Jilmar: “Tan sólo nos queda mirar hacia delante”

UDM 11-01-2018 - UD Melilla

  • El lateral, que lo ha jugado toda esta temporada, manda un mensaje de optimismo a la afición

  • Prefiere centrarse en el partido a partido, pues lo importante ahora es ganar y recuperar sensaciones

Jilmar no guarda duda alguna y ejerce de portavoz del equipo: “El del pasado domingo fue un partido duro, pero sólo queda mirar hacia adelante”. El defensor azulino sabe que aún quedan muchos partidos y puntos por disputarse y, en la previa del importante partido en Jumillla, ha querido lanzar un mensaje de optimismo a la afición. 

Esta mañana no ha habido una rueda de prensa al uso por la falta de medios de comunicación en la misma, así que el lateral hispano colombiano ha atendido a la página web del club explicando sus sensaciones y las del vestuario, para así transmitírselas a una hinchada preocupada con el último encuentro de su equipo, el del pasado domingo ante Las Palmas Atlético.

Para los unionistas fue un revés tremendo conceder los tres puntos en casa, y así lo ha confirmado Jilmar. “Nos llevamos un buen palo en este último partido, desde luego. Ellos sabían a lo que venían, se encerraron atrás intentando no encajar gol para buscar las mínimas oportunidades que tuvieran. Fue un palo duro porque, después de estar todo el partido atacando, que te metan un gol al final a cualquier jugador le molesta muchísimo”, ha comentado.

“Sin embargo –explica- ahora lo que tenemos que hacer exclusivamente es mirar hacia el Jumilla, ese choque ya ha pasado. Tenemos que recuperar las buenas sensaciones de este equipo”. Considera algo “frustrante” que no sea la primera vez que se han escapado puntos de una manera similar, pero ahora “tan sólo queda mirar adelante”, pues como apunta el defensor, “aún queda mucha segunda vuelta y muchos puntos a disputar, estando a tan sólo 6 puntos de playoff (dos partidos)”.

Apunta Jilmar, por tanto, que ahora lo único que han de hacer es “seguir trabajando y fijar nuestra vista en el partido a partido”. Intuye que en ciertos partidos ha podido pesarles la presión y la ansiedad por estar más arriba, malas compañeras de viaje. “El objetivo es el mismo que a principios de temporada, pero no puede afectarnos esa ansiedad. Tenemos que centrarnos exclusivamente en cada fin de semana, pues cada partido es un mundo diferente y tenemos que afrontarlos bien para seguir cogiendo los tres puntos y volver a ganar”.

El lateral, que hasta el momento ha disputado todos los minutos del equipo (1.800), algo que no le importa tanto porque “lo que prima es lo colectivo, no lo individual”, aunque lo considera un honor. Ahora, con cuatro tarjetas, intentará controlarse de cara al difícil calendario que se viene (Jumilla, Cartagena, Murcia), pues sabe que el resultado de dichos encuentros va a “condicionar muchísimo” lo que suceda en adelante.

La primera de las tres pruebas, en Jumilla, se plantea ante un equipo que conocen bien, que saben a lo que juega y que llega “después de un resultado jodido”, algo que les hará estar motivados. Jilmar entiende que la afición azulina pueda estar enfadada, pero promete que van a darlo todo de aquí a final de temporada, empezando por este domingo. “Si ellos siguen con nosotros seguro que, al final, hacemos un buen año”, ha concluido el unionista.

Jilmar: “Tan sólo nos queda mirar hacia delante”

  • El lateral, que lo ha jugado toda esta temporada, manda un mensaje de optimismo a la afición

  • Prefiere centrarse en el partido a partido, pues lo importante ahora es ganar y recuperar sensaciones

Jilmar no guarda duda alguna y ejerce de portavoz del equipo: “El del pasado domingo fue un partido duro, pero sólo queda mirar hacia adelante”. El defensor azulino sabe que aún quedan muchos partidos y puntos por disputarse y, en la previa del importante partido en Jumillla, ha querido lanzar un mensaje de optimismo a la afición. 

Esta mañana no ha habido una rueda de prensa al uso por la falta de medios de comunicación en la misma, así que el lateral hispano colombiano ha atendido a la página web del club explicando sus sensaciones y las del vestuario, para así transmitírselas a una hinchada preocupada con el último encuentro de su equipo, el del pasado domingo ante Las Palmas Atlético.

Para los unionistas fue un revés tremendo conceder los tres puntos en casa, y así lo ha confirmado Jilmar. “Nos llevamos un buen palo en este último partido, desde luego. Ellos sabían a lo que venían, se encerraron atrás intentando no encajar gol para buscar las mínimas oportunidades que tuvieran. Fue un palo duro porque, después de estar todo el partido atacando, que te metan un gol al final a cualquier jugador le molesta muchísimo”, ha comentado.

“Sin embargo –explica- ahora lo que tenemos que hacer exclusivamente es mirar hacia el Jumilla, ese choque ya ha pasado. Tenemos que recuperar las buenas sensaciones de este equipo”. Considera algo “frustrante” que no sea la primera vez que se han escapado puntos de una manera similar, pero ahora “tan sólo queda mirar adelante”, pues como apunta el defensor, “aún queda mucha segunda vuelta y muchos puntos a disputar, estando a tan sólo 6 puntos de playoff (dos partidos)”.

Apunta Jilmar, por tanto, que ahora lo único que han de hacer es “seguir trabajando y fijar nuestra vista en el partido a partido”. Intuye que en ciertos partidos ha podido pesarles la presión y la ansiedad por estar más arriba, malas compañeras de viaje. “El objetivo es el mismo que a principios de temporada, pero no puede afectarnos esa ansiedad. Tenemos que centrarnos exclusivamente en cada fin de semana, pues cada partido es un mundo diferente y tenemos que afrontarlos bien para seguir cogiendo los tres puntos y volver a ganar”.

El lateral, que hasta el momento ha disputado todos los minutos del equipo (1.800), algo que no le importa tanto porque “lo que prima es lo colectivo, no lo individual”, aunque lo considera un honor. Ahora, con cuatro tarjetas, intentará controlarse de cara al difícil calendario que se viene (Jumilla, Cartagena, Murcia), pues sabe que el resultado de dichos encuentros va a “condicionar muchísimo” lo que suceda en adelante.

La primera de las tres pruebas, en Jumilla, se plantea ante un equipo que conocen bien, que saben a lo que juega y que llega “después de un resultado jodido”, algo que les hará estar motivados. Jilmar entiende que la afición azulina pueda estar enfadada, pero promete que van a darlo todo de aquí a final de temporada, empezando por este domingo. “Si ellos siguen con nosotros seguro que, al final, hacemos un buen año”, ha concluido el unionista.