UD Melilla: toca levantarse

UDM 28-01-2019 - UD Melilla

  • Carrión ha de preparar la semana de trabajo asumiendo que, para el domingo próximo, tendrá que lidiar con varias ausencias

  • Pese a la derrota, los resultados favorecen al conjunto melillense: de sus rivales tan sólo es capaz de vencer el San Fernando

La Unión Deportiva Melilla ha regresado esta mañana a los entrenamientos y, para intentar reservar lo más posible el terreno de juego de cara al partido del domingo, ha bajado a La Espiguera para llevar a cabo la sesión. Como cada lunes, el equipo se partió según su participación en el partido de ayer para realizar un trabajo regenerativo o compensatorio.

Los jugadores, que ayer por la tarde llegaban en avión desde tierras malagueñas, tendrán la jornada de mañana para descansar, pero no quieren perder ni un minuto más de tiempo para comenzar a preparar lo que pretenden que sea su próxima victoria.

Será complicado, ya que dejarse los tres puntos en la Costa del Sol no fue lo único malo que se trajo de vuelta la escuadra norteafricana. Paco Aguza, que se retiró del encuentro para prever una posible lesión, tendrá que revisar su estado físico antes del choque y hasta tres jugadores importantes (Yacine, Alfonso y Otegui) recibieron una quinta tarjeta amarilla que les impedirá participar en el próximo encuentro.

Todo esto a expensas de que Jordi Ortega –aún lesionado- pueda acortar sus plazos de recuperación. Aún así, el plantel unionista ha demostrado repetidamente que en la adversidad suele crecerse, y lo ha demostrado desde esta misma mañana con un entreno intenso sobre el verde de La Espiguera.

Y es que, a pesar de la derrota, las ventajas con sus principales rivales se mantienen, ya que de todos ellos (si contamos los equipos actualmente encuadrados de la primera a la octava posición) tan sólo pudo vencer el San Fernando C.D. (Tampoco perdió ninguno, el resto empató).

La U.D. Melilla puede asumir errores que se cometan a estas alturas de la temporada, incluso algunos reiterados; aún tiene tiempo y calidad de sobra en sus filas para corregirlos, pero el margen de error se estrecha cada vez más a medida que se llega al tercio final de la competición.

Por otra parte, se puede y se suele perder más puntos lejos de casa que en ella, pero el equipo tan sólo ha sido capaz de sacar un crédito de los últimos doce disputados a domicilio. Un bagaje muy pobre, desde luego, para seguir peleando unos puestos de liguilla que la escuadra unionista viene ocupando y defendiendo desde el pasado mes de septiembre. La distancia con la quinta posición, eso sí, se ha recortado hasta los tres puntos. El ‘Recre’, que frenaba la racha del Cartagena (seis partidos consecutivos ganados) y la suya propia (otras cuatro victorias) con un empate a cero, ostenta dicha plaza.

UD Melilla: toca levantarse

  • Carrión ha de preparar la semana de trabajo asumiendo que, para el domingo próximo, tendrá que lidiar con varias ausencias

  • Pese a la derrota, los resultados favorecen al conjunto melillense: de sus rivales tan sólo es capaz de vencer el San Fernando

La Unión Deportiva Melilla ha regresado esta mañana a los entrenamientos y, para intentar reservar lo más posible el terreno de juego de cara al partido del domingo, ha bajado a La Espiguera para llevar a cabo la sesión. Como cada lunes, el equipo se partió según su participación en el partido de ayer para realizar un trabajo regenerativo o compensatorio.

Los jugadores, que ayer por la tarde llegaban en avión desde tierras malagueñas, tendrán la jornada de mañana para descansar, pero no quieren perder ni un minuto más de tiempo para comenzar a preparar lo que pretenden que sea su próxima victoria.

Será complicado, ya que dejarse los tres puntos en la Costa del Sol no fue lo único malo que se trajo de vuelta la escuadra norteafricana. Paco Aguza, que se retiró del encuentro para prever una posible lesión, tendrá que revisar su estado físico antes del choque y hasta tres jugadores importantes (Yacine, Alfonso y Otegui) recibieron una quinta tarjeta amarilla que les impedirá participar en el próximo encuentro.

Todo esto a expensas de que Jordi Ortega –aún lesionado- pueda acortar sus plazos de recuperación. Aún así, el plantel unionista ha demostrado repetidamente que en la adversidad suele crecerse, y lo ha demostrado desde esta misma mañana con un entreno intenso sobre el verde de La Espiguera.

Y es que, a pesar de la derrota, las ventajas con sus principales rivales se mantienen, ya que de todos ellos (si contamos los equipos actualmente encuadrados de la primera a la octava posición) tan sólo pudo vencer el San Fernando C.D. (Tampoco perdió ninguno, el resto empató).

La U.D. Melilla puede asumir errores que se cometan a estas alturas de la temporada, incluso algunos reiterados; aún tiene tiempo y calidad de sobra en sus filas para corregirlos, pero el margen de error se estrecha cada vez más a medida que se llega al tercio final de la competición.

Por otra parte, se puede y se suele perder más puntos lejos de casa que en ella, pero el equipo tan sólo ha sido capaz de sacar un crédito de los últimos doce disputados a domicilio. Un bagaje muy pobre, desde luego, para seguir peleando unos puestos de liguilla que la escuadra unionista viene ocupando y defendiendo desde el pasado mes de septiembre. La distancia con la quinta posición, eso sí, se ha recortado hasta los tres puntos. El ‘Recre’, que frenaba la racha del Cartagena (seis partidos consecutivos ganados) y la suya propia (otras cuatro victorias) con un empate a cero, ostenta dicha plaza.