El Melilla Baloncesto deja madurar el mercado

V.M.H. 06-07-2018 - Melilla Baloncesto

  • El club considera que las opciones y los precios irán mejorando con el paso de los días

CMB

El Melilla Baloncesto tan solo ha movido una ficha, la renovación de Alejandro Alcoba. No está parado del todo, está muy pendiente del mercado, pero está dejando madurar sus opciones porque entiende que a estas alturas de verano los jugadores que anhela tienen unas pretensiones altísimas, fuera del alcance del Decano e incluso fuera de mercado.

La consigna de muchos clubes, no solo del azulino, es observar y esperar, para hablar cuando sea oportuno. Cuando se acerca el inicio de la pretemporada muchos jugadores no han recibido aún esa oferta de ACB con la que sueñan, o nadie les ha pagado lo que desean, y empiezan a rebajar sus pretensiones para encontrar un buen acomodo. El balón está en el aire y es tiempo de tira y afloja entre equipos y representantes.

El Melilla Baloncesto tiene el sondeo más que hecho. Alejando Alcoba ya sabe en las aguas que se mueve y también sabe lo que quiere para cada puesto. Se han mantenido conversaciones con varios jugadores, pero sin concretar nada. La pregunta que muchos hacen es si el Melilla Baloncesto va a ir a por el ascenso, sobre todo si puede ir por cuestiones de presupuesto, pabellón y burocracia. El mensaje, y el apoyo de afición y Ciudad Autónoma, tiene que ser rotundo para convencer a los mejores.

Con las renovaciones el coqueteo es parecido. Los que interesa que sigan se han revalorizado, suben sus pretensiones y el club tiene claro hasta dónde puede y quiere llegar. Alguna renovación habrá, pero ahora es una temeridad mojarse. El nombre que todos tienen claro es Dani Rodríguez. El catalán ha estado a gusto en su retorno a Melilla y hay posibilidades de que siga. Pero el mercado fluctúa y puede cambiar de un día para otro.

Lo de Pablo Almazán no ha sorprendido en el club. Lo sabían, o más bien lo esperaban. Su mensaje tras caer en Manresa en el quinto partido de la final de ascenso ya sonó a despedida y hoy se ha ratificado. El granadino quiere jugar en ACB o en un proyecto que apueste sí o sí por alcanzar la máxima categoría. Apunten al Fundación CB Granada, porque puede ser su destino.

¿Cómo será el Melilla Baloncesto 2018-2019? La respuesta, parece claro, en próximos episodios.

CMB

El Melilla Baloncesto deja madurar el mercado

  • El club considera que las opciones y los precios irán mejorando con el paso de los días

El Melilla Baloncesto tan solo ha movido una ficha, la renovación de Alejandro Alcoba. No está parado del todo, está muy pendiente del mercado, pero está dejando madurar sus opciones porque entiende que a estas alturas de verano los jugadores que anhela tienen unas pretensiones altísimas, fuera del alcance del Decano e incluso fuera de mercado.

La consigna de muchos clubes, no solo del azulino, es observar y esperar, para hablar cuando sea oportuno. Cuando se acerca el inicio de la pretemporada muchos jugadores no han recibido aún esa oferta de ACB con la que sueñan, o nadie les ha pagado lo que desean, y empiezan a rebajar sus pretensiones para encontrar un buen acomodo. El balón está en el aire y es tiempo de tira y afloja entre equipos y representantes.

El Melilla Baloncesto tiene el sondeo más que hecho. Alejando Alcoba ya sabe en las aguas que se mueve y también sabe lo que quiere para cada puesto. Se han mantenido conversaciones con varios jugadores, pero sin concretar nada. La pregunta que muchos hacen es si el Melilla Baloncesto va a ir a por el ascenso, sobre todo si puede ir por cuestiones de presupuesto, pabellón y burocracia. El mensaje, y el apoyo de afición y Ciudad Autónoma, tiene que ser rotundo para convencer a los mejores.

Con las renovaciones el coqueteo es parecido. Los que interesa que sigan se han revalorizado, suben sus pretensiones y el club tiene claro hasta dónde puede y quiere llegar. Alguna renovación habrá, pero ahora es una temeridad mojarse. El nombre que todos tienen claro es Dani Rodríguez. El catalán ha estado a gusto en su retorno a Melilla y hay posibilidades de que siga. Pero el mercado fluctúa y puede cambiar de un día para otro.

Lo de Pablo Almazán no ha sorprendido en el club. Lo sabían, o más bien lo esperaban. Su mensaje tras caer en Manresa en el quinto partido de la final de ascenso ya sonó a despedida y hoy se ha ratificado. El granadino quiere jugar en ACB o en un proyecto que apueste sí o sí por alcanzar la máxima categoría. Apunten al Fundación CB Granada, porque puede ser su destino.

¿Cómo será el Melilla Baloncesto 2018-2019? La respuesta, parece claro, en próximos episodios.