El Melilla Baloncesto comienza la segunda vuelta en la cancha del Palencia

CMB 11-01-2018 - Melilla Baloncesto

  • Alejandro Alcoba cuenta con la totalidad de su plantilla a su disposición, pese a los problemas gripales de Pablo Almazán

Los azulinos visitan este viernes (21:00 horas, TVM) el pabellón provincial Padre Adolfo Nicolás de Villamuriel del Cerrato para verse las caras con el Chocolates Trapa Palencia, en un encuentro que marca el inicio de una segunda vuelta, donde el equipo que dirige Alejandro Alcoba tiene puestas muchas ilusiones.

El plantel de la ciudad autónoma afronta esta segunda parte de la competición asentado en la parte alta de la clasificación con un balance de 11 triunfos y 6 derrotas. Un bagaje algo deslucido por un calamitoso final de diciembre, donde el equipo llegó a perder hasta tres encuentros de manera consecutiva.

Una racha que se rompió el pasado domingo con la llegada del nuevo año, al imponerse en el Javier Imbroda al TAU Castelló por 75-68, en el último encuentro de la primera vuelta de la fase regular. Un triunfo que ha dado tranquilidad a los de Alejandro Alcoba que ahora afrontan esta segunda parte del campeonato conscientes de que el único objetivo es llegar a finales de abril lo más alto posible.

Con esa mentalidad, el cuadro melillense ha preparado la primera salida de esta segunda vuelta que será a la siempre complicada cancha del Chocolate Trapa Palencia. Por ello saben, que necesitan hacer un partido muy serio si quieren volver de tierras palentinas con la duodécima victoria en las maletas.

Para este choque, Alejandro Alcoba contará con la totalidad de su plantilla a su disposición, a pesar de los problemas gripales que arrastrado Pablo Almazán durante toda la semana y de unas molestias de Servera que tampoco le han permitido ejercitarse con normalidad.

Por su parte, Chocolates Trapa Palencia arranca la segunda vuelta con la clara intención de hacer borrón y cuenta nueva respecto a la primera, en la que ha concluido en la décima posición con un balance negativo de 8 victorias y 9 derrotas.

Sin duda, no ha sido fácil el inicio de campeonato para el equipo que dirige Joaquín Prado, que entró tarde al mercado y tardó en confeccionar una plantilla que, sin embargo, siendo muy competitiva y donde su principal referencia sigue siendo el incombustible Urko Otegui.

Otro de los referentes del cuadro morado es el ex ACB Jordi Grimau, quien parece haber cogido el tono a la competición y ello se nota en su aportación al equipo, donde es uno de sus máximos anotadores. También importante es la aportación de Pressley, si bien su participación es tras perderse los dos últimos envites.

Jugadores con experiencia más que contrastadas como Garrido, Pino, Cvetinovic o Lamont Barnes, completan una plantilla en la que la única novedad respecto a la primera es la ausencia del base canadiense Calliste y la llegada al equipo de otro seguro de vida en la LEB Oro como es Andrés Miso.

En cuanto al histórico el balance no puede estar más igualado con cuatro triunfos para castellanoleoneses y melillenses, en las ocho ocasiones en la que ambos conjuntos se han enfrentado en Palencia y cuyo último precedente concluyó con victoria palentina por 87-84. Cabe destacar que todos estos encuentros se disputaron en el antiguo Marta Domínguez, actualmente en remodelación, por lo que ambos conjuntos se verán las caras por primera vez en la cancha de Villamuriel del Cerrato.

En la primera vuelta los melillenses se impusieron en el Javier Imbroda por 67-60, gracias a una gran dirección de Dani Rodríguez que acabo con 20 puntos. Precisamente la vuelta del base catalán, tras tres años defendiendo la camiseta morada, pondrá la nota emotiva de un choque en el que Samb también se verá la cara con su ex equipo.

El Melilla Baloncesto comienza la segunda vuelta en la cancha del Palencia

  • Alejandro Alcoba cuenta con la totalidad de su plantilla a su disposición, pese a los problemas gripales de Pablo Almazán

Los azulinos visitan este viernes (21:00 horas, TVM) el pabellón provincial Padre Adolfo Nicolás de Villamuriel del Cerrato para verse las caras con el Chocolates Trapa Palencia, en un encuentro que marca el inicio de una segunda vuelta, donde el equipo que dirige Alejandro Alcoba tiene puestas muchas ilusiones.

El plantel de la ciudad autónoma afronta esta segunda parte de la competición asentado en la parte alta de la clasificación con un balance de 11 triunfos y 6 derrotas. Un bagaje algo deslucido por un calamitoso final de diciembre, donde el equipo llegó a perder hasta tres encuentros de manera consecutiva.

Una racha que se rompió el pasado domingo con la llegada del nuevo año, al imponerse en el Javier Imbroda al TAU Castelló por 75-68, en el último encuentro de la primera vuelta de la fase regular. Un triunfo que ha dado tranquilidad a los de Alejandro Alcoba que ahora afrontan esta segunda parte del campeonato conscientes de que el único objetivo es llegar a finales de abril lo más alto posible.

Con esa mentalidad, el cuadro melillense ha preparado la primera salida de esta segunda vuelta que será a la siempre complicada cancha del Chocolate Trapa Palencia. Por ello saben, que necesitan hacer un partido muy serio si quieren volver de tierras palentinas con la duodécima victoria en las maletas.

Para este choque, Alejandro Alcoba contará con la totalidad de su plantilla a su disposición, a pesar de los problemas gripales que arrastrado Pablo Almazán durante toda la semana y de unas molestias de Servera que tampoco le han permitido ejercitarse con normalidad.

Por su parte, Chocolates Trapa Palencia arranca la segunda vuelta con la clara intención de hacer borrón y cuenta nueva respecto a la primera, en la que ha concluido en la décima posición con un balance negativo de 8 victorias y 9 derrotas.

Sin duda, no ha sido fácil el inicio de campeonato para el equipo que dirige Joaquín Prado, que entró tarde al mercado y tardó en confeccionar una plantilla que, sin embargo, siendo muy competitiva y donde su principal referencia sigue siendo el incombustible Urko Otegui.

Otro de los referentes del cuadro morado es el ex ACB Jordi Grimau, quien parece haber cogido el tono a la competición y ello se nota en su aportación al equipo, donde es uno de sus máximos anotadores. También importante es la aportación de Pressley, si bien su participación es tras perderse los dos últimos envites.

Jugadores con experiencia más que contrastadas como Garrido, Pino, Cvetinovic o Lamont Barnes, completan una plantilla en la que la única novedad respecto a la primera es la ausencia del base canadiense Calliste y la llegada al equipo de otro seguro de vida en la LEB Oro como es Andrés Miso.

En cuanto al histórico el balance no puede estar más igualado con cuatro triunfos para castellanoleoneses y melillenses, en las ocho ocasiones en la que ambos conjuntos se han enfrentado en Palencia y cuyo último precedente concluyó con victoria palentina por 87-84. Cabe destacar que todos estos encuentros se disputaron en el antiguo Marta Domínguez, actualmente en remodelación, por lo que ambos conjuntos se verán las caras por primera vez en la cancha de Villamuriel del Cerrato.

En la primera vuelta los melillenses se impusieron en el Javier Imbroda por 67-60, gracias a una gran dirección de Dani Rodríguez que acabo con 20 puntos. Precisamente la vuelta del base catalán, tras tres años defendiendo la camiseta morada, pondrá la nota emotiva de un choque en el que Samb también se verá la cara con su ex equipo.