OFICIAL: Mizzian se marcha cedido al Real Madrid hasta final de temporada

Venancio Mateo 02-01-2019 - UD Melilla

  • El CF Rusadir, su club de formación, percibe íntegro el importe de la cesión y en caso de que el club blanco ejerza la opción de compra, que expira el 15 de julio, la UD Melilla recibiriá una cantidad en concepto de traspaso

  • Ambos clubes coinciden en señalar que en la operación ha primado “el beneficio y los deseos del jugador” y “las grandes posibilidades de formación que se le abren”

A veces los sueños se cumplen. Al menos eso debe estar pensando ahora mismo Mizzian Mohamed. Ya es oficial, el delantero juvenil de la Unión Deportiva Melilla, formado en la cantera del CF Rusadir, se marcha cedido al Real Madrid hasta final de temporada. En el contrato se contempla una opción de compra por parte del club blanco que expira el 15 de julio próximo.

El acuerdo también deja más detalles. La entidad del Santiago Bernabéu abona una cantidad económica en concepto de cesión, la cifra no ha trascendido, pero lo que sí se puede afirmar es que dicha aportación va íntegra a las arcas del CF Rusadir. La UD Melilla ha abogado por esta salida y solo percibirá dinero a cambio si se produce el traspaso. De darse esta opción, también habrá un porcentaje para el club de División de Honor que abonará la UD Melilla.

“El pichichi del Grupo IV de División de Honor Juvenil cumple así sus deseos de recalar en el conjunto merengue. En este aspecto, la UD Melilla ha actuado en todo momento buscando preservar los intereses del futbolista y de su club de origen, el Rusadir, que recibirá la cantidad íntegra obtenida en concepto de cesión”, manifiestan desde el departamento de prensa del club azulino.

Hay que recordar que Mizzian tiene contrato con la UD Melilla por lo que resta de temporada y una más, pero su ficha federativa estaba en poder del Rusadir con el que estaba compitiendo en el Grupo IV de División de Honor Juvenil. El Rusadir es, además, su club de formación, al que llegó con 10 años para jugar como portero y en el que se ha destapado como un delantero con mucho olfato.

En la operación, según señalan fuentes de ambos clubes, han primado “los deseos del jugador” y “las grandes posibilidades de formación que se le abren”.

Su marcha empezó a fraguarse en los últimos días de octubre pasado. Por aquel entonces varios clubes de máximo nivel habían hecho saber a su representante y también a la UD Melilla el interés por contratarlo. En ese momento el presidente azulino, Luis Manuel Rincón, se sentó con Mizzian y le preguntó por sus deseos. El ariete fue claro y contundente: “Quiero jugar en el Real Madrid”. Acto seguido, Rincón trasladó al gerente del club, David Torices, que hiciera las gestiones necesarias para ver si esta opción era viable. Ha costado, la negociación no ha sido fácil, con minutos de por medio en el Santiago Bernabéu gracias al partido de vuelta de la Copa del Rey, pero finalmente se ha hecho. Hoy es oficial.

El proceso para ser profesional se remonta a mucho más atrás. Hay que poner en valor a todos los entrenadores que han trabajado con Mizzian en el Rusadir, que han forjado al futbolista que hoy es. Un adolescente que ha brillado también en el fútbol playa, su trayectoria lo remarca llegando a ser internacional con España en categorías inferiores, y que incluso pudo ser profesional del fútbol sala, puesto que hace cuatro años estuvo probando con un equipo gallego, pero su juventud y la distancia hicieron que no fructificara. Y, además, está el máster que ha cursado el propio Mizzian desde que desembarcó el pasado verano en el Melilla.

A finales del curso pasado Jorge González, directivo azulino que ejerce las labores de ojeador en la cantera local, manifestó al club las posibilidades de crecimiento de tres jugadores: Mizzian, Fran Bueno y Ramón. Los tres acabaron firmando con ellos gracias al acuerdo de filialidad con el Rusadir y desembarcaron de lleno en el fútbol profesional.

