El Cartagena saca partido de su efectividad

UDM 03-03-2019 - UD Melilla

  • El Melilla se muestra superior en la primera parte, pero no sentencia y en la segunda Elady Zorrilla ajusticia a los azulinos

El F.C. Cartagena, después de más de cuarenta años de maldición, ha conseguido llevarse esta mañana una trabajada victoria de Melilla. El cuadro albinegro se ha valido de su mejor pegada y de dos contras demoledoras tras pérdida rival para superar a una U.D. Melilla bastante intensa y trabajadora. Los de Carrión, que se fueron con ventaja al descanso, no fueron efectivos de cara al arco rival y lo acabaron pagando.

Si bien los de Munúa comenzaron el partido bastante enchufados, con una línea alta de presión que les hacía estar buen tiempo en campo rival, a los 20 minutos la tónica cambió, y fue la escuadra local quien tomaba la sartén por el mango, especialmente en la fase final del primer periodo y tras el tanto de Héber Pena.

El ferrolano, que ya lleva siete goles en la segunda vuelta, volvía a llegar con convicción al segundo palo para remachar un disparo de Moha Traoré que, tras una gran jugada, no acababa de coger puerta. El delantero unionista fue clave en una acción que se gestó en el medio con un excepcional pase de Menudo. Antes del descanso, cabe recordar, Héber pudo hacer el segundo del conjunto norteafricano, pero su tiro fue desviado a córner por un defensor visitante.

En la segunda parte Moyita, que había estado desaparecido en la primera, fue clave al estrellar un balón al palo y dar las dos asistencias de gol a Elady, que está en estado de gracia y ha anotado las dos contras de las que dispuso. En los últimos veinte minutos el Melilla lo intentó, pero no tuvo la suerte de cara. Ni si quiera Óscar García, que en el minuto 88’ lanzaba alto un balón franco en el área chica rival tras un pase de la muerte de Traoré. Antes Sofian también pudo anotar tras una falta lateral botada por Menudo.

La victoria despega a los albinegros de los azulinos, que ahora tendrán que viajar a la difícil cancha del UCAM (segundo clasificado) para intentar conseguir lo que no han podido lograr en casa.

 

El Cartagena saca partido de su efectividad

  • El Melilla se muestra superior en la primera parte, pero no sentencia y en la segunda Elady Zorrilla ajusticia a los azulinos

El F.C. Cartagena, después de más de cuarenta años de maldición, ha conseguido llevarse esta mañana una trabajada victoria de Melilla. El cuadro albinegro se ha valido de su mejor pegada y de dos contras demoledoras tras pérdida rival para superar a una U.D. Melilla bastante intensa y trabajadora. Los de Carrión, que se fueron con ventaja al descanso, no fueron efectivos de cara al arco rival y lo acabaron pagando.

Si bien los de Munúa comenzaron el partido bastante enchufados, con una línea alta de presión que les hacía estar buen tiempo en campo rival, a los 20 minutos la tónica cambió, y fue la escuadra local quien tomaba la sartén por el mango, especialmente en la fase final del primer periodo y tras el tanto de Héber Pena.

El ferrolano, que ya lleva siete goles en la segunda vuelta, volvía a llegar con convicción al segundo palo para remachar un disparo de Moha Traoré que, tras una gran jugada, no acababa de coger puerta. El delantero unionista fue clave en una acción que se gestó en el medio con un excepcional pase de Menudo. Antes del descanso, cabe recordar, Héber pudo hacer el segundo del conjunto norteafricano, pero su tiro fue desviado a córner por un defensor visitante.

En la segunda parte Moyita, que había estado desaparecido en la primera, fue clave al estrellar un balón al palo y dar las dos asistencias de gol a Elady, que está en estado de gracia y ha anotado las dos contras de las que dispuso. En los últimos veinte minutos el Melilla lo intentó, pero no tuvo la suerte de cara. Ni si quiera Óscar García, que en el minuto 88’ lanzaba alto un balón franco en el área chica rival tras un pase de la muerte de Traoré. Antes Sofian también pudo anotar tras una falta lateral botada por Menudo.

La victoria despega a los albinegros de los azulinos, que ahora tendrán que viajar a la difícil cancha del UCAM (segundo clasificado) para intentar conseguir lo que no han podido lograr en casa.