El combinado júnior masculino, cuarto clasificado en la Fase Oro malagueña

FMB 16-05-2017 - Baloncesto

  • El equipo melillense cerraba el pasado mes de abril su partipación en la competición, tras enfrentarse a sus dos últimos rivales: Gamara y Cártama

  • El cuerpo técnico, integrado por Pablo Ruiz e Ignacio Suárez, se encuentra muy satisfecho con el trabajo desarrollado por los jugadores, quienes han tratado de superarse semana a semana

Tras varios meses de intensos entrenamientos y viajes, la selección júnior masculina cerraba el pasado mes de abril su participación en la Fase Oro de la Liga Júnior de Málaga, tras enfrentarse a los equipos Gamarra y Cártama.

Esta temporada el combinado melillense concluye su paso por esta fase de la competición malagueña en un meritorio cuarto puesto, por lo que el cuerpo técnico, integrado por Pablo Ruiz e Ignacio Suárez, se encuentra muy satisfecho con el trabajo desarrollado por del equipo: “Hemos sido regulares, con los altibajos propios de un equipo con muchos jugadores de categoría cadete, para los que competir los fines de semana fuera de su ciudad era algo nuevo, pero siempre hemos tratado de superarnos semana a semana”, señala Pablo Ruiz.

Del mismo modo, el seleccionador reconoce que a lo largo de la competición han cometido “muchos errores”, que les han servido para mejorar y para darse cuenta de que podían competir contra cualquiera, “lo que nos permitió poder pelear para estar entre los cuatro primeros de la clasificación”.

Desde un principio la selección júnior se planteó como un proyecto a varios años, teniendo siempre presente a las generaciones cadete que en un futuro jugarán en el combinado júnior. Esta temporada el cuerpo técnico ha basado la selección en un núcleo de jugadores pertenecientes a la categoría, a la que se sumaron aquellos jugadores cadetes próximos a dar el salto a júnior o aquellos más jóvenes que pudieran rendir y aportar más, con el objetivo principal de sentar las bases del juego de la selección júnior no solo para esta temporada, sino también para las siguientes.

En esta línea y consciente de que aún queda mucho por trabajar y muchas cosas que mejorar, Ruiz destaca que el próximo año ya no partirán de cero y en consecuencia “deberemos superar la experiencia de esta temporada”.

El combinado júnior masculino, cuarto clasificado en la Fase Oro malagueña

  • El equipo melillense cerraba el pasado mes de abril su partipación en la competición, tras enfrentarse a sus dos últimos rivales: Gamara y Cártama

  • El cuerpo técnico, integrado por Pablo Ruiz e Ignacio Suárez, se encuentra muy satisfecho con el trabajo desarrollado por los jugadores, quienes han tratado de superarse semana a semana

Tras varios meses de intensos entrenamientos y viajes, la selección júnior masculina cerraba el pasado mes de abril su participación en la Fase Oro de la Liga Júnior de Málaga, tras enfrentarse a los equipos Gamarra y Cártama.

Esta temporada el combinado melillense concluye su paso por esta fase de la competición malagueña en un meritorio cuarto puesto, por lo que el cuerpo técnico, integrado por Pablo Ruiz e Ignacio Suárez, se encuentra muy satisfecho con el trabajo desarrollado por del equipo: “Hemos sido regulares, con los altibajos propios de un equipo con muchos jugadores de categoría cadete, para los que competir los fines de semana fuera de su ciudad era algo nuevo, pero siempre hemos tratado de superarnos semana a semana”, señala Pablo Ruiz.

Del mismo modo, el seleccionador reconoce que a lo largo de la competición han cometido “muchos errores”, que les han servido para mejorar y para darse cuenta de que podían competir contra cualquiera, “lo que nos permitió poder pelear para estar entre los cuatro primeros de la clasificación”.

Desde un principio la selección júnior se planteó como un proyecto a varios años, teniendo siempre presente a las generaciones cadete que en un futuro jugarán en el combinado júnior. Esta temporada el cuerpo técnico ha basado la selección en un núcleo de jugadores pertenecientes a la categoría, a la que se sumaron aquellos jugadores cadetes próximos a dar el salto a júnior o aquellos más jóvenes que pudieran rendir y aportar más, con el objetivo principal de sentar las bases del juego de la selección júnior no solo para esta temporada, sino también para las siguientes.

En esta línea y consciente de que aún queda mucho por trabajar y muchas cosas que mejorar, Ruiz destaca que el próximo año ya no partirán de cero y en consecuencia “deberemos superar la experiencia de esta temporada”.