Eso mismo día cambió su forma de entender la preparación futbolística. Carlos Gómez, preparador físico del primer equipo unionista, les marcó un plan de trabajo individualizado y hasta una nueva dieta. La anécdota que sorprendió a los tres futbolistas es que ese mismo día les llamó para explicarles las pautas a seguir desde ese preciso instante en la alimentación y en el ejercicio físico.

La profesionalización de Mizzian y de sus dos compañeros también se ha apreciado en la parcela táctica. Mucho ha trabajado Luis Miguel Carrión con los tres y ellos han reconocido que ese plus les ha servido para marcar distancias en División de Honor. Y quién sabe si también ha decantado la balanza en el fichaje de Mizzian por el Real Madrid. Pero hay más. Carrión le puso más deberes al ahora delantero merengue: o estudiaba o perdía sus opciones de seguir entrenando con la UD Melilla. El futbolista, es evidente, también ha cumplido aquí.

Orgullo de cantera

Hoy se cumple un sueño para Mizzian, un sueño que llena de orgullo a la UD Melilla y al CF Rusadir. “Para mí es un orgullo ver que nuestra apuesta por el fútbol profesional con los jugadores de la cantera local empieza a dar sus frutos”, reconoce Luis Manuel Rincón. “Nos llena de orgullo”, explica Terry Altobelli, vicepresidente del Rusadir, “ya es un estandarte más después de Borja Garcés (jugador del Atlético de Madrid formado en la entidad melillense)”.

“Perdemos mucho con él porque nuestras opciones de mantener la categoría sin él quedan bajo cero -reconoce Altobelli-, pero todo sea por el niño. Trabajamos por y para la cantera. Siempre pensamos en dar el salto al primer equipo de la ciudad, pero esto ha sido un gordo”.

“Esperemos que la forma de trabajar con Mizzian y el empeño del chaval por crecer sea un ejemplo para toda la cantera”, añade el presidente de la UD Melilla. Y deja una lectura más sobre cómo están trabajando con el Rusadir: “Ojalá este modelo sirva para exportarlo a una colaboración con otros equipos, aunque no sea una filialidad, que fluya la relación por el bien de la cantera”.

OFICIAL: Mizzian se marcha cedido al Real Madrid hasta final de temporada

  • El CF Rusadir, su club de formación, percibe íntegro el importe de la cesión y en caso de que el club blanco ejerza la opción de compra, que expira el 15 de julio, la UD Melilla recibiriá una cantidad en concepto de traspaso

  • Ambos clubes coinciden en señalar que en la operación ha primado “el beneficio y los deseos del jugador” y “las grandes posibilidades de formación que se le abren”

A veces los sueños se cumplen. Al menos eso debe estar pensando ahora mismo Mizzian Mohamed. Ya es oficial, el delantero juvenil de la Unión Deportiva Melilla, formado en la cantera del CF Rusadir, se marcha cedido al Real Madrid hasta final de temporada. En el contrato se contempla una opción de compra por parte del club blanco que expira el 15 de julio próximo.

El acuerdo también deja más detalles. La entidad del Santiago Bernabéu abona una cantidad económica en concepto de cesión, la cifra no ha trascendido, pero lo que sí se puede afirmar es que dicha aportación va íntegra a las arcas del CF Rusadir. La UD Melilla ha abogado por esta salida y solo percibirá dinero a cambio si se produce el traspaso. De darse esta opción, también habrá un porcentaje para el club de División de Honor que abonará la UD Melilla.

“El pichichi del Grupo IV de División de Honor Juvenil cumple así sus deseos de recalar en el conjunto merengue. En este aspecto, la UD Melilla ha actuado en todo momento buscando preservar los intereses del futbolista y de su club de origen, el Rusadir, que recibirá la cantidad íntegra obtenida en concepto de cesión”, manifiestan desde el departamento de prensa del club azulino.

Hay que recordar que Mizzian tiene contrato con la UD Melilla por lo que resta de temporada y una más, pero su ficha federativa estaba en poder del Rusadir con el que estaba compitiendo en el Grupo IV de División de Honor Juvenil. El Rusadir es, además, su club de formación, al que llegó con 10 años para jugar como portero y en el que se ha destapado como un delantero con mucho olfato.

