Fran Bueno cumple su sueño con creces

UDM 07-11-2018 - UD Melilla

  • El juvenil melillense espera que el Rusadir, filial azulino, pueda volver a su mejor nivel tras la última victoria ante el 26 de febrero

  • Anima a sus compañeros canteranos a seguir trabajando, el único camino para llegar al primer club de la ciudad

La Unión Deportiva Melilla, después de dos días de descanso, volvía esta mañana al trabajo en el Anexo del estadio. Uno de los integrantes del plantel, el melillense Fran Bueno, ha atendido a su término a la página web del club para explicar sus sensaciones tras el soñado debut copero del pasado miércoles ante el Madrid, con respecto a la última victoria en casa del Rusadir y a la marcha del primer equipo de la ciudad.

El azulino relataba, apenas siete días después de saltar al campo frente a los mejores del planeta, que esta semana ha estado cargada de felicitaciones de amigos y familiares. “Me hicieron muchas fotos, vídeos… lo normal. No me esperaba el debut, aunque sabía que tenía algunas posibilidades más que en un partido de liga. Aun así, no creía que se fuera a dar, y menos aquí en Melilla”, ha explicado el zaguero, que tuvo que vérselas –nada más y nada menos- que con Vinicius y Reguilón, dos de los jugadores más de moda del equipo blanco.

Esta experiencia refuerza aún más la convicción del azulino en perseguir su sueño, y de hacerlo en el equipo de su ciudad. “La U.D. Melilla es el equipo de nuestra tierra, cuando venía a verlo soñaba con jugar, pero nunca con el Real Madrid”, apuntaba.

A pesar de ello, el lateral diestro afirma estar exclusivamente centrado en lo que tiene que estar, en seguir trabajando y aprendiendo con el primer equipo y aprovechando bien sus minutos en el filial de la U.D. Melilla. Los rojinegros lograron retomar la senda de la victoria al vencer por 4-2 al 26 de Febrero en un partido en el que Fran Bueno logró anotar un tanto y su compañero Mizzian dos.

“Necesitábamos ganar porque llevábamos siete jornadas sin lograrlo, con algún empate y tan sólo una victoria por incomparecencia. Teníamos que vencer de manera urgente y se dio, también con la suerte de poder marcar mi primer gol del año. De todas maneras, lo importante son esos tres puntos que necesitamos para salvarnos”, ha comentado Bueno.

Esta victoria, de hecho, llena de moral un equipo que ha vivido recientemente un cambio en su banquillo, con todo lo que eso conlleva para un vestuario. “Quitando eso, la verdad es que los jugadores no estábamos dando la talla –ha confesado el canterano-, especialmente fuera de casa, donde no sabíamos competir. Ahora estamos, poco a poco, adaptándonos a las ideas del nuevo entrenador (Chupa), y se ve al equipo algo más enchufado”.

En cuanto al resto de juveniles que entrenan con el primer equipo asegura Fran que, al bajar, pueden notar cierta diferencia “física” con el resto del vestuario rojinegro. Apunta, eso sí, que están “preparados para subir, tienen el nivel y si siguen peleando como lo están haciendo tendrán la oportunidad en el futuro de poder subir aquí a entrenar”.

Por último, y ante la visita del Melilla al Atlético Malagueño, Fran Bueno dice no saber qué le pasa a esta escuadra, “más aun conociendo su filosofía de juego”. El conoce bien a los juveniles del Málaga –alguno jugará- y sabe que no van a ponerle las cosas nada fáciles a los unionistas. “Nosotros, por nuestra parte, intentaremos volver a ganar para seguir arriba e intentar alcanzar los playoffs, que para nosotros es lo importante”.

Fran Bueno cumple su sueño con creces

  • El juvenil melillense espera que el Rusadir, filial azulino, pueda volver a su mejor nivel tras la última victoria ante el 26 de febrero

  • Anima a sus compañeros canteranos a seguir trabajando, el único camino para llegar al primer club de la ciudad

La Unión Deportiva Melilla, después de dos días de descanso, volvía esta mañana al trabajo en el Anexo del estadio. Uno de los integrantes del plantel, el melillense Fran Bueno, ha atendido a su término a la página web del club para explicar sus sensaciones tras el soñado debut copero del pasado miércoles ante el Madrid, con respecto a la última victoria en casa del Rusadir y a la marcha del primer equipo de la ciudad.

El azulino relataba, apenas siete días después de saltar al campo frente a los mejores del planeta, que esta semana ha estado cargada de felicitaciones de amigos y familiares. “Me hicieron muchas fotos, vídeos… lo normal. No me esperaba el debut, aunque sabía que tenía algunas posibilidades más que en un partido de liga. Aun así, no creía que se fuera a dar, y menos aquí en Melilla”, ha explicado el zaguero, que tuvo que vérselas –nada más y nada menos- que con Vinicius y Reguilón, dos de los jugadores más de moda del equipo blanco.

Esta experiencia refuerza aún más la convicción del azulino en perseguir su sueño, y de hacerlo en el equipo de su ciudad. “La U.D. Melilla es el equipo de nuestra tierra, cuando venía a verlo soñaba con jugar, pero nunca con el Real Madrid”, apuntaba.

A pesar de ello, el lateral diestro afirma estar exclusivamente centrado en lo que tiene que estar, en seguir trabajando y aprendiendo con el primer equipo y aprovechando bien sus minutos en el filial de la U.D. Melilla. Los rojinegros lograron retomar la senda de la victoria al vencer por 4-2 al 26 de Febrero en un partido en el que Fran Bueno logró anotar un tanto y su compañero Mizzian dos.

“Necesitábamos ganar porque llevábamos siete jornadas sin lograrlo, con algún empate y tan sólo una victoria por incomparecencia. Teníamos que vencer de manera urgente y se dio, también con la suerte de poder marcar mi primer gol del año. De todas maneras, lo importante son esos tres puntos que necesitamos para salvarnos”, ha comentado Bueno.

Esta victoria, de hecho, llena de moral un equipo que ha vivido recientemente un cambio en su banquillo, con todo lo que eso conlleva para un vestuario. “Quitando eso, la verdad es que los jugadores no estábamos dando la talla –ha confesado el canterano-, especialmente fuera de casa, donde no sabíamos competir. Ahora estamos, poco a poco, adaptándonos a las ideas del nuevo entrenador (Chupa), y se ve al equipo algo más enchufado”.

En cuanto al resto de juveniles que entrenan con el primer equipo asegura Fran que, al bajar, pueden notar cierta diferencia “física” con el resto del vestuario rojinegro. Apunta, eso sí, que están “preparados para subir, tienen el nivel y si siguen peleando como lo están haciendo tendrán la oportunidad en el futuro de poder subir aquí a entrenar”.

Por último, y ante la visita del Melilla al Atlético Malagueño, Fran Bueno dice no saber qué le pasa a esta escuadra, “más aun conociendo su filosofía de juego”. El conoce bien a los juveniles del Málaga –alguno jugará- y sabe que no van a ponerle las cosas nada fáciles a los unionistas. “Nosotros, por nuestra parte, intentaremos volver a ganar para seguir arriba e intentar alcanzar los playoffs, que para nosotros es lo importante”.