Segundo día de trabajo unionista en el Álvarez Claro

UDM 11-07-2017 - UD Melilla

  • Los jugadores azulinos han llevado a cabo esta mañana su segundo entrenamiento a las órdenes de Manolo Herrero

  • Esta misma tarde comenzarán los chequeos médicos de los futbolistas en la Clínica Rusadir

La Unión Deportiva Melilla continúa adelante con la preparación y ejecución de su pretemporada. En la Explanada de Camellos el trabajo no va a cesar ya ni un instante hasta el inicio de la campaña, ni en las oficinas ni en el vestuario, pues son bastantes los detalles a pulir de aquí al inicio de curso, como en todos los equipos.

Ya esta misma mañana los futbolistas azulinos han llevado a cabo su segundo entrenamiento a las órdenes del nuevo míster, Manolo Herrero, en una sesión marcada una vez más por las altas temperaturas. Para mañana está previsto que los unionistas vuelvan a entrenar en el estadio melillense a las 9:00 horas.

La sesión de hoy ha estado algo más centrada en la preparación física de los futbolistas, algo muy necesario a estas alturas del año. Tanto Herrero como su preparador físico, Carlos Gómez, consideran esencial dosificar la carga de trabajo en esta primera semana, haciéndola crecer progresivamente para evitar posibles lesiones.

Los jugadores han comenzado su sesión matinal con una serie de trabajos realizados en el gimnasio, siempre bajo la atenta mirada del flamante preparador azulino, para después saltar al campo, realizar algunos minutos de carrera continua y finalizar el trabajo con un partidillo en espacio reducido.

Comienzan las revisiones médicas

Desde primera hora de la tarde, y hasta el final de la misma, los integrantes de la primera plantilla pasarán por la Clínica Rusadir para realizar las habituales revisiones médicas de cada inicio de temporada.

Se llevarán a cabo los habituales chequeos de capacidad pulmonar, audiometrías, espirometrías, exámenes de control ocular, electrocardiogramas, etc. Estas pruebas son indispensables en cada comienzo de temporada, ya que determinan con gran precisión el estado real de los futbolistas de cara a las citas competitivas.

Segundo día de trabajo unionista en el Álvarez Claro

  • Los jugadores azulinos han llevado a cabo esta mañana su segundo entrenamiento a las órdenes de Manolo Herrero

  • Esta misma tarde comenzarán los chequeos médicos de los futbolistas en la Clínica Rusadir

La Unión Deportiva Melilla continúa adelante con la preparación y ejecución de su pretemporada. En la Explanada de Camellos el trabajo no va a cesar ya ni un instante hasta el inicio de la campaña, ni en las oficinas ni en el vestuario, pues son bastantes los detalles a pulir de aquí al inicio de curso, como en todos los equipos.

Ya esta misma mañana los futbolistas azulinos han llevado a cabo su segundo entrenamiento a las órdenes del nuevo míster, Manolo Herrero, en una sesión marcada una vez más por las altas temperaturas. Para mañana está previsto que los unionistas vuelvan a entrenar en el estadio melillense a las 9:00 horas.

La sesión de hoy ha estado algo más centrada en la preparación física de los futbolistas, algo muy necesario a estas alturas del año. Tanto Herrero como su preparador físico, Carlos Gómez, consideran esencial dosificar la carga de trabajo en esta primera semana, haciéndola crecer progresivamente para evitar posibles lesiones.

Los jugadores han comenzado su sesión matinal con una serie de trabajos realizados en el gimnasio, siempre bajo la atenta mirada del flamante preparador azulino, para después saltar al campo, realizar algunos minutos de carrera continua y finalizar el trabajo con un partidillo en espacio reducido.

Comienzan las revisiones médicas

Desde primera hora de la tarde, y hasta el final de la misma, los integrantes de la primera plantilla pasarán por la Clínica Rusadir para realizar las habituales revisiones médicas de cada inicio de temporada.

Se llevarán a cabo los habituales chequeos de capacidad pulmonar, audiometrías, espirometrías, exámenes de control ocular, electrocardiogramas, etc. Estas pruebas son indispensables en cada comienzo de temporada, ya que determinan con gran precisión el estado real de los futbolistas de cara a las citas competitivas.