El campo del líder es inexpugnable (2-1)

UDM 25-11-2018 - UD Melilla

  • La UD Melilla completa un gran encuentro ante el Sevilla Atlético y se afianza en el liderato

  • Un intratable Yacine Qasmi dio la vuelta al tanto inicial de Chris Ramos con dos goles en apenas un minuto

Esta mañana la UD Melilla tenía una cita con el fútbol en el Álvarez Claro, pero este partido tenía además un mensaje mucho más contundente y necesario que mostrar que el meramente futbolístico. Antes de la victoria por 2-1 de los azulinos ante el Sevilla Atlético de Lucy, los de Luis Miguel Carrión saltaron con una camiseta lila que pretendía (en el 25-N) denunciar la violencia contra la mujer; y como para erradicar esta lacra no hay rivales, sino socios, ambos equipos posaron juntos para la ocasión.

En lo exclusivamente deportivo, y ya con ambos conjuntos enfrentados en el campo, quizá lo más destacable es que esta UD Melilla demuestra, domingo tras domingo, que su buen momento de forma no es flor de un día. Esta mañana ha tenido de nuevo el tesón y la calidad necesaria para dar la vuelta a un marcador adverso y, con los tres puntos obtenidos, logra afianzarse en el primer puesto del campeonato. El plantel norteafricano suma 33 puntos (de los 42 disputados), ha encadenado cuatro victorias consecutivas y no pierde en liga en la ciudad autónoma desde el pasado mes de febrero.

El primer tiempo fue algo atípico. Hasta dos cambios por lesión (Igor Martínez y Cera) hubo en un período con bastantes ocasiones para el bando local y en el que tan sólo un tanto subió al marcador: el anotado por el visitante Chris Ramos en el minuto 33 de partido.

El delantero sevillista, de muy buenas maneras futbolísticas, hubiese sido el jugador más destacado de su equipo de no ser por el partidazo de su compañero Lucho bajo palos. El meta colombiano salvó varios goles cantados a lo largo del encuentro, siendo quizá su parada más llamativa aquella realizada a bocajarro en el minuto 11 para desviar el duro remate de Óscar García en un claro mano a mano.

Aunque el estado del terreno de juego no era el idóneo para ello, la UD Melilla saltó al césped con la clara intención de dominar la posesión de la bola, y por momentos lo consiguió. La defensa de cinco montada por el filial sevillista acabó sucumbiendo ante un muy buen ataque comandado por Yacine y ayudado en banda por Óscar García, Ruano y los dos laterales (Jilmar y Chakla), que hoy anduvieron bastante serios en defensa y algo más profundos en ataque.

Quien perdona lo paga, y en esta ocasión una falta de entendimiento entre la zaga y el centro del campo melillense a la hora de sacar un balón acabó propiciando una contra sevillista en la que Juampe malograba un mano a mano ante Dani Barrio, pero el killer del conjunto nervionense, Chris Ramos, no perdonaba al rechace.

Los unionistas, fieles a su estilo, no se descompusieron con este tanto sino que aunaron esfuerzos para darle la vuelta al encuentro. En la primera mitad Brian, Óscar o Ruano pudieron abrir la lata, pero a la vuelta de vestuarios –paradójicamente- fue de nuevo el Sevilla Atlético quien pudo ampliar distancia.

De un centro medido del lateral (hoy carrilero) Manu Sánchez, Chris Ramos hacía oro girando la cabeza con maestría y superando a Dani Barrio, pero este año la fortuna sonríe algo más al club melillense y el esférico acababa rebotando en el larguero de su portería. Apenas dos minutos más tarde la U.D. Melilla empataba el encuentro.

En esta ocasión el segundo máximo realizador de la categoría (Óscar García) asistía al primero (Yacine) para que anotase el primero de su cuenta hoy, el octavo en liga esta temporada. El franco marroquí, que dominó prácticamente todas las facetas del juego, necesitaría apenas un minuto más para hacer el gol de la remontada.

El ‘Increíble Qasmi’ cazaba un balón repelido por la zaga rival para, desde la frontal del área, conectar un zurzado seco y plano, muy de la casa, ante el que poco podía hacer Lucho García. Qué suerte tiene la U.D. Melilla de contar con el mejor delantero de la categoría. Su míster le puso el reto de anotar más de 20 goles esta campaña y por ahora está en números de conseguirlo.

En la fase final del choque la U.D. Melilla se dedicó –como bien sabe- a dar pausa al encuentro, defender con balón e intentar matar a su rival con un tercer gol. Quitando este último apartado (no fueron lo suficientemente incisivos y/o se encontraron con Lucho), los locales  mataron el encuentro y, aunque se sufrió hasta el final con un nuevo cabezazo de Ramos, en líneas generales la defensa unionista estuvo a un buen nivel y los tres puntos se quedaron en casa. No era difícil minimizar el peligro de un rival bien plantado y peleón, repleto de talento, que seguro va a comenzar a sacar muchos más puntos en las siguientes jornadas.

En lo referente a la escuadra azulina, este año ya casi nadie duda –ni el Melilla ni en la península- que el azul de la U.D. Melilla se ve más fuerte que nunca. Sus números así lo atestiguan, y en el horizonte próximo tan sólo existen los complicados tres puntos que espera arrancar de el Palmar ante el equipo de Dani Güiza, Edu Oriol… o el ex azulino Álex Cruz, el Atlético Sanluqueño.

