Breogán se lleva el derbi de la LEB Oro

CMB 28-10-2017 - Melilla Baloncesto

  • El Melilla Baloncesto pierde 83-79 en un partido en el que llegó a ir 15 puntos abajo y que estaba empatado a falta de 32 segundos 

El Club Melilla Baloncesto suma su segunda derrota consecutiva, la primera en el Javier Imbroda esta temporada, tras caer por 79-83 ante Cafés Candelas Breogán. Los lucenses dominaron un encuentro, en el que los melillenses llegaron a estar 15 puntos abajo, pero que estuvieron a punto de llevarse en los segundos finales.

Los melillenses arrancaban muy bien el encuentro. Dominando el rebote y corriendo anotaba con facilidad para marcharse en el electrónico 11-2, tras un triple de Almazán, que provocaba el tiempo muerto de Lezkano. Pero tal y como ocurrió en la jornada anterior, el parón fue un jarro de agua fría para los azulinos. Todo lo contrario para los lucenses que empezaban a entornarse en la anotación y con 0-9 de parcial igualaban el choque a algo más de tres minutos para el final del primer acto. La falta de acierto que había mostrado Cafés Candelas en el inicio, se trasladó al Decano que se marchaba dos puntos por debajo al final de los primeros diez minutos, 14-16.

De la mano de Úriz y Arco y desde la línea de triple comenzaba a mandar los de Natxo Lezkano que se marchaban 22-33. Los de la Ciudad Autónoma seguían con la pólvora mojada, pero conseguía irse a vestuario solo diez puntos por debajo en el electrónico, 32-42, de cara a la segunda mitad.

En la reanudación, las cosas no mejoraron. Cafés Candelas Breogán anotaba siete puntos de manera consecutiva, para marcharse en el partido (34-49). Alejandro Alcoba lo intentaba de todas las maneras posibles, con rotaciones, poniendo al equipo en zona o jugando con cuatro exteriores. Pero ninguna de las opciones parecía terminar de funcionar ante un conjunto gallego bien plantado en el campo y que se marchaba con nueve puntos de ventaja al último cuarto.

Melilla Baloncesto no dejó de creer a pesar del 53-66 que reflejaba el electrónico a siete minutos para el final. Con el mono de trabajo puesto y a base de pundonor, los azulinos comenzaron a recortar hasta empatar el encuentro a 78 a falta de 32 segundos para el final. Con 79-80 y 8 segundos por disputarse, Úriz contaba con dos tiros libres. Anotaba el primero y, aunque fallada su segundo lanzamiento, se hacia con propio rechace. Ahí se acabaron las opciones melillense que acabaron cayendo por 79-83.

Mejores jugadas del partido

Rueda de prensa de Alejandro Alcoba

Rueda de prensa de Natxo Lezcano

Breogán se lleva el derbi de la LEB Oro

  • El Melilla Baloncesto pierde 83-79 en un partido en el que llegó a ir 15 puntos abajo y que estaba empatado a falta de 32 segundos 

El Club Melilla Baloncesto suma su segunda derrota consecutiva, la primera en el Javier Imbroda esta temporada, tras caer por 79-83 ante Cafés Candelas Breogán. Los lucenses dominaron un encuentro, en el que los melillenses llegaron a estar 15 puntos abajo, pero que estuvieron a punto de llevarse en los segundos finales.

Los melillenses arrancaban muy bien el encuentro. Dominando el rebote y corriendo anotaba con facilidad para marcharse en el electrónico 11-2, tras un triple de Almazán, que provocaba el tiempo muerto de Lezkano. Pero tal y como ocurrió en la jornada anterior, el parón fue un jarro de agua fría para los azulinos. Todo lo contrario para los lucenses que empezaban a entornarse en la anotación y con 0-9 de parcial igualaban el choque a algo más de tres minutos para el final del primer acto. La falta de acierto que había mostrado Cafés Candelas en el inicio, se trasladó al Decano que se marchaba dos puntos por debajo al final de los primeros diez minutos, 14-16.

De la mano de Úriz y Arco y desde la línea de triple comenzaba a mandar los de Natxo Lezkano que se marchaban 22-33. Los de la Ciudad Autónoma seguían con la pólvora mojada, pero conseguía irse a vestuario solo diez puntos por debajo en el electrónico, 32-42, de cara a la segunda mitad.

En la reanudación, las cosas no mejoraron. Cafés Candelas Breogán anotaba siete puntos de manera consecutiva, para marcharse en el partido (34-49). Alejandro Alcoba lo intentaba de todas las maneras posibles, con rotaciones, poniendo al equipo en zona o jugando con cuatro exteriores. Pero ninguna de las opciones parecía terminar de funcionar ante un conjunto gallego bien plantado en el campo y que se marchaba con nueve puntos de ventaja al último cuarto.

Melilla Baloncesto no dejó de creer a pesar del 53-66 que reflejaba el electrónico a siete minutos para el final. Con el mono de trabajo puesto y a base de pundonor, los azulinos comenzaron a recortar hasta empatar el encuentro a 78 a falta de 32 segundos para el final. Con 79-80 y 8 segundos por disputarse, Úriz contaba con dos tiros libres. Anotaba el primero y, aunque fallada su segundo lanzamiento, se hacia con propio rechace. Ahí se acabaron las opciones melillense que acabaron cayendo por 79-83.

Mejores jugadas del partido

Rueda de prensa de Alejandro Alcoba

Rueda de prensa de Natxo Lezcano