Carrión: “Seguimos teniendo hambre y vamos a salir a ganar”

UDM 23-11-2018 - UD Melilla

El entrenador de la U.D. Melilla pelea por conseguir el mayor número posible de puntos antes de Navidad

Entiende que el Sevilla Atlético será un rival peligroso y difícil por la gran calidad de sus hombres (especialmente en ataque)

Luis Miguel Carrión tiene un objetivo claro para el partido del domingo y así se lo ha transmitido a los suyos: no piensa en otra cosa que en ganar. El técnico catalán, de hecho. quiere mejorar el juego de la escuadra para así poder seguir sumando de tres en tres. Sabe el técnico lo apretado y difícil que es este Grupo IV y busca hacer acopio del mayor número de puntos posibles antes de Navidad para así evitar posibles lamentos como los de la temporada pasada. En la rueda de prensa, eso sí, ha avisado que para ganar el encuentro de esta jornada sus jugadores tienen que estar “al cien por cien”.

Y es que este domingo llega el Sevilla Atlético, “un equipo muy peligroso que ha hecho muy buenos partidos, que ha mejorado con el paso de la competición y que arriba tiene gente muy buena”. Lo ve un plantel “capaz de dominarte y, si no es capaz de hacerlo, de usar bien las contras”.

A pesar de ello, Carrión desea que sus jugadores “sean capaces de rendir ante cualquier rival” y ha reconocido que ya lleva toda la semana trabajando más específicamente en las virtudes y defectos de su próximo adversario.

Una vez más, se ha mostrado críptico con respecto a su posible alineación para el domingo, aunque tiene previsto algún pequeño ajuste para adaptarse mejor a las posibles cualidades de su rival. Considera que sus pupilos están “preparados de sobra para adaptarse a cualquier cambio que podamos introducir cada domingo”, y ha explicado que este adversario es bastante diferente al de la pasada jornada.

“No es lo mismo –destaca- jugar que que nos jueguen, y debemos adaptarnos a cada situación. En este choque debemos presionar bien tras pérdida y trabajar para minimizar sus virtudes. Si hacemos las cosas bien estaremos más cerca de ganar”, ha señalado un técnico que anda algo preocupado por el estado del terreno de juego del Álvarez Claro.

Guarda plena confianza el entrenador, sin embargo, en “unos jugadores que hasta el momento no han tenido faltas de concentración casi ningún día”. Señala que, quitando el partido del Granada y algunas lógicas fases de desconexión con marcadores muy favorables, su escuadra entiende que “cada punto es importante” y lucha por cada uno de ellos hasta el final.

”A pesar de tener una buena puntuación seguimos teniendo hambre y tenemos ganas de llevarnos tres puntos más. No ha habido ningún partido fácil, ni va a serlo este; hay que estar al cien por cien y ellos lo saben”, ha apuntado.

Carrión: “Seguimos teniendo hambre y vamos a salir a ganar”

El entrenador de la U.D. Melilla pelea por conseguir el mayor número posible de puntos antes de Navidad

Entiende que el Sevilla Atlético será un rival peligroso y difícil por la gran calidad de sus hombres (especialmente en ataque)

Luis Miguel Carrión tiene un objetivo claro para el partido del domingo y así se lo ha transmitido a los suyos: no piensa en otra cosa que en ganar. El técnico catalán, de hecho. quiere mejorar el juego de la escuadra para así poder seguir sumando de tres en tres. Sabe el técnico lo apretado y difícil que es este Grupo IV y busca hacer acopio del mayor número de puntos posibles antes de Navidad para así evitar posibles lamentos como los de la temporada pasada. En la rueda de prensa, eso sí, ha avisado que para ganar el encuentro de esta jornada sus jugadores tienen que estar “al cien por cien”.

Y es que este domingo llega el Sevilla Atlético, “un equipo muy peligroso que ha hecho muy buenos partidos, que ha mejorado con el paso de la competición y que arriba tiene gente muy buena”. Lo ve un plantel “capaz de dominarte y, si no es capaz de hacerlo, de usar bien las contras”.

A pesar de ello, Carrión desea que sus jugadores “sean capaces de rendir ante cualquier rival” y ha reconocido que ya lleva toda la semana trabajando más específicamente en las virtudes y defectos de su próximo adversario.

Una vez más, se ha mostrado críptico con respecto a su posible alineación para el domingo, aunque tiene previsto algún pequeño ajuste para adaptarse mejor a las posibles cualidades de su rival. Considera que sus pupilos están “preparados de sobra para adaptarse a cualquier cambio que podamos introducir cada domingo”, y ha explicado que este adversario es bastante diferente al de la pasada jornada.

“No es lo mismo –destaca- jugar que que nos jueguen, y debemos adaptarnos a cada situación. En este choque debemos presionar bien tras pérdida y trabajar para minimizar sus virtudes. Si hacemos las cosas bien estaremos más cerca de ganar”, ha señalado un técnico que anda algo preocupado por el estado del terreno de juego del Álvarez Claro.

Guarda plena confianza el entrenador, sin embargo, en “unos jugadores que hasta el momento no han tenido faltas de concentración casi ningún día”. Señala que, quitando el partido del Granada y algunas lógicas fases de desconexión con marcadores muy favorables, su escuadra entiende que “cada punto es importante” y lucha por cada uno de ellos hasta el final.

”A pesar de tener una buena puntuación seguimos teniendo hambre y tenemos ganas de llevarnos tres puntos más. No ha habido ningún partido fácil, ni va a serlo este; hay que estar al cien por cien y ellos lo saben”, ha apuntado.