Confianzas, las justas

UDM 10-11-2018 - UD Melilla

La U.D. Melilla quiere refrendar su buena dinámica liguera con una victoria en la cancha de un rival muy necesitado de puntos

A pesar de ir colista, el Atlético Malagueño es un plantel lleno de talento y guiado por un gran entrenador

La Unión Deportiva Melilla afronta mañana en Málaga uno de los partidos más difíciles de la temporada. Que juega contra el colista, sí, quizá por eso mismo. El Atlético Malagueño es un gran filial, nacido de una de las canteras más activas de España en estas últimas temporadas- Es una genial selección de jóvenes jugadores de talento y su necesidad acuciante por empezar a sumar de tres en tres complica aún más la empresa norteafricana.

Aún teniendo en cuenta el gran futuro y calidad técnica de sus chavales, la escuadra costasoleña ha pagado caro el cambio de categoría en este primer tercio del campeonato y la ausencia de diferentes piezas que vienen actuando con el primer equipo. Con un solo punto en su haber, todo hay que decirlo, los malacitanos han demostrado ser otra escuadra desde que Manolo Sanlúcar –reputado entrenador de la categoría- sucediera en el cargo a Dely Valdés, ex futbolista blanquiazul y técnico que subió al equipo desde Tercera División la campaña pasada.

Que la cantera del Málaga C.F. sea una de las más fuertes del país no es una novedad. De ella han salido en los últimos años jugadores de la talla de Samu Castillejo, Sergi Darder, Fornals o Juanmi (por citar unos cuantos). Actualmente, varios de los llamados a participar con el ‘B’ están adquiriendo un papel relevante en el primer plantel, algo que –como bien explicó Carrión en la previa del encuentro- es lo que verdaderamente se espera de un segundo equipo.

Gran parte de la culpa la tiene el míster del Málaga, Muñiz, declarado apasionado de las categorías inferiores. El preparador blanquiazul está dando importancia en sus alineaciones a jugadores del filial como Harper (titular, aunque ahora está lesionado), Iván Rodríguez (también titular), Hicham, Iván Jaime o Keita Bare (estos dos últimos han sido llamados para el partido de esta semana ante el Sporting de Gijón).

A pesar de estas bajas, el filial queda completado con grandes jugadores como Deco, Grasa, Álex Robles o incluso juveniles que están teniendo un papel relevante, como Iván Jaime o en estas últimas jornadas Hugo, que la semana pasada deslumbró al Nuevo Colombino con una gran jugada en el tanto del equipo blanquiazul en su derrota por 2-1 ante el Recreativo.

Los azulinos, por su parte, desean sumar de tres en tres para seguir metiendo presión al líder del Grupo IV y, si se puede, seguir ampliando brecha con el quinto puesto, actualmente situado a seis puntos de distancia de los melillenses. Han viajado esta mañana a Málaga con 17 jugadores y las bajas de Menudo y Richi por lesión.

El sevillano va a entrar en la fase final de su recuperación, mientras que el malagueño estará pendiente de cómo evoluciona su golpe en la rodilla. Prefieren no arriesgar en este aspecto el técnico catalán y el equipo médico, aunque no parece ser una lesión de gravedad.

Algunos de nuestros jugadores, como Sofian Chackla, Paco Aguza u Óscar García ya pasaron por aquella cantera, y saben, como su míster, que para poder sacar algo positivo ante un equipo tan peligroso como el malacitano tienen que estar concentrados e intensos “de principio a fin”. El choque comenzará a las 12:00 horas en el Campo de la Federación Malagueña de Fútbol.

Confianzas, las justas

La U.D. Melilla quiere refrendar su buena dinámica liguera con una victoria en la cancha de un rival muy necesitado de puntos

A pesar de ir colista, el Atlético Malagueño es un plantel lleno de talento y guiado por un gran entrenador

La Unión Deportiva Melilla afronta mañana en Málaga uno de los partidos más difíciles de la temporada. Que juega contra el colista, sí, quizá por eso mismo. El Atlético Malagueño es un gran filial, nacido de una de las canteras más activas de España en estas últimas temporadas- Es una genial selección de jóvenes jugadores de talento y su necesidad acuciante por empezar a sumar de tres en tres complica aún más la empresa norteafricana.

Aún teniendo en cuenta el gran futuro y calidad técnica de sus chavales, la escuadra costasoleña ha pagado caro el cambio de categoría en este primer tercio del campeonato y la ausencia de diferentes piezas que vienen actuando con el primer equipo. Con un solo punto en su haber, todo hay que decirlo, los malacitanos han demostrado ser otra escuadra desde que Manolo Sanlúcar –reputado entrenador de la categoría- sucediera en el cargo a Dely Valdés, ex futbolista blanquiazul y técnico que subió al equipo desde Tercera División la campaña pasada.

Que la cantera del Málaga C.F. sea una de las más fuertes del país no es una novedad. De ella han salido en los últimos años jugadores de la talla de Samu Castillejo, Sergi Darder, Fornals o Juanmi (por citar unos cuantos). Actualmente, varios de los llamados a participar con el ‘B’ están adquiriendo un papel relevante en el primer plantel, algo que –como bien explicó Carrión en la previa del encuentro- es lo que verdaderamente se espera de un segundo equipo.

Gran parte de la culpa la tiene el míster del Málaga, Muñiz, declarado apasionado de las categorías inferiores. El preparador blanquiazul está dando importancia en sus alineaciones a jugadores del filial como Harper (titular, aunque ahora está lesionado), Iván Rodríguez (también titular), Hicham, Iván Jaime o Keita Bare (estos dos últimos han sido llamados para el partido de esta semana ante el Sporting de Gijón).

A pesar de estas bajas, el filial queda completado con grandes jugadores como Deco, Grasa, Álex Robles o incluso juveniles que están teniendo un papel relevante, como Iván Jaime o en estas últimas jornadas Hugo, que la semana pasada deslumbró al Nuevo Colombino con una gran jugada en el tanto del equipo blanquiazul en su derrota por 2-1 ante el Recreativo.

Los azulinos, por su parte, desean sumar de tres en tres para seguir metiendo presión al líder del Grupo IV y, si se puede, seguir ampliando brecha con el quinto puesto, actualmente situado a seis puntos de distancia de los melillenses. Han viajado esta mañana a Málaga con 17 jugadores y las bajas de Menudo y Richi por lesión.

El sevillano va a entrar en la fase final de su recuperación, mientras que el malagueño estará pendiente de cómo evoluciona su golpe en la rodilla. Prefieren no arriesgar en este aspecto el técnico catalán y el equipo médico, aunque no parece ser una lesión de gravedad.

Algunos de nuestros jugadores, como Sofian Chackla, Paco Aguza u Óscar García ya pasaron por aquella cantera, y saben, como su míster, que para poder sacar algo positivo ante un equipo tan peligroso como el malacitano tienen que estar concentrados e intensos “de principio a fin”. El choque comenzará a las 12:00 horas en el Campo de la Federación Malagueña de Fútbol.