La segunda victoria ya está en casa

CMB 11-10-2018 - Melilla Baloncesto

  • El Melilla Baloncesto se impuso anoche por 67 a 53 a Covirán Granada con un tercer cuarto para enmarcar

Anoche el Melilla Baloncesto se estrenó como local con victoria, la primera de esta temporada en el Pabellón Javier Imbroda, al imponerse a Covirán Granada por 67-53. Los melillenses controlaron el partido durante todo momento, aunque dejaron el triunfo totalmente encarrilado en un gran tercer cuarto, donde los de Alejandro Alcoba anotaron 38 puntos. El más valorado de los azulinos fue Txemi Urtasun con 18 créditos de valoración.

Como si de un combate de boxeo se tratase, melillenses y granadinos se tanteaban en los primeros compases del encuentro (6-4, min. 3), si bien, se jugaba al ritmo de los visitantes. Poco a poco, los de Alejandro Alcoba comenzaron a correr y a jugar con más libertad, lo que provocaba que pegarán un pequeño estirón en el electrónico (16-6) y obligaba al Pablo Pin a parar el partido, y lo consiguió tras el tiempo muerto granadino. Los de la Ciudad Autónoma entraron en una vorágine de pérdidas que les llevó a encajar un 0-5 de parcial en el tramo final de este primer cuarto que concluyó con un 16-11 campeando en el electrónico.

El segundo acto comenzó con la inercia del segundo. Melilla Baloncesto no terminaba de encontrar su sitio en el partido, mientras que Covirán Granada, desde un gran acierto exterior, se ponía por primera vez por delante en el marcador (24-28) a poco más de dos minutos para el descanso. Reaccionaron los azulinos al final de esta primera parte para irse al descanso con dos puntos de ventaja (33-31).

En la reanudación Urtasun tiró de galones para poner tierra de por medio en los primeros minutos del tercer cuarto (39-31). Los de Alejandro Alcoba cada vez se sentían más cómodos en el partido y eso se traducíaa en un juego más rápido y dinámico, que ni los dos tiempos muertos visitantes lograron cortar, y que tenía en Jesse Chuku a su máximo exponente. Ocho puntos consecutivos del británico lanzaban a los melillenses al final del tercer periodo (57-39).

Poco cambió el panorama en el último cuarto. Melilla Baloncesto supo jugar con el tiempo y la diferencia para acabar imponiéndose por 67-53 a Covirán Granada y sumar la segunda victoria de la temporada, la primera en el Javier Imbroda, y que le vale para ser uno de los cuatro equipos que ha sumado victorias en los dos primeros encuentros de la fase regular.

Rueda de prensa de Alejandro Alcoba

Rueda de prensa de Pablo Pin

La segunda victoria ya está en casa

  • El Melilla Baloncesto se impuso anoche por 67 a 53 a Covirán Granada con un tercer cuarto para enmarcar

Anoche el Melilla Baloncesto se estrenó como local con victoria, la primera de esta temporada en el Pabellón Javier Imbroda, al imponerse a Covirán Granada por 67-53. Los melillenses controlaron el partido durante todo momento, aunque dejaron el triunfo totalmente encarrilado en un gran tercer cuarto, donde los de Alejandro Alcoba anotaron 38 puntos. El más valorado de los azulinos fue Txemi Urtasun con 18 créditos de valoración.

Como si de un combate de boxeo se tratase, melillenses y granadinos se tanteaban en los primeros compases del encuentro (6-4, min. 3), si bien, se jugaba al ritmo de los visitantes. Poco a poco, los de Alejandro Alcoba comenzaron a correr y a jugar con más libertad, lo que provocaba que pegarán un pequeño estirón en el electrónico (16-6) y obligaba al Pablo Pin a parar el partido, y lo consiguió tras el tiempo muerto granadino. Los de la Ciudad Autónoma entraron en una vorágine de pérdidas que les llevó a encajar un 0-5 de parcial en el tramo final de este primer cuarto que concluyó con un 16-11 campeando en el electrónico.

El segundo acto comenzó con la inercia del segundo. Melilla Baloncesto no terminaba de encontrar su sitio en el partido, mientras que Covirán Granada, desde un gran acierto exterior, se ponía por primera vez por delante en el marcador (24-28) a poco más de dos minutos para el descanso. Reaccionaron los azulinos al final de esta primera parte para irse al descanso con dos puntos de ventaja (33-31).

En la reanudación Urtasun tiró de galones para poner tierra de por medio en los primeros minutos del tercer cuarto (39-31). Los de Alejandro Alcoba cada vez se sentían más cómodos en el partido y eso se traducíaa en un juego más rápido y dinámico, que ni los dos tiempos muertos visitantes lograron cortar, y que tenía en Jesse Chuku a su máximo exponente. Ocho puntos consecutivos del británico lanzaban a los melillenses al final del tercer periodo (57-39).

Poco cambió el panorama en el último cuarto. Melilla Baloncesto supo jugar con el tiempo y la diferencia para acabar imponiéndose por 67-53 a Covirán Granada y sumar la segunda victoria de la temporada, la primera en el Javier Imbroda, y que le vale para ser uno de los cuatro equipos que ha sumado victorias en los dos primeros encuentros de la fase regular.

Rueda de prensa de Alejandro Alcoba

Rueda de prensa de Pablo Pin