto que da acceso a los Playoffs.

Además, los de Guillermo Arenas buscarán dar una alegría a su afición, tras caer en los tres últimos partidos que ha disputado como local, algo que contrasta con las ocho victorias consecutivas que lograron los aragoneses en el Palacio en el inicio de temporada.

En el encuentro de mañana podría debutar la última incorporación peñista, el exterior Opong. El internacional ugandés llega para suplir la salida esta pasada semana del base Aukstilkanis.

Una incorporación que dota de más dinamita a un equipo que ha sido una de las gratas alegrías de esta temporada y en la que destaca la aportación exterior de Haws, máximo anotador oscense con 14.1 puntos de media por encuentro y que en el encuentro de la primera vuelta anotó 31 puntos a los melillenses, y del internacional macedonio Gjuroski, quien no estuvo en el choque disputado en el Javier Imbroda. Otros de los hombres a seguir serán Sans o el estonio Nurger.

En cuanto a las estadísticas, la balanza está ligeramente inclinada del lado local, ya que de los siete enfrentamientos entre oscenses y melillenses, los peñistas se han llevado cuatro por tres de los azulinos. Precisamente ese triunfo que deshace la igualdad lo consiguieron los aragoneses el pasado año cuando se impusieron por 80-70 al Decano.

Dura prueba en Huesca para el Melilla Baloncesto

  • Los azulinos intentarán seguir con su buena dinámica frente a un cuadro oscense que no puede despistarse

El Club Melilla Baloncesto visita este viernes (20:30 h, TVM) una cancha histórica para la entidad azulina como es el Palacio de los Deportes de Huesca para enfrentarse a Levitec Huesca y donde buscará seguir dando batalla en su pugna por la segunda plaza con Bilbao. El equipo jugará además con su equipación violeta con motivo del Día Internacional de la Mujer.

Los melillense llegan a la cita oscense como el equipo con la mejor racha con seis victorias consecutivas y que le ha llevado a compartir la segunda posición de la tabla junto a Bilbao con un balance de 16 victorias y 8 derrotas. A pesar de que el equipo viva su mejor momento de la temporada, desde el vestuario azulino quieren frenar la euforia y solo piensan en seguir sumando y crecer como equipo de cara a un apasionante tramo final de temporada.

El Decano sabe que será importante, no solo ganar el choque en el Palacio de los Deportes de Huesca que supondría ganar en la pista de posible rival a final de temporada, sino intentar recuperar el basketaverage, ya que los de la Ciudad Autónoma cayeron ante Levitec Huesca por 69-79.

Para el choque de mañana, Alejandro Alcoba no podrá con Jesse Chuku. El interior británico ha vuelto a resentirse de sus molestias en la cadera y se ha quedado en la Ciudad Autónoma para trabajar en su recuperación. El resto del plantel azulino estará disponible para el técnico melillense.

Por su parte, Levitec Huesca quiere volver a ganar tras dos derrotas consecutivas que, dada la igualdad reinante esta temporada en la LEB ORO, le ha llevado a caer en estas dos jornadas hasta la novena posición, último puesto que da acceso a los Playoffs.

Además, los de Guillermo Arenas buscarán dar una alegría a su afición, tras caer en los tres últimos partidos que ha disputado como local, algo que contrasta con las ocho victorias consecutivas que lograron los aragoneses en el Palacio en el inicio de temporada.

En el encuentro de mañana podría debutar la última incorporación peñista, el exterior Opong. El internacional ugandés llega para suplir la salida esta pasada semana del base Aukstilkanis.

Una incorporación que dota de más dinamita a un equipo que ha sido una de las gratas alegrías de esta temporada y en la que destaca la aportación exterior de Haws, máximo anotador oscense con 14.1 puntos de media por encuentro y que en el encuentro de la primera vuelta anotó 31 puntos a los melillenses, y del internacional macedonio Gjuroski, quien no estuvo en el choque disputado en el Javier Imbroda. Otros de los hombres a seguir serán Sans o el estonio Nurger.

En cuanto a las estadísticas, la balanza está ligeramente inclinada del lado local, ya que de los siete enfrentamientos entre oscenses y melillenses, los peñistas se han llevado cuatro por tres de los azulinos. Precisamente ese triunfo que deshace la igualdad lo consiguieron los aragoneses el pasado año cuando se impusieron por 80-70 al Decano.