El campo del líder es inexpugnable (2-1)

  • La UD Melilla completa un gran encuentro ante el Sevilla Atlético y se afianza en el liderato

  • Un intratable Yacine Qasmi dio la vuelta al tanto inicial de Chris Ramos con dos goles en apenas un minuto

Esta mañana la UD Melilla tenía una cita con el fútbol en el Álvarez Claro, pero este partido tenía además un mensaje mucho más contundente y necesario que mostrar que el meramente futbolístico. Antes de la victoria por 2-1 de los azulinos ante el Sevilla Atlético de Lucy, los de Luis Miguel Carrión saltaron con una camiseta lila que pretendía (en el 25-N) denunciar la violencia contra la mujer; y como para erradicar esta lacra no hay rivales, sino socios, ambos equipos posaron juntos para la ocasión.

En lo exclusivamente deportivo, y ya con ambos conjuntos enfrentados en el campo, quizá lo más destacable es que esta UD Melilla demuestra, domingo tras domingo, que su buen momento de forma no es flor de un día. Esta mañana ha tenido de nuevo el tesón y la calidad necesaria para dar la vuelta a un marcador adverso y, con los tres puntos obtenidos, logra afianzarse en el primer puesto del campeonato. El plantel norteafricano suma 33 puntos (de los 42 disputados), ha encadenado cuatro victorias consecutivas y no pierde en liga en la ciudad autónoma desde el pasado mes de febrero.

El primer tiempo fue algo atípico. Hasta dos cambios por lesión (Igor Martínez y Cera) hubo en un período con bastantes ocasiones para el bando local y en el que tan sólo un tanto subió al marcador: el anotado por el visitante Chris Ramos en el minuto 33 de partido.

El delantero sevillista, de muy buenas maneras futbolísticas, hubiese sido el jugador más destacado de su equipo de no ser por el partidazo de su compañero Lucho bajo palos. El meta colombiano salvó varios goles cantados a lo largo del encuentro, siendo quizá su parada más llamativa aquella realizada a bocajarro en el minuto 11 para desviar el duro remate de Óscar García en un claro mano a mano.

Aunque el estado del terreno de juego no era el idóneo para ello, la UD Melilla saltó al césped con la clara intención de dominar la posesión de la bola, y por momentos lo consiguió. La defensa de cinco montada por el filial sevillista acabó sucumbiendo ante un muy buen ataque comandado por Yacine y ayudado en banda por Óscar García, Ruano y los dos laterales (Jilmar y Chakla), que hoy anduvieron bastante serios en defensa y algo más profundos en ataque.

Quien perdona lo paga, y en esta ocasión una falta de entendimiento entre la zaga y el centro del campo melillense a la hora de sacar un balón acabó propiciando una contra sevillista en la que Juampe malograba un mano a mano ante Dani Barrio, pero el killer del conjunto nervionense, Chris Ramos, no perdonaba al rechace.

Los unionistas, fieles a su estilo, no se descompusieron con este tanto sino que aunaron esfuerzos para darle la vuelta al encuentro. En la primera mitad Brian, Óscar o Ruano pudieron abrir la lata, pero a la vuelta de vestuarios –paradójicamente- fue de nuevo el Sevilla Atlético quien pudo ampliar distancia.

De un centro medido del lateral (hoy carrilero) Manu Sánchez, Chris Ramos hacía oro girando la cabeza con maestría y superando a Dani Barrio, pero este año la fortuna sonríe algo más al club melillense y el esférico acababa rebotando en el larguero de su portería. Apenas dos minutos más tarde la U.D. Melilla empataba el encuentro.

En esta ocasión el segundo máximo realizador de la categoría (Óscar García) asistía al primero (Yacine) para que anotase el primero de su cuenta hoy, el octavo en liga esta temporada. El franco marroquí, que dominó prácticamente todas las facetas del juego, necesitaría apenas un minuto más para hacer el gol de la remontada.

El ‘Increíble Qasmi’ cazaba un balón repelido por la zaga rival para, desde la frontal del área, conectar un zurzado seco y plano, muy de la casa, ante el que poco podía hacer Lucho García. Qué suerte tiene la U.D. Melilla de contar con el mejor delantero de la categoría. Su míster le puso el reto de anotar más de 20 goles esta campaña y por ahora está en números de conseguirlo.

En la fase final del choque la U.D. Melilla se dedicó –como bien sabe- a dar pausa al encuentro, defender con balón e intentar matar a su rival con un tercer gol. Quitando este último apartado (no fueron lo suficientemente incisivos y/o se encontraron con Lucho), los locales  mataron el encuentro y, aunque se sufrió hasta el final con un nuevo cabezazo de Ramos, en líneas generales la defensa unionista estuvo a un buen nivel y los tres puntos se quedaron en casa. No era difícil minimizar el peligro de un rival bien plantado y peleón, repleto de talento, que seguro va a comenzar a sacar muchos más puntos en las siguientes jornadas.

En lo referente a la escuadra azulina, este año ya casi nadie duda –ni el Melilla ni en la península- que el azul de la U.D. Melilla se ve más fuerte que nunca. Sus números así lo atestiguan, y en el horizonte próximo tan sólo existen los complicados tres puntos que espera arrancar de el Palmar ante el equipo de Dani Güiza, Edu Oriol… o el ex azulino Álex Cruz, el Atlético Sanluqueño.