Gilling no quiere confianzas ante el colista

MED/CMB 13-12-2018 - Melilla Baloncesto

  • El alero danés manifiesta que sería un error relajarse y subestimar a CB Prat

El Melilla Baloncesto rinde visita este sábado al colista de la LEB Oro, un CB Prat que acumula ocho derrotas consecutivas y que solo ha ganado un encuentro en estas doce primeras jornadas. El Pabellón Joan Busquets parece el escenario propicio para que el Decano siga escalando en la clasificación y en su juego. Ese es el objetivo, pero Jonathan Gilling avisa que no será fácil. No quiere vender la piel del oso antes de cazarlo.

“Sabemos lo que hizo el Prat el pasado año. He visto que tienen muchas derrotas últimamente y podrían darle la vuelta a esto, así que estamos preparados y sabemos que nunca puedes subestimar a ningún equipo”, ha manifestado el alero danés a la web del club.

Ha abogado por ir partido a partido sin marcarse metas a largo plazo. “Es siempre bueno ganar y trabajamos para conseguir el mayor número de victorias sin importar el siguiente partido -ha añadido-. No podemos centrarnos que lo que va después y si en los siguiente que es el Prat e intentar conseguir la victoria”.

Lo que sí ha dejado claro es que el espíritu del equipo ha ido a más tras el triunfo sobre Palma, sin olvidar que aún les queda mucho camino para encontrar la regularidad. “Una victoria siempre da confianza. Jugamos tres cuartos que fueron muy buenos, pero entonces perdimos algo en el último cuarto. Creo que tenemos que mejorar en este aspecto, pero mejorar en general”.

Ahondando en lo ocurrido en ese último cuarto, Gilling ha confesado que “no lo sé. Creo que no paramos de jugar, no jugamos para perder sino para ganar. Jugamos con el mismo nivel de excitación que en los tres primeros cuartos, o como en la primera parte contra Valladolid”. 

Al menos sí ha dejado claro dónde puede estar la solución: “Tenemos que centrarnos en la defensa del uno contra uno. Sabemos que tienen jugadores jóvenes (en referencia a Prat) que quieren mostrarse y, por supuesto, estaremos preparados para ello”.

“El ambiente en el vestuario y la química entre los jugadores es tan buena como en cualquier otro equipo. Hay muchos chicos divertidos y gente que realmente disfruta estando junta. Esto es un plus y esto nos va ayudar a seguir a lo largo de la temporada”, ha comentado. E incluso ha hecho alusión a su situación en la ciudad. “Me siento bien en Melilla. Los jugadores son encantadores, el cuerpo técnico es bueno y me divierto aquí”.

En el plano personal también ha dejado un mensaje: “Creo que simplemente tengo que salir, jugar y lanzar con confianza. Si meto una, puede meter dos y consigo dos puedo meter tres. Trataré de tirar más cuando estoy caliente, pero si no tengo buenas sensaciones, no voy a tirar y quiero pasar el balón y hacer al equipo jugar bien. Y no preocuparme de mí mismo”. 

Gilling no quiere confianzas ante el colista

  • El alero danés manifiesta que sería un error relajarse y subestimar a CB Prat

El Melilla Baloncesto rinde visita este sábado al colista de la LEB Oro, un CB Prat que acumula ocho derrotas consecutivas y que solo ha ganado un encuentro en estas doce primeras jornadas. El Pabellón Joan Busquets parece el escenario propicio para que el Decano siga escalando en la clasificación y en su juego. Ese es el objetivo, pero Jonathan Gilling avisa que no será fácil. No quiere vender la piel del oso antes de cazarlo.

“Sabemos lo que hizo el Prat el pasado año. He visto que tienen muchas derrotas últimamente y podrían darle la vuelta a esto, así que estamos preparados y sabemos que nunca puedes subestimar a ningún equipo”, ha manifestado el alero danés a la web del club.

Ha abogado por ir partido a partido sin marcarse metas a largo plazo. “Es siempre bueno ganar y trabajamos para conseguir el mayor número de victorias sin importar el siguiente partido -ha añadido-. No podemos centrarnos que lo que va después y si en los siguiente que es el Prat e intentar conseguir la victoria”.

Lo que sí ha dejado claro es que el espíritu del equipo ha ido a más tras el triunfo sobre Palma, sin olvidar que aún les queda mucho camino para encontrar la regularidad. “Una victoria siempre da confianza. Jugamos tres cuartos que fueron muy buenos, pero entonces perdimos algo en el último cuarto. Creo que tenemos que mejorar en este aspecto, pero mejorar en general”.

Ahondando en lo ocurrido en ese último cuarto, Gilling ha confesado que “no lo sé. Creo que no paramos de jugar, no jugamos para perder sino para ganar. Jugamos con el mismo nivel de excitación que en los tres primeros cuartos, o como en la primera parte contra Valladolid”. 

Al menos sí ha dejado claro dónde puede estar la solución: “Tenemos que centrarnos en la defensa del uno contra uno. Sabemos que tienen jugadores jóvenes (en referencia a Prat) que quieren mostrarse y, por supuesto, estaremos preparados para ello”.

“El ambiente en el vestuario y la química entre los jugadores es tan buena como en cualquier otro equipo. Hay muchos chicos divertidos y gente que realmente disfruta estando junta. Esto es un plus y esto nos va ayudar a seguir a lo largo de la temporada”, ha comentado. E incluso ha hecho alusión a su situación en la ciudad. “Me siento bien en Melilla. Los jugadores son encantadores, el cuerpo técnico es bueno y me divierto aquí”.

En el plano personal también ha dejado un mensaje: “Creo que simplemente tengo que salir, jugar y lanzar con confianza. Si meto una, puede meter dos y consigo dos puedo meter tres. Trataré de tirar más cuando estoy caliente, pero si no tengo buenas sensaciones, no voy a tirar y quiero pasar el balón y hacer al equipo jugar bien. Y no preocuparme de mí mismo”.