En la operación, según señalan fuentes de ambos clubes, han primado “los deseos del jugador” y “las grandes posibilidades de formación que se le abren”.

Su marcha empezó a fraguarse en los últimos días de octubre pasado. Por aquel entonces varios clubes de máximo nivel habían hecho saber a su representante y también a la UD Melilla el interés por contratarlo. En ese momento el presidente azulino, Luis Manuel Rincón, se sentó con Mizzian y le preguntó por sus deseos. El ariete fue claro y contundente: “Quiero jugar en el Real Madrid”. Acto seguido, Rincón trasladó al gerente del club, David Torices, que hiciera las gestiones necesarias para ver si esta opción era viable. Ha costado, la negociación no ha sido fácil, con minutos de por medio en el Santiago Bernabéu gracias al partido de vuelta de la Copa del Rey, pero finalmente se ha hecho. Hoy es oficial.

El proceso para ser profesional se remonta a mucho más atrás. Hay que poner en valor a todos los entrenadores que han trabajado con Mizzian en el Rusadir, que han forjado al futbolista que hoy es. Un adolescente que ha brillado también en el fútbol playa, su trayectoria lo remarca llegando a ser internacional con España en categorías inferiores, y que incluso pudo ser profesional del fútbol sala, puesto que hace cuatro años estuvo probando con un equipo gallego, pero su juventud y la distancia hicieron que no fructificara. Y, además, está el máster que ha cursado el propio Mizzian desde que desembarcó el pasado verano en el Melilla.

A finales del curso pasado Jorge González, directivo azulino que ejerce las labores de ojeador en la cantera local, manifestó al club las posibilidades de crecimiento de tres jugadores: Mizzian, Fran Bueno y Ramón. Los tres acabaron firmando con ellos gracias al acuerdo de filialidad con el Rusadir y desembarcaron de lleno en el fútbol profesional.

Eso mismo día cambió su forma de entender la preparación futbolística. Carlos Gómez, preparador físico del primer equipo unionista, les marcó un plan de trabajo individualizado y hasta una nueva dieta. La anécdota que sorprendió a los tres futbolistas es que ese mismo día les llamó para explicarles las pautas a seguir desde ese preciso instante en la alimentación y en el ejercicio físico.

La profesionalización de Mizzian y de sus dos compañeros también se ha apreciado en la parcela táctica. Mucho ha trabajado Luis Miguel Carrión con los tres y ellos han reconocido que ese plus les ha servido para marcar distancias en División de Honor. Y quién sabe si también ha decantado la balanza en el fichaje de Mizzian por el Real Madrid. Pero hay más. Carrión le puso más deberes al ahora delantero merengue: o estudiaba o perdía sus opciones de seguir entrenando con la UD Melilla. El futbolista, es evidente, también ha cumplido aquí.

Orgullo de cantera

Hoy se cumple un sueño para Mizzian, un sueño que llena de orgullo a la UD Melilla y al CF Rusadir. “Para mí es un orgullo ver que nuestra apuesta por el fútbol profesional con los jugadores de la cantera local empieza a dar sus frutos”, reconoce Luis Manuel Rincón. “Nos llena de orgullo”, explica Terry Altobelli, vicepresidente del Rusadir, “ya es un estandarte más después de Borja Garcés (jugador del Atlético de Madrid formado en la entidad melillense)”.

“Perdemos mucho con él porque nuestras opciones de mantener la categoría sin él quedan bajo cero -reconoce Altobelli-, pero todo sea por el niño. Trabajamos por y para la cantera. Siempre pensamos en dar el salto al primer equipo de la ciudad, pero esto ha sido un gordo”.

“Esperemos que la forma de trabajar con Mizzian y el empeño del chaval por crecer sea un ejemplo para toda la cantera”, añade el presidente de la UD Melilla. Y deja una lectura más sobre cómo están trabajando con el Rusadir: “Ojalá este modelo sirva para exportarlo a una colaboración con otros equipos, aunque no sea una filialidad, que fluya la relación por el bien de la cantera”.