Duro e inesperado traspiés del Melilla Baloncesto

CMB 19-01-2019 - Melilla Baloncesto

  • El Decano disfrutó de amplias ventajas en el primer tiempo, pero Araberri aprovechó a la perfección el bajón de juego de los dos últimos cuartos para ganar por 77-82

El Club Melilla Baloncesto cayó anoche por 77-82 ante Sáenz-Horeca Araberri en el primer partido de la segunda vuelta disputado en el Javier Imbroda. Los melillenses desperdiciaron una renta de diecisiete puntos para acaba llegando a un final apretado, donde los visitantes estuvieron más acertados. Todo a pesar del gran partido de Urtasun, quien se fue hasta los 28 puntos y los 32 créditos anotados.

El partido empezaba muy de cara para los azulinos que tenían las ideas muy claras en ataque y en defensa conseguían frenar el ímpetu vitoriano. Con un 9-0 de inicio, el técnico de Saénz-Horeca Araberri era el primero en parar el encuentro. Melilla Baloncesto se encontraba muy cómodo en la cancha y con unos altos porcentajes de tiro, algo nada habitual en los últimos encuentros. En defensa bajo algo prestaciones, pero era suficiente para marcharse con un 27-14 al final de los primeros diez minutos de encuentro.

Al final del primer cuarto, el equipo ya había dado síntomas de falta de ideas en ataque debido a las rotaciones. Algo que se confirmó en el inicio del segundo acto, donde un parcial 2-8, obligaba a Alejandro Alcoba a solicitar tiempo muerto con 29-22 en el electrónico. La cosa no mejoró hasta la entrada en pista de Franch y Urtasun. Este último ejerció de autentico ‘killer’ para poner de nuevo a los azulinos por encima de los fiez puntos de diferencia (44-29) a tres minutos para el descanso. Un colchón que supieron mantener al final de la primera mitad al que se llegó con el resultado de 48-35.

Tras el descanso, el Club Melilla Baloncesto volvía a sacar su cara B. Los problemas en defensa, permitiendo además a los vascos numerosas segundas oportunidades tras tiro, unido a los bajos porcentajes de tiro llevaba a los de Antonio Herrera a recortar distancias y reducir la diferencia a solo un punto (59-58) al final del tercer cuarto. Los de la Ciudad Autonoma se iban por delante al último y definitivo periodo gracias en gran medida a los puntos de Urtasun que se convertía en la única luz al final de un oscuro túnel.

Con las dinámicas totalmente opuestas se llegaba a un nuevo final apretado en el Javier Imbroda, pero en esta ocasión salió cruz. Un triple de Kamba a falta de 17 segundos dejaba prácticamente la victoria en bandeja a los vitorianos que acababan imponiéndose por 77-82.

.

Duro e inesperado traspiés del Melilla Baloncesto

  • El Decano disfrutó de amplias ventajas en el primer tiempo, pero Araberri aprovechó a la perfección el bajón de juego de los dos últimos cuartos para ganar por 77-82

El Club Melilla Baloncesto cayó anoche por 77-82 ante Sáenz-Horeca Araberri en el primer partido de la segunda vuelta disputado en el Javier Imbroda. Los melillenses desperdiciaron una renta de diecisiete puntos para acaba llegando a un final apretado, donde los visitantes estuvieron más acertados. Todo a pesar del gran partido de Urtasun, quien se fue hasta los 28 puntos y los 32 créditos anotados.

El partido empezaba muy de cara para los azulinos que tenían las ideas muy claras en ataque y en defensa conseguían frenar el ímpetu vitoriano. Con un 9-0 de inicio, el técnico de Saénz-Horeca Araberri era el primero en parar el encuentro. Melilla Baloncesto se encontraba muy cómodo en la cancha y con unos altos porcentajes de tiro, algo nada habitual en los últimos encuentros. En defensa bajo algo prestaciones, pero era suficiente para marcharse con un 27-14 al final de los primeros diez minutos de encuentro.

Al final del primer cuarto, el equipo ya había dado síntomas de falta de ideas en ataque debido a las rotaciones. Algo que se confirmó en el inicio del segundo acto, donde un parcial 2-8, obligaba a Alejandro Alcoba a solicitar tiempo muerto con 29-22 en el electrónico. La cosa no mejoró hasta la entrada en pista de Franch y Urtasun. Este último ejerció de autentico ‘killer’ para poner de nuevo a los azulinos por encima de los fiez puntos de diferencia (44-29) a tres minutos para el descanso. Un colchón que supieron mantener al final de la primera mitad al que se llegó con el resultado de 48-35.

Tras el descanso, el Club Melilla Baloncesto volvía a sacar su cara B. Los problemas en defensa, permitiendo además a los vascos numerosas segundas oportunidades tras tiro, unido a los bajos porcentajes de tiro llevaba a los de Antonio Herrera a recortar distancias y reducir la diferencia a solo un punto (59-58) al final del tercer cuarto. Los de la Ciudad Autonoma se iban por delante al último y definitivo periodo gracias en gran medida a los puntos de Urtasun que se convertía en la única luz al final de un oscuro túnel.

Con las dinámicas totalmente opuestas se llegaba a un nuevo final apretado en el Javier Imbroda, pero en esta ocasión salió cruz. Un triple de Kamba a falta de 17 segundos dejaba prácticamente la victoria en bandeja a los vitorianos que acababan imponiéndose por 77-82.

.