El Melilla Baloncesto se da una alegría

CMB 04-12-2017 - Melilla Baloncesto

  • El conjunto azulino regresaba anoche a su cancha y lo hizo ganando por 79-62 a CBC Valladolid

El Club Melilla Baloncesto volvió anoche al Javier Imbroda por todo lo alto, imponiéndose al Carramimbre CBC Valladolid por 79-62, en uno de los partidos más serios de la temporada de los de Alejandro Alcoba. Gran partido de los azulinos que tuvieron en Fran Guerra a su mejor hombre con 26 créditos.

Los melillense saltaban muy serios a la pista de juego del Javier Imbroda, conscientes de la importancia del partido y del rival que tenían frente a ellos. Alcoba sabía de la dureza física de los vallisoletanos y apostaba de salida por su quinteto más físico. Ello se traducía en un dominio en el rebote defensivo que le permitía abrir las primeras diferencias (10-4,min. 5). En el final de cuarto apareció Kapelan, que con cinco puntos consecutivos ampliaba la diferencia al final de los primeros diez minutos (17-10).

A pesar de algunas dudas en los primeros instantes del segundo periodo, los azulinos aguantaba el colchón de diez puntos (24-14, min. 13). Sobre la cancha se veía un Melilla Baloncesto con las ideas claras en ataque y duros en defensa, acotando la totalidad de vías de anotación visitantes. De nuevo la aparición de un enorme Kapelan desde el perímetro lanzaba al equipo al descanso (39-23).

Los de la Ciudad Autónoma no bajarían el pistón en la reanudación y, nuevamente con un gran acierto de tres puntos, ampliaban la diferencia por encima de los veinte puntos (45-23, min. 24).  Los de Paco García reaccionarían, gracias en gran medida a los errores de los de Alejandro Alcoba, pero nunca llegarían a bajar la diferencia por debajo de los diez puntos. Al final del tercer cuarto el Decano dominaba por 56-41.

Todo parecía encaminado a un victoria holgada, con los veinticuatro puntos de diferencia que reflejaba el marcador (69-44) en los primeros instantes del último periodo. Melilla Baloncesto se gustaba y Fran Guerra hacía daño en la pintura y corriendo la pista. Pero llegó una nueva reacción visitante con un 0-11 de parcial (69-56) que obligaba el entrenador azulino a parar el partido. Pero volvió un serio Melilla Baloncesto para controlar el final de encuentro y llevarse una importante victoria por 79-62.

 

El Melilla Baloncesto se da una alegría

  • El conjunto azulino regresaba anoche a su cancha y lo hizo ganando por 79-62 a CBC Valladolid

El Club Melilla Baloncesto volvió anoche al Javier Imbroda por todo lo alto, imponiéndose al Carramimbre CBC Valladolid por 79-62, en uno de los partidos más serios de la temporada de los de Alejandro Alcoba. Gran partido de los azulinos que tuvieron en Fran Guerra a su mejor hombre con 26 créditos.

Los melillense saltaban muy serios a la pista de juego del Javier Imbroda, conscientes de la importancia del partido y del rival que tenían frente a ellos. Alcoba sabía de la dureza física de los vallisoletanos y apostaba de salida por su quinteto más físico. Ello se traducía en un dominio en el rebote defensivo que le permitía abrir las primeras diferencias (10-4,min. 5). En el final de cuarto apareció Kapelan, que con cinco puntos consecutivos ampliaba la diferencia al final de los primeros diez minutos (17-10).

A pesar de algunas dudas en los primeros instantes del segundo periodo, los azulinos aguantaba el colchón de diez puntos (24-14, min. 13). Sobre la cancha se veía un Melilla Baloncesto con las ideas claras en ataque y duros en defensa, acotando la totalidad de vías de anotación visitantes. De nuevo la aparición de un enorme Kapelan desde el perímetro lanzaba al equipo al descanso (39-23).

Los de la Ciudad Autónoma no bajarían el pistón en la reanudación y, nuevamente con un gran acierto de tres puntos, ampliaban la diferencia por encima de los veinte puntos (45-23, min. 24).  Los de Paco García reaccionarían, gracias en gran medida a los errores de los de Alejandro Alcoba, pero nunca llegarían a bajar la diferencia por debajo de los diez puntos. Al final del tercer cuarto el Decano dominaba por 56-41.

Todo parecía encaminado a un victoria holgada, con los veinticuatro puntos de diferencia que reflejaba el marcador (69-44) en los primeros instantes del último periodo. Melilla Baloncesto se gustaba y Fran Guerra hacía daño en la pintura y corriendo la pista. Pero llegó una nueva reacción visitante con un 0-11 de parcial (69-56) que obligaba el entrenador azulino a parar el partido. Pero volvió un serio Melilla Baloncesto para controlar el final de encuentro y llevarse una importante victoria por 79-62.