Más intensidad para llegar bien a Badajoz

UDM 13-09-2017 - UD Melilla

  • El técnico azulino, después de la preceptiva jornada de descanso, programa una prolongada y exigente sesión de entrenamiento en La Espiguera

El técnico de la UD Melilla, Manolo Herrero, no se anda con chiquitas. Sabe que el partido del próximo domingo en Badajoz es de gran importancia para el equipo, y por ello ha programado esta mañana un entrenamiento muy largo y duro.

A pesar que su plantel plantó cara en las dos últimas jornadas a dos grandes equipos (Cartagena y Murcia), finalmente se perdieron cuatro de los seis puntos en juego y ahora, que visitan la cancha de uno de los recién ascendidos, la plantilla azulina se ha fijado el objetivo único de volver a Melilla con los tres puntos en la saca.

La tarea no va a ser sencilla ante un plantel recién ascendido como el Badajoz, un equipo que mantiene gran parte del bloque que ascendió (se conocen bastante bien) y que ha incorporado a futbolistas muy importantes de la categoría, como al ex azulino Alí Diakité. Su bagaje hasta la fecha: tres empates y una derrota, así que tratarán –por todos los medios- de estrenarse en casa ante su afición.

Para llegar en un estado óptimo de forma y tensión a tan difícil compromiso, el entrenador unionista ha diseñado un entrenamiento muy exigente y prolongado, con mucho énfasis en el trabajo de la fuerza y con espacio para realizar una serie de partidillos a un alto nivel de intensidad. Los jugadores, expectantes por que llegue el fin de semana, han respondido sobre el verde a pesar de las altas temperaturas que se registraban a la hora del entreno en el campo de La Espiguera.

Mañana (a las 10:30 horas) está programada la vuelta de los azulinos al Álvarez Claro, donde continuarán con su trabajo de cara a esta quinta cita liguera del año. Justo antes, el mediocentro Nando de la Rosa habrá pasado por rueda de prensa para explicar sus sensaciones de cara al encuentro de este domingo.

Jafar no pasa las pruebas

En otro orden de cosas, el delantero ghanés Jafar Yeboah no será finalmente parte de la disciplina del club. A pesar de su calidad como futbolista, su actual estado de forma (después de haber estado cierto tiempo parado por lesión) no es el óptimo para incorporarse de inmediato a la rutina de trabajo del equipo. La UD Melilla agradece su interés y profesionalidad y le desea suerte en futuras experiencias.

Más intensidad para llegar bien a Badajoz

  • El técnico azulino, después de la preceptiva jornada de descanso, programa una prolongada y exigente sesión de entrenamiento en La Espiguera

El técnico de la UD Melilla, Manolo Herrero, no se anda con chiquitas. Sabe que el partido del próximo domingo en Badajoz es de gran importancia para el equipo, y por ello ha programado esta mañana un entrenamiento muy largo y duro.

A pesar que su plantel plantó cara en las dos últimas jornadas a dos grandes equipos (Cartagena y Murcia), finalmente se perdieron cuatro de los seis puntos en juego y ahora, que visitan la cancha de uno de los recién ascendidos, la plantilla azulina se ha fijado el objetivo único de volver a Melilla con los tres puntos en la saca.

La tarea no va a ser sencilla ante un plantel recién ascendido como el Badajoz, un equipo que mantiene gran parte del bloque que ascendió (se conocen bastante bien) y que ha incorporado a futbolistas muy importantes de la categoría, como al ex azulino Alí Diakité. Su bagaje hasta la fecha: tres empates y una derrota, así que tratarán –por todos los medios- de estrenarse en casa ante su afición.

Para llegar en un estado óptimo de forma y tensión a tan difícil compromiso, el entrenador unionista ha diseñado un entrenamiento muy exigente y prolongado, con mucho énfasis en el trabajo de la fuerza y con espacio para realizar una serie de partidillos a un alto nivel de intensidad. Los jugadores, expectantes por que llegue el fin de semana, han respondido sobre el verde a pesar de las altas temperaturas que se registraban a la hora del entreno en el campo de La Espiguera.

Mañana (a las 10:30 horas) está programada la vuelta de los azulinos al Álvarez Claro, donde continuarán con su trabajo de cara a esta quinta cita liguera del año. Justo antes, el mediocentro Nando de la Rosa habrá pasado por rueda de prensa para explicar sus sensaciones de cara al encuentro de este domingo.

Jafar no pasa las pruebas

En otro orden de cosas, el delantero ghanés Jafar Yeboah no será finalmente parte de la disciplina del club. A pesar de su calidad como futbolista, su actual estado de forma (después de haber estado cierto tiempo parado por lesión) no es el óptimo para incorporarse de inmediato a la rutina de trabajo del equipo. La UD Melilla agradece su interés y profesionalidad y le desea suerte en futuras experiencias.