La etapa del Melilla CF en Segunda, Pirri, Marisol o el sobrino de Kubala, parte de la historia futbolística de los años 60

Antonio G. Jáuregui 27-06-2018 - Historia

  • El principal representante del fútbol local jugó en la División de Plata entre 1962 y 1966

  • El 18 de julio de 1963 se inauguró el modesto campo de Santa Bárbara

  • En enero de 1964 se fundaba la Peña Real Madrid y su primer presidente fue don José María Arango

Continuamos con el repaso a la historia futbolística de la ciudad y hoy vamos con el segundo capítulo de los años 60, una buena década en cuanto a noticias para el balompié, o no. Al Melilla el sueño de la Segunda División le duró cuatro temporadas, las que van de los años de 1962 a 1966. En las tres primeras quedó clasificado por debajo del décimo puesto y la cuarta fue la del descenso, pero en estos años sucedieron más acontecimientos.

El año 1963 comenzaba con novedades y una de ellas afectaba al fútbol juvenil. Fue en el mes de marzo y con la Selección Juvenil Norteafricana como protagonista. Normalmente la formada el seleccionador ceutí, los partidos se jugaban en Ceuta y con mayoría de jugadores ceutíes (alguna vez con la totalidad de jugadores “caballas”), pero en esta ocasión tuvo la gentileza de cambiar sus normas y el 31 de marzo del citado año la Selección Norteafricana jugaba en Álvarez Claro frente a Extremadura para el Campeonato de España por Regiones. En esta ocasión Melilla aportaba seleccionador, Antonio Casado; y siete futbolistas titulares, Soler, Sequera, Belmonte, Fede, Miguelín, Troyano y Oña. El resultado del partido fue de 5 a 0 favorable al Norte de África. Pero, para no dejar de ser objetivos, de los cuatro jugadores que aportó Ceuta, uno de ellos era la máxima figura, José Martínez ‘Pirri’, el extraordinario jugador que fue de la Selección Española y del Real Madrid.

El 18 de julio, seguimos en el 63, se inauguró el modesto campo de Santa Bárbara, propiedad de la Compañía Española de Minas del Rif. No tenía gradas, no tenía vallas, y por su margen derecha en dirección Melilla pasaban los trenes mineros camino del Cargadero de Mineral sito en el Puerto, por lo que resultaba prudente suspender el partido mientras pasaba el tren, por el peligro que corrían los balones sí eran “rematados” por la máquina. Situado al lado de la frontera de Beni Enzar, se constituyó en el campo por excelencia del fútbol aficionado y juvenil melillense, con fútbol dominguero en sesión continua desde las primeras horas del domingo hasta bien entrada la hora de comer.

Y finalizando con el 63, en noviembre, el barco Ciudad de Alicante se convertía en “barco botijo” para desplazar a una ingente cantidad de melillenses, que se desplazaron a la capital malagueña para acompañar al Melilla CF, que se enfrentaba al CD Málaga en partido de liga de la Segunda División. La expedición melillense fue muy bien recibida, pero el partido se perdió por 2 a 0. Un motivo importante fue la lesión de Paco Moya, que mermó la capacidad ofensiva de los nuestros (entonces no había cambios de jugador). El saque de honor del partido fue realizado por la joven niña prodigio del cine español, la artista malagueña Marisol.

En enero de 1964 se fundaba la Peña Real Madrid y su primer presidente fue don José María Arango. Fue constituida por más de doscientos asociados dispuestos a seguir al equipo madrileño cuando jugara por ciudades cercanas, comprometiéndose el Real Madrid a subvencionar con ayuda económica parte de los viajes que realizaran.

Por aquel entonces también el Melilla CF, después de derrotar al Burgos CF del Grupo Norte de la Segunda División, se enfrentaba por primera vez en competición oficial a un equipo de Primera División, fue el Real Valladolid en la Copa del Generalísimo de la segunda temporada. Se venció en casa 1 a 0 y se perdió en la vuelta por 2 a 0 quedando eliminados.

Finalizando 1964, en el mes de noviembre, se incorporaba a Melilla para realizar el Servicio Militar obligatori, Yanko Daucik, sobrino del mítico Kubala, jugador del Real Madrid, y fue cedido al Melilla CF por el período de prestación del servicio. Con este futbolista se elevaba a tres el número de jugadores en las filas melillistas con vinculación con el club blanco: el citado, Robles, que vino a cumplir el servicio militar procedente del Badalona y fue fichado por el Real Madrid durante ese tiempo, y el melillense Paco Moya, que estuvo cedido por el club madridista las tres primeras temporadas.

(Continuará…)   

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

La etapa del Melilla CF en Segunda, Pirri, Marisol o el sobrino de Kubala, parte de la historia futbolística de los años 60

  • El principal representante del fútbol local jugó en la División de Plata entre 1962 y 1966

  • El 18 de julio de 1963 se inauguró el modesto campo de Santa Bárbara

  • En enero de 1964 se fundaba la Peña Real Madrid y su primer presidente fue don José María Arango

Continuamos con el repaso a la historia futbolística de la ciudad y hoy vamos con el segundo capítulo de los años 60, una buena década en cuanto a noticias para el balompié, o no. Al Melilla el sueño de la Segunda División le duró cuatro temporadas, las que van de los años de 1962 a 1966. En las tres primeras quedó clasificado por debajo del décimo puesto y la cuarta fue la del descenso, pero en estos años sucedieron más acontecimientos.

El año 1963 comenzaba con novedades y una de ellas afectaba al fútbol juvenil. Fue en el mes de marzo y con la Selección Juvenil Norteafricana como protagonista. Normalmente la formada el seleccionador ceutí, los partidos se jugaban en Ceuta y con mayoría de jugadores ceutíes (alguna vez con la totalidad de jugadores “caballas”), pero en esta ocasión tuvo la gentileza de cambiar sus normas y el 31 de marzo del citado año la Selección Norteafricana jugaba en Álvarez Claro frente a Extremadura para el Campeonato de España por Regiones. En esta ocasión Melilla aportaba seleccionador, Antonio Casado; y siete futbolistas titulares, Soler, Sequera, Belmonte, Fede, Miguelín, Troyano y Oña. El resultado del partido fue de 5 a 0 favorable al Norte de África. Pero, para no dejar de ser objetivos, de los cuatro jugadores que aportó Ceuta, uno de ellos era la máxima figura, José Martínez ‘Pirri’, el extraordinario jugador que fue de la Selección Española y del Real Madrid.

El 18 de julio, seguimos en el 63, se inauguró el modesto campo de Santa Bárbara, propiedad de la Compañía Española de Minas del Rif. No tenía gradas, no tenía vallas, y por su margen derecha en dirección Melilla pasaban los trenes mineros camino del Cargadero de Mineral sito en el Puerto, por lo que resultaba prudente suspender el partido mientras pasaba el tren, por el peligro que corrían los balones sí eran “rematados” por la máquina. Situado al lado de la frontera de Beni Enzar, se constituyó en el campo por excelencia del fútbol aficionado y juvenil melillense, con fútbol dominguero en sesión continua desde las primeras horas del domingo hasta bien entrada la hora de comer.

Y finalizando con el 63, en noviembre, el barco Ciudad de Alicante se convertía en “barco botijo” para desplazar a una ingente cantidad de melillenses, que se desplazaron a la capital malagueña para acompañar al Melilla CF, que se enfrentaba al CD Málaga en partido de liga de la Segunda División. La expedición melillense fue muy bien recibida, pero el partido se perdió por 2 a 0. Un motivo importante fue la lesión de Paco Moya, que mermó la capacidad ofensiva de los nuestros (entonces no había cambios de jugador). El saque de honor del partido fue realizado por la joven niña prodigio del cine español, la artista malagueña Marisol.

En enero de 1964 se fundaba la Peña Real Madrid y su primer presidente fue don José María Arango. Fue constituida por más de doscientos asociados dispuestos a seguir al equipo madrileño cuando jugara por ciudades cercanas, comprometiéndose el Real Madrid a subvencionar con ayuda económica parte de los viajes que realizaran.

Por aquel entonces también el Melilla CF, después de derrotar al Burgos CF del Grupo Norte de la Segunda División, se enfrentaba por primera vez en competición oficial a un equipo de Primera División, fue el Real Valladolid en la Copa del Generalísimo de la segunda temporada. Se venció en casa 1 a 0 y se perdió en la vuelta por 2 a 0 quedando eliminados.

Finalizando 1964, en el mes de noviembre, se incorporaba a Melilla para realizar el Servicio Militar obligatori, Yanko Daucik, sobrino del mítico Kubala, jugador del Real Madrid, y fue cedido al Melilla CF por el período de prestación del servicio. Con este futbolista se elevaba a tres el número de jugadores en las filas melillistas con vinculación con el club blanco: el citado, Robles, que vino a cumplir el servicio militar procedente del Badalona y fue fichado por el Real Madrid durante ese tiempo, y el melillense Paco Moya, que estuvo cedido por el club madridista las tres primeras temporadas.

(Continuará…)   

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.