Ocho razones para creer en la remontada

CMB 10-05-2017 - Melilla Baloncesto

  • El Melilla Baloncesto difunde argumentos para que la afición y el equipo confíen en dar la vuelta a la eliminatoria

Lo que parece una quimera, tras volver de Burgos con un 2-0 en contras, la plantilla azulina la ve con ojos muy distintos. Aún a sabiendas de que la empresa de la remontarle al San Pablo Inmobiliaria sigue siendo muy grande, el Club Melilla Baloncesto afronta el choque convencido de que pueden hacerlo por ganas, trabajo, baloncesto e ilusión. Aquí van 8 motivos para creer en la remontada.

1. Cerca de la victoria en El Plantío. A pesar del 2-0 a favor de los burgaleses que campea en la eliminatoria, no hubiese sido de extrañar al menos un 1-1. El Decano ha demostrado que puede competir sin problemas de tu a tu con San Pablo Inmobiliaria, como queda demostrado, especialmente en el primer partido, donde los melillenses dominaron durante todo el encuentro y tuvo incluso la posesión para llevarse el partido.

2. Héctor Manzano, el de toda la vida. La progresión de la temporada del jugador motrileño durante la temporada ha sido ascendente y ha llegado a estos Playoffs siendo uno de los jugadores más destacados del plantel azulino. Ese jugador polivalente, capaz de amenazar desde el exterior o generar juego para sus compañeros, es el que se ha podido ver en estos dos primeros partidos disputados en El Plantío.

3. La puntería de Ott. El escolta estadounidense ha llegado con el punto de mira totalmente calibrado. Está lanzando dos triples más por partidos que en la fase regular, pero es que además ha duplicado por dos su efectividad, que en estos Playoffs está siendo de casi el 67% de acierto.

4. Vuelve Suka. No ha sido ni mucho menos una temporada fácil para el madrileño, al que unos problemas de espalda a principio de temporada han condicionado buena parte su juego. Pero los playoffs son diferentes y Suka se ha puesto en “modo on” para convertirse en el líder del equipo y está anotando, reboteando, asistiendo y valorando más en la fase regular para liderar al equipo en estos apartados del juego.

5. El fortín del Javier Imbroda. El equipo entrenador por Alejandro alcoba ha mostrado su mejor baloncesto esta curso en su feudo, donde solo han cedido tres partidos a lo largo de la liga. Gran parte de las opciones de remontada pasan por recuperar la versión como local.

6. San Pablo Inmobiliaria nunca ha ganado en Melilla. Son sólo dos años de existencia del conjunto burgalés, pero todavía no sabe lo que es ganar en la Ciudad Autónoma. El pasado año cayó en el último segundo con un triple sobre la bocina de Marcos Suka y este mismo año también vencían por 77-66, en un gran partido defensivo de los pupilos de Alejandro Alcoba.

7. Ya se ha remontado un 2-0 en la LEB Oro. Es complicado, pero no imposible, ya que hasta en dos ocasiones se ha remontado un 2-0 en contra en una eliminatoria a cinco partidos en esta competición. El primero en hacer fue el CB Los Barrios en la temporada 1998/99 y el último Baloncesto León en la 2001/2002.

8. Una caldera azul. La plantilla sabe que la afición melillense responde en la grandes. Ya lo ha hecho en otras temporadas y tienen claro que no fallarán. Convertir el Javier Imbroda en una caldera es una de las claves para intentar dar la vuelta a la eliminatoria.

Ocho razones para creer en la remontada

  • El Melilla Baloncesto difunde argumentos para que la afición y el equipo confíen en dar la vuelta a la eliminatoria

Lo que parece una quimera, tras volver de Burgos con un 2-0 en contras, la plantilla azulina la ve con ojos muy distintos. Aún a sabiendas de que la empresa de la remontarle al San Pablo Inmobiliaria sigue siendo muy grande, el Club Melilla Baloncesto afronta el choque convencido de que pueden hacerlo por ganas, trabajo, baloncesto e ilusión. Aquí van 8 motivos para creer en la remontada.

1. Cerca de la victoria en El Plantío. A pesar del 2-0 a favor de los burgaleses que campea en la eliminatoria, no hubiese sido de extrañar al menos un 1-1. El Decano ha demostrado que puede competir sin problemas de tu a tu con San Pablo Inmobiliaria, como queda demostrado, especialmente en el primer partido, donde los melillenses dominaron durante todo el encuentro y tuvo incluso la posesión para llevarse el partido.

2. Héctor Manzano, el de toda la vida. La progresión de la temporada del jugador motrileño durante la temporada ha sido ascendente y ha llegado a estos Playoffs siendo uno de los jugadores más destacados del plantel azulino. Ese jugador polivalente, capaz de amenazar desde el exterior o generar juego para sus compañeros, es el que se ha podido ver en estos dos primeros partidos disputados en El Plantío.

3. La puntería de Ott. El escolta estadounidense ha llegado con el punto de mira totalmente calibrado. Está lanzando dos triples más por partidos que en la fase regular, pero es que además ha duplicado por dos su efectividad, que en estos Playoffs está siendo de casi el 67% de acierto.

4. Vuelve Suka. No ha sido ni mucho menos una temporada fácil para el madrileño, al que unos problemas de espalda a principio de temporada han condicionado buena parte su juego. Pero los playoffs son diferentes y Suka se ha puesto en “modo on” para convertirse en el líder del equipo y está anotando, reboteando, asistiendo y valorando más en la fase regular para liderar al equipo en estos apartados del juego.

5. El fortín del Javier Imbroda. El equipo entrenador por Alejandro alcoba ha mostrado su mejor baloncesto esta curso en su feudo, donde solo han cedido tres partidos a lo largo de la liga. Gran parte de las opciones de remontada pasan por recuperar la versión como local.

6. San Pablo Inmobiliaria nunca ha ganado en Melilla. Son sólo dos años de existencia del conjunto burgalés, pero todavía no sabe lo que es ganar en la Ciudad Autónoma. El pasado año cayó en el último segundo con un triple sobre la bocina de Marcos Suka y este mismo año también vencían por 77-66, en un gran partido defensivo de los pupilos de Alejandro Alcoba.

7. Ya se ha remontado un 2-0 en la LEB Oro. Es complicado, pero no imposible, ya que hasta en dos ocasiones se ha remontado un 2-0 en contra en una eliminatoria a cinco partidos en esta competición. El primero en hacer fue el CB Los Barrios en la temporada 1998/99 y el último Baloncesto León en la 2001/2002.

8. Una caldera azul. La plantilla sabe que la afición melillense responde en la grandes. Ya lo ha hecho en otras temporadas y tienen claro que no fallarán. Convertir el Javier Imbroda en una caldera es una de las claves para intentar dar la vuelta a la eliminatoria.