Cara y cruz para las selecciones de fútbol playa en las finales del Campeonato de España

RFMF 16-07-2017 - Fútbol

  • Los juveniles se proclamaron campeones ante Cataluña y los seniors perdieron en la tanda de penaltis contra Andalucía

El Campeonato de España de Selecciones Autonómicas de Fútbol Playa juvenil y absoluto, que se ha estado celebrando en la localidad murciana de San Pedro del Pinatar, ha finalizado hoy con la disputa de las finales, donde Melilla ha estado presente en ambas, aunque la moneda salió cara para los juveniles y cruz para los seniors.

El combinado juvenil se imponía a Cataluña por el resultado de 3-6 en un encuentro donde los melillenses han llevado el control en todo momento. Pronto se puso por delante el cuadro de la ciudad autónoma con los goles de Francisco Javier e Ismael (0-2).

En el segundo tiempo, los catalanes mostraron una mejor cara y aprovecharon unas manos del portero melillense fuera del área para recortar distancias (1-2), pero Mizzian volvió a poner la renta de dos goles (1-3). En la recta final, dos goles de nuestro rival iban a colocar las tablas (3-3).

Los seleccionados por Jorge González salieron como motos en el último período y gracias al doblete de Francisco Javier y al tanto de Carlos el título viaja para la ciudad autónoma.

Acto seguido entraban en liza los seniors en un duelo con mucho respeto entre melillenses y andaluces, que se decidió en la tanda de penaltis a favor de Andalucía, donde solo se materializó uno de los seis lanzamientos.

El choque iba a acabar con empate a un tanto, adelantándose los melillenses con el tanto de Javi Rosa (0-1), pero poco después, Cristian Torres iba a empatar desde el punto de penalti (1-1).

Los minutos fueron pasando y el marcador no se movía, finalizando el tiempo reglamentario con empate 1-1, por lo que se llegó al tiempo extra de tres minutos, donde tampoco hubo goles, así que, el campeón se iba a decidir en los penaltis sonriendo la suerte a los andaluces.

Al término de las dos finales se procedió a la entrega de trofeos, donde Melilla recogió el de campeón juvenil, subcampeón absoluto y los reconocimientos individuales de máximo goleador y mejor jugador, consiguieron Mizzian y Antonio ambos, respectivamente.

Cara y cruz para las selecciones de fútbol playa en las finales del Campeonato de España

  • Los juveniles se proclamaron campeones ante Cataluña y los seniors perdieron en la tanda de penaltis contra Andalucía

El Campeonato de España de Selecciones Autonómicas de Fútbol Playa juvenil y absoluto, que se ha estado celebrando en la localidad murciana de San Pedro del Pinatar, ha finalizado hoy con la disputa de las finales, donde Melilla ha estado presente en ambas, aunque la moneda salió cara para los juveniles y cruz para los seniors.

El combinado juvenil se imponía a Cataluña por el resultado de 3-6 en un encuentro donde los melillenses han llevado el control en todo momento. Pronto se puso por delante el cuadro de la ciudad autónoma con los goles de Francisco Javier e Ismael (0-2).

En el segundo tiempo, los catalanes mostraron una mejor cara y aprovecharon unas manos del portero melillense fuera del área para recortar distancias (1-2), pero Mizzian volvió a poner la renta de dos goles (1-3). En la recta final, dos goles de nuestro rival iban a colocar las tablas (3-3).

Los seleccionados por Jorge González salieron como motos en el último período y gracias al doblete de Francisco Javier y al tanto de Carlos el título viaja para la ciudad autónoma.

Acto seguido entraban en liza los seniors en un duelo con mucho respeto entre melillenses y andaluces, que se decidió en la tanda de penaltis a favor de Andalucía, donde solo se materializó uno de los seis lanzamientos.

El choque iba a acabar con empate a un tanto, adelantándose los melillenses con el tanto de Javi Rosa (0-1), pero poco después, Cristian Torres iba a empatar desde el punto de penalti (1-1).

Los minutos fueron pasando y el marcador no se movía, finalizando el tiempo reglamentario con empate 1-1, por lo que se llegó al tiempo extra de tres minutos, donde tampoco hubo goles, así que, el campeón se iba a decidir en los penaltis sonriendo la suerte a los andaluces.

Al término de las dos finales se procedió a la entrega de trofeos, donde Melilla recogió el de campeón juvenil, subcampeón absoluto y los reconocimientos individuales de máximo goleador y mejor jugador, consiguieron Mizzian y Antonio ambos, respectivamente.