Miguel Centeno: “Ante el Cádiz no tuvimos el día de cara a gol”

I.S.V. 18-09-2018 - Fútbol Sala

  • La expulsión de María Soto en el minuto 5 condicionó el partido del Torreblanca ante un rival llamado a subir de categoría

El Torreblanca FS se llevó un resultado excesivamente duro en su inicio liguero ante el Cádiz FSF. Una derrota marcada por la expulsión de María Soto en el minuto 5 de partido que, además, conllevó el primer tanto de las gaditanas desde el punto de penalti. Para el entrenador melillense, Miguel Centeno, “perder a una jugadora tan importante como María, hizo que sus compañeras tuvieran que jugar con una marcha más”.

En este sentido, recuerda que en la previa advirtió que el partido podía decidirse “por pequeños detalles”. Eso sí, confiesa que esperaba que esos detalles se centraran en “el aspecto futbolístico” y no por una temprana expulsión. En cualquier caso, destaca que sus jugadores “no bajaron los brazos y lo intentaron de todas las maneras, pero no era el día del Torreblanca de cara a gol”.

A pesar de cambiar de planteamiento en el descanso (se llegó con 1-0) un gol en los primeros minutos en una contra mal defendida y un tercer tanto de un disparo lejano, hizo que el Torreblanca pasará a jugar con portera jugadora. La goleada se cerró con dos pérdidas de balón y dos remates a puerta vacía.

Reconoce que fue un golpe muy duro empezar la competición de esta manera, aunque espera que esta lección sirva para “levantar el vuelo” de cara a la próxima jornada. En este sentido, indica que, tras hacer autocrítica, tanto él como las chicas sólo piensan en dar la primera victoria a la afición melillense ante Jimbee Roldán.

Miguel Centeno: “Ante el Cádiz no tuvimos el día de cara a gol”

  • La expulsión de María Soto en el minuto 5 condicionó el partido del Torreblanca ante un rival llamado a subir de categoría

El Torreblanca FS se llevó un resultado excesivamente duro en su inicio liguero ante el Cádiz FSF. Una derrota marcada por la expulsión de María Soto en el minuto 5 de partido que, además, conllevó el primer tanto de las gaditanas desde el punto de penalti. Para el entrenador melillense, Miguel Centeno, “perder a una jugadora tan importante como María, hizo que sus compañeras tuvieran que jugar con una marcha más”.

En este sentido, recuerda que en la previa advirtió que el partido podía decidirse “por pequeños detalles”. Eso sí, confiesa que esperaba que esos detalles se centraran en “el aspecto futbolístico” y no por una temprana expulsión. En cualquier caso, destaca que sus jugadores “no bajaron los brazos y lo intentaron de todas las maneras, pero no era el día del Torreblanca de cara a gol”.

A pesar de cambiar de planteamiento en el descanso (se llegó con 1-0) un gol en los primeros minutos en una contra mal defendida y un tercer tanto de un disparo lejano, hizo que el Torreblanca pasará a jugar con portera jugadora. La goleada se cerró con dos pérdidas de balón y dos remates a puerta vacía.

Reconoce que fue un golpe muy duro empezar la competición de esta manera, aunque espera que esta lección sirva para “levantar el vuelo” de cara a la próxima jornada. En este sentido, indica que, tras hacer autocrítica, tanto él como las chicas sólo piensan en dar la primera victoria a la afición melillense ante Jimbee Roldán.