El Melilla Baloncesto muere en la orilla

CMB 10-11-2018 - Melilla Baloncesto

Los azules tuvieron hasta dos bolas de partido ante Lleida, pero acabaron perdiendo por 67-66

No pudo con el líder el Melilla Baloncesto que cayó por un punto en el Barris Nord ante Força Lleida por 67-66. Los melillenses tuvieron hasta dos bolas de partidos, pero ninguno de los lanzamientos quiso entrar. El máximo anotador de los de violeta fue Agada con dieciocho puntos.

El choque comenzaba muy igualado en el Barris Nord. Los de Alejandro Alcoba mostraban una gran eficiencia ofensiva, pero las pérdidas de balón en primera línea y los problemas en el balance les penalizaban y nos les dejaban marcharse en el electrónico (13-14, min. 8). Dos buenas acciones consecutivas de los melillense abrían un pequeño colchón de cuatro puntos que les permitían irse por delante al final del primer cuarto (19-22).

Mbaye fue el protagonista de los primeros minutos de segundo acto. La efectividad del pívot de Força Lleida desde los tres metros permitía a los suyos dar la vuelta al marcador y ponerse por delante en el electrónico (28-24, min. 14). Los de la Ciudad Autónoma reaccionaban y, desde una defensa zonal que colapsaba por momentos el ataque catalán, conseguía ponerse de nuevo al mando del choque para irse 35-40 por delante en el descanso.

No sentó bien el paso por vestuarios para ninguno de los equipos que mantuvieron el desacierto y las pérdidas como tónica general de este cuarto en el que solo se anotaron veinte puntos entre ambos conjuntos. La nota positiva es que el Decano acaba este tercer cuarto un punto por delante en el marcador (48-49).

La igualdad se mantuvo durante el último periodo en un duelo anotador entre Agada y Kyei que mantenía las tablas en el electrónico. A menos de tres minutos para el final, Gilling anotaba un triple que ponía el 64-64. El ex azulino Djuran respondía rápidamente para pone el punto 67 en el casillero local. Cifra que no logró alcanzar el cuadro melillense a pesar de que Franch ponía la diferencia en un punto (67-66), pero ni la penetración de Agada ni el postrero tiro de Rubio entraron y la victoria se quedó finalmente en Lleida.

El Melilla Baloncesto muere en la orilla

Los azules tuvieron hasta dos bolas de partido ante Lleida, pero acabaron perdiendo por 67-66

No pudo con el líder el Melilla Baloncesto que cayó por un punto en el Barris Nord ante Força Lleida por 67-66. Los melillenses tuvieron hasta dos bolas de partidos, pero ninguno de los lanzamientos quiso entrar. El máximo anotador de los de violeta fue Agada con dieciocho puntos.

El choque comenzaba muy igualado en el Barris Nord. Los de Alejandro Alcoba mostraban una gran eficiencia ofensiva, pero las pérdidas de balón en primera línea y los problemas en el balance les penalizaban y nos les dejaban marcharse en el electrónico (13-14, min. 8). Dos buenas acciones consecutivas de los melillense abrían un pequeño colchón de cuatro puntos que les permitían irse por delante al final del primer cuarto (19-22).

Mbaye fue el protagonista de los primeros minutos de segundo acto. La efectividad del pívot de Força Lleida desde los tres metros permitía a los suyos dar la vuelta al marcador y ponerse por delante en el electrónico (28-24, min. 14). Los de la Ciudad Autónoma reaccionaban y, desde una defensa zonal que colapsaba por momentos el ataque catalán, conseguía ponerse de nuevo al mando del choque para irse 35-40 por delante en el descanso.

No sentó bien el paso por vestuarios para ninguno de los equipos que mantuvieron el desacierto y las pérdidas como tónica general de este cuarto en el que solo se anotaron veinte puntos entre ambos conjuntos. La nota positiva es que el Decano acaba este tercer cuarto un punto por delante en el marcador (48-49).

La igualdad se mantuvo durante el último periodo en un duelo anotador entre Agada y Kyei que mantenía las tablas en el electrónico. A menos de tres minutos para el final, Gilling anotaba un triple que ponía el 64-64. El ex azulino Djuran respondía rápidamente para pone el punto 67 en el casillero local. Cifra que no logró alcanzar el cuadro melillense a pesar de que Franch ponía la diferencia en un punto (67-66), pero ni la penetración de Agada ni el postrero tiro de Rubio entraron y la victoria se quedó finalmente en Lleida.