Javi Iglesias ya está en marcha

MED/Javier Iglesias 30-04-2018 - Run

  • Ayer completó la primera etapa de la Titan Desert, con 115 kilómetros y 2.651 metros de desnivel positivo

  • El melillense invirtió un tiempo de 6 horas y 46 minutos y ocupa la posición 132 de la general

El melillense Javi Iglesias inició ayer la Titan Desert. En la primera etapa tuvo que enfrentarse a 115 kilómetros con 2.651 metros de desnivel positivo. Y no le fue mal. Para llegar hasta meta, en la que se supone etapa más dura del recorrido, invirtió un tiempo de 6 horas y 46 minutos y ocupa la posición 132 de la general.

Durante los próximos días el propio Javi Iglesias nos va a ir contando su participación, a modo de diario, en la prueba por etapas más dura del mountain bike. Aquí va su primera entrega.

“Hoy (por ayer) ha sido el día en que, tras meses de duros entrenamientos y mucho sacrificio, he puesto a prueba los frutos conseguidos. Arranca la Titan Desert, posiblemente la carrera ciclista en bicicleta de montaña MTB más dura conocida que se celebra en el árido desierto del Sahara. Por delante 115 kilómetros y un desnivel acumulado de 2.651 metros en positivo, una etapa de alta montaña en bucle con salida y llegada en Boumalne Dades, con una gran subida y un tramo que transcurre en un desfiladero.

Alrededor de las 6 de la mañana nos han tocado diana y nada más salir de la jaima se empieza a respirar la tensión por los nervios acumulados y con muchas, muchas ganas de comenzar a dar pedales.

El planteamiento de esta etapa, como el de toda la carrera, lo tenía muy claro, rodar cómodo en un buen grupo y a un ritmo constante y conservar la mecánica de la bicicleta.

Alrededor de las 10 de la mañana se daba la salida de la etapa. A los pocos kilómetros, para ser más exactos en el 29, noté que algo no iba bien en la bicicleta, pensaba que había pinchado, así que pie a tierra a ver qué pasaba. Cuál fue mi sorpresa al darme cuenta que el tornillo izquierdo del basculante iba suelto, por suerte pude apretarlo con las herramientas que llevaba encima y continuar la carrera y esperar que aguantara bien hasta llegar a meta.

La segunda parte de la carrera pensaba que iba a ser algo más floja que la primera, dado el perfil de etapa que teníamos, pero estaba repleta de toboganes “rompe piernas”, un subir y bajar constante.

En el punto de control C2 me encontré a German Fidel, que forma parte del equipo logístico de la carrera quien me grababa un pequeño video.

Esta primera etapa la he terminado en un tiempo de 6 horas y 46 minutos, con buenas sensaciones, pero cansado por la dureza de la misma.

Ahora mismo estoy situado en la posición 132 de la general”.

.

Javi Iglesias ya está en marcha

  • Ayer completó la primera etapa de la Titan Desert, con 115 kilómetros y 2.651 metros de desnivel positivo

  • El melillense invirtió un tiempo de 6 horas y 46 minutos y ocupa la posición 132 de la general

El melillense Javi Iglesias inició ayer la Titan Desert. En la primera etapa tuvo que enfrentarse a 115 kilómetros con 2.651 metros de desnivel positivo. Y no le fue mal. Para llegar hasta meta, en la que se supone etapa más dura del recorrido, invirtió un tiempo de 6 horas y 46 minutos y ocupa la posición 132 de la general.

Durante los próximos días el propio Javi Iglesias nos va a ir contando su participación, a modo de diario, en la prueba por etapas más dura del mountain bike. Aquí va su primera entrega.

“Hoy (por ayer) ha sido el día en que, tras meses de duros entrenamientos y mucho sacrificio, he puesto a prueba los frutos conseguidos. Arranca la Titan Desert, posiblemente la carrera ciclista en bicicleta de montaña MTB más dura conocida que se celebra en el árido desierto del Sahara. Por delante 115 kilómetros y un desnivel acumulado de 2.651 metros en positivo, una etapa de alta montaña en bucle con salida y llegada en Boumalne Dades, con una gran subida y un tramo que transcurre en un desfiladero.

Alrededor de las 6 de la mañana nos han tocado diana y nada más salir de la jaima se empieza a respirar la tensión por los nervios acumulados y con muchas, muchas ganas de comenzar a dar pedales.

El planteamiento de esta etapa, como el de toda la carrera, lo tenía muy claro, rodar cómodo en un buen grupo y a un ritmo constante y conservar la mecánica de la bicicleta.

Alrededor de las 10 de la mañana se daba la salida de la etapa. A los pocos kilómetros, para ser más exactos en el 29, noté que algo no iba bien en la bicicleta, pensaba que había pinchado, así que pie a tierra a ver qué pasaba. Cuál fue mi sorpresa al darme cuenta que el tornillo izquierdo del basculante iba suelto, por suerte pude apretarlo con las herramientas que llevaba encima y continuar la carrera y esperar que aguantara bien hasta llegar a meta.

La segunda parte de la carrera pensaba que iba a ser algo más floja que la primera, dado el perfil de etapa que teníamos, pero estaba repleta de toboganes “rompe piernas”, un subir y bajar constante.

En el punto de control C2 me encontré a German Fidel, que forma parte del equipo logístico de la carrera quien me grababa un pequeño video.

Esta primera etapa la he terminado en un tiempo de 6 horas y 46 minutos, con buenas sensaciones, pero cansado por la dureza de la misma.

Ahora mismo estoy situado en la posición 132 de la general”.

.