Los tres puntos ante el Murcia, el broche de oro a la Feria

UDM 09-09-2017 - UD Melilla

  • La UD Melilla intentará conseguir su segunda victoria consecutiva en casa ante uno de los ‘gallitos’ del grupo (12:00 horas)

  • Los de Manolo Sanlúcar llegan a Melilla en una dinámica muy positiva, pero con una defensa algo mermada

Después de casi diez días de fiesta en la ciudad autónoma, la Feria 2017 llega a su fin con el mejor cierre posible: un espectacular partido en el Álvarez Claro. Este genial fin de cartel supondrá un duelo de poder a poder entre dos de las escuadras llamadas a pelear por el ascenso a Segunda en este Grupo IV, la UD Melilla y el Real Murcia. Son dos escuadras fuertes pero bien distintas, construidas con filosofía y medios bien dispares, pero con la misma ambición.

El Real Murcia aterriza en la ciudad autónoma después de una semana muy movida y exigente, pero satisfactoria para sus intereses -clasificación copera incluida-. Los pimentoneros, eso sí, podían acusar el esfuerzo de estos últimos 15 días, en los que el conjunto grana ha llegado a disputar hasta cuatro encuentros (dos de liga y dos de Copa).

A pesar de ello, su técnico Manolo Sanlúcar no quiere oir palabra alguna por parte de sus futbolistas acerca de este hándicap, pues conoce bien la importancia de este partido y las ganas que tendrán los azulinos de resarcirse en casa tras dos tropiezos consecutivos:

“Los que jueguen en Melilla no tienen excusas de cansancio de ningún tipo. No va a jugar nadie que esté limitado físicamente, ya que tras el tropiezo de la primera semana necesitamos sumar de tres en tres”, avisó ayer en la rueda de prensa previa al encuentro.

El de Bornos (Cádiz) hacía referencia al primer partido del año, disputado en la Nueva Condomina ante el Écija, en el que los pimentoneros se vieron sorprendidos por la efectividad de un equipo recién ascendido. Desde aquel percance, el juego del Murcia se ha vuelto mucho más directo y efectivo.

Después de empatar a uno en el Nuevo Colombino, los de Sanlúcar han sido capaces de anotar hasta once goles en sus tres últimos enfrentamientos, solventados con contundencia ante el Cacereño (Copa), El Ejido (liga) y Racing de Ferrol (Copa). La dupla de ataque conformada por Pedro Martín y Víctor Curto atemoriza a cualquier defensa, especialmente en una buena dinámica como la actual.

Aunque la clasificación del plantel murciano para la tercera ronda de Copa del Rey supondrá un impulso anímico para los pimentoneros, el míster grana tendrá que afrontar un fastidioso peaje, el de la lesión de su lateral titular Fede Vega. La baja de este último, con una serie de problemas en sus isquiotibiales, se unirá a la del central madrileño David Mateos dejando una defensa algo mermada. El que si estará será el ex azulino David Sánchez, que vuelve a Melilla como jugador importante en los esquemas de Manolo Sanlúcar.

A desquitarse en casa

La UD Melilla, por su parte, no contará con más dudas que la del mediocentro ghanés Richard Boateng, que evoluciona favorablemente de su lesión. Será Manolo Herrero quien decida finalmente si entra o no en la lista definitiva, que será anunciada a los futbolistas en las horas previas al duelo.

Los azulinos intentarán, por todos los medios, arrebatar la pelota al Real Murcia y crearle las ocasiones de juego necesarias como para poder dejar los tres puntos en casa. Después de dos dolorosas derrotas en las que fallos puntuales han condenado al equipo, los melillenses buscarán redimirse ante uno de los gallitos en un estadio donde jamás ha ganado el Murcia. El encuentro será dirigido por Manuel Jesús Orellana Cid, colegiado perteneciente al Comité Territorial Andaluz que debuta este año en la Segunda ‘B’.

Los tres puntos ante el Murcia, el broche de oro a la Feria

  • La UD Melilla intentará conseguir su segunda victoria consecutiva en casa ante uno de los ‘gallitos’ del grupo (12:00 horas)

  • Los de Manolo Sanlúcar llegan a Melilla en una dinámica muy positiva, pero con una defensa algo mermada

Después de casi diez días de fiesta en la ciudad autónoma, la Feria 2017 llega a su fin con el mejor cierre posible: un espectacular partido en el Álvarez Claro. Este genial fin de cartel supondrá un duelo de poder a poder entre dos de las escuadras llamadas a pelear por el ascenso a Segunda en este Grupo IV, la UD Melilla y el Real Murcia. Son dos escuadras fuertes pero bien distintas, construidas con filosofía y medios bien dispares, pero con la misma ambición.

El Real Murcia aterriza en la ciudad autónoma después de una semana muy movida y exigente, pero satisfactoria para sus intereses -clasificación copera incluida-. Los pimentoneros, eso sí, podían acusar el esfuerzo de estos últimos 15 días, en los que el conjunto grana ha llegado a disputar hasta cuatro encuentros (dos de liga y dos de Copa).

A pesar de ello, su técnico Manolo Sanlúcar no quiere oir palabra alguna por parte de sus futbolistas acerca de este hándicap, pues conoce bien la importancia de este partido y las ganas que tendrán los azulinos de resarcirse en casa tras dos tropiezos consecutivos:

“Los que jueguen en Melilla no tienen excusas de cansancio de ningún tipo. No va a jugar nadie que esté limitado físicamente, ya que tras el tropiezo de la primera semana necesitamos sumar de tres en tres”, avisó ayer en la rueda de prensa previa al encuentro.

El de Bornos (Cádiz) hacía referencia al primer partido del año, disputado en la Nueva Condomina ante el Écija, en el que los pimentoneros se vieron sorprendidos por la efectividad de un equipo recién ascendido. Desde aquel percance, el juego del Murcia se ha vuelto mucho más directo y efectivo.

Después de empatar a uno en el Nuevo Colombino, los de Sanlúcar han sido capaces de anotar hasta once goles en sus tres últimos enfrentamientos, solventados con contundencia ante el Cacereño (Copa), El Ejido (liga) y Racing de Ferrol (Copa). La dupla de ataque conformada por Pedro Martín y Víctor Curto atemoriza a cualquier defensa, especialmente en una buena dinámica como la actual.

Aunque la clasificación del plantel murciano para la tercera ronda de Copa del Rey supondrá un impulso anímico para los pimentoneros, el míster grana tendrá que afrontar un fastidioso peaje, el de la lesión de su lateral titular Fede Vega. La baja de este último, con una serie de problemas en sus isquiotibiales, se unirá a la del central madrileño David Mateos dejando una defensa algo mermada. El que si estará será el ex azulino David Sánchez, que vuelve a Melilla como jugador importante en los esquemas de Manolo Sanlúcar.

A desquitarse en casa

La UD Melilla, por su parte, no contará con más dudas que la del mediocentro ghanés Richard Boateng, que evoluciona favorablemente de su lesión. Será Manolo Herrero quien decida finalmente si entra o no en la lista definitiva, que será anunciada a los futbolistas en las horas previas al duelo.

Los azulinos intentarán, por todos los medios, arrebatar la pelota al Real Murcia y crearle las ocasiones de juego necesarias como para poder dejar los tres puntos en casa. Después de dos dolorosas derrotas en las que fallos puntuales han condenado al equipo, los melillenses buscarán redimirse ante uno de los gallitos en un estadio donde jamás ha ganado el Murcia. El encuentro será dirigido por Manuel Jesús Orellana Cid, colegiado perteneciente al Comité Territorial Andaluz que debuta este año en la Segunda ‘